Andrés Llinás, Álvaro Montero y Larry Vásquez. Ellos fueron los jugadores de Millonarios FC que brillaron con luz propia en la final del club ‘embajador’ ante Atlético Nacional. Llinás empató el compromiso en El Campín cuando todo estaba cuesta arriba, Montero detuvo dos penales en la tanda definitiva que se dio en el estadio, mientras que Larry Vásquez ejecutó el cobro final para desatar la locura en los hinchas del club que hoy dirige el samario Alberto Gamero.

Millonarios logró el título del fútbol colombiano este sábado al vencer en una emocionante tanda de penales (3-2) a Atlético Nacional en el estadio El Campín de Bogotá. Con esta victoria, el equipo capitalino suma su decimosexta estrella en la historia del fútbol nacional, lo que ha desatado una celebración en toda la ciudad.

El partido estuvo marcado por la intensidad y la búsqueda constante de ambos equipos por imponer su juego, aunque no lograron generar muchas oportunidades claras de gol en los primeros minutos.

Andrés Llinás, Álvaro Montero y Larry Vásquez. Ellos fueron los jugadores de Millonarios FC que brillaron con luz propia en la final del club ‘embajador’ ante Atlético Nacional. Llinás empató el compromiso en El Campín cuando todo estaba cuesta arriba, Montero detuvo dos penales en la tanda definitiva que se dio en el estadio, mientras que Larry Vásquez ejecutó el cobro final para desatar la locura en los hinchas del club que hoy dirige el samario Alberto Gamero.

Millonarios logró el título del fútbol colombiano este sábado al vencer en una emocionante tanda de penales (3-2) a Atlético Nacional en el estadio El Campín de Bogotá. Con esta victoria, el equipo capitalino suma su decimosexta estrella en la historia del fútbol nacional, lo que ha desatado una celebración en toda la ciudad.

El partido estuvo marcado por la intensidad y la búsqueda constante de ambos equipos por imponer su juego, aunque no lograron generar muchas oportunidades claras de gol en los primeros minutos.

En el segundo tiempo, el técnico Alberto Gamero realizó cambios en el equipo, enviando a Jader Valencia al campo en lugar de Óscar Cortés. Los capitalinos se volcaron al ataque en busca del empate, pero seguían sin encontrar la forma de vulnerar la defensa rival.

A partir del minuto 55, Millonarios tuvo varias aproximaciones con sus hombres de ataque, pero el arquero Kevin Mier se lució con importantes intervenciones para mantener su arco en cero. Por su parte, el técnico Paulo Autuori realizó su primera modificación, sustituyendo a Tomás Ángel por Cristian Devenish.

En el minuto 67, el equipo local volvió a generar peligro con un centro desde el costado izquierdo que Andrés Llinás cabeceó, obligando a Mier a estirarse para evitar el gol. Sin embargo, el rebote quedó nuevamente en poder de Millonarios y el arquero volvió a responder de manera destacada.

Fue en el minuto 70, desde un tiro de esquina, cuando los albiazules encontraron el anhelado gol del empate. Tras un primer intento frustrado en el juego aéreo, la pelota le quedó a Andrés Llinás, quien remató con precisión y estableció el 1-1 en la gran final de la Liga.

Tras el empate, los bogotanos siguieron presionando en busca de la victoria, mientras que los antioqueños se resguardaron en su propio campo. La opción más clara estuvo en los pies de Jorge Arias, quien dentro del área remató por encima del travesaño. Con este resultado, el partido llegó a su fin tras los 90 minutos reglamentarios, y ambos equipos se enfrentaron en una definición por penales.

En los penales, Millonarios se impuso con un marcador de 3-2, destacando la gran actuación de sus cobradores y su arquero Álvaro Montero, quien tuvo intervenciones clave para llevar a su equipo a la victoria y asegurar el título de campeón de la Liga colombiana.

 

Redacción
Redacción