La época del hombre

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 28/04/2018 - 8:26am
Edicion
366

Ing. Nicolás Ramos G

Hoy vivimos el final de la era geológica conocida como el Holoceno (todo reciente), pero ante los cambios que el hombre ha producido y produce en el Planeta Tierra, grupos de científicos consideran que hemos entrado en un nuevo periodo geológico: el Antropoceno (época del hombre). La razón es que en el último siglo los cambios han sido mayores que en los 250.000 años de la historia humana.

rdgwrthna
habrá escasez de agua dulce y cada día más escasos los vitales bosques y la indispensable tierra agrícola

El desbordado crecimiento humano rondará en el próximo siglo entre los 10.000 y 12.000 millones de habitantes

El desbordado crecimiento humano rondará en el próximo siglo entre los 10.000 y 12.000 millones de habitantes y para esa época se estima que los recursos estarán prácticamente agotados y extinguidos las plantas y animales que no son útiles para el hombre e igual habrá escasez de agua dulce y cada día más escasos los vitales bosques y la indispensable tierra agrícola. Igual se estima que para el año 2.030 el 60% de la población mundial vivirá en las ciudades. A todo lo anterior se suma la invasión de mares y ríos por millones de toneladas de basura, principalmente de plásticos, que tardan miles de años en descomponerse y afectan gravemente la pesca por su creciente contaminación.   

Así aparece la gran dicotomía entre el concepto económico del crecimiento basado en el consumo y la mayor evidencia de que cada día y ante la creciente escasez de recursos, renovables o no renovables, las cosas deben durar más y no desechar nada. Todo lo superfluo o no indispensable se debe minimizar o no usar. Hay muchos ejemplos: envases o envolturas, que en muchos casos valen más que el producto en sí y van a la contaminante basura. Casi podríamos decir que el Antropoceno será la era geológica de la súper tacañería: donde nada se bota, todo se usa al máximo y todo se repara, es decir, la humanidad no tendrá otra opción ante la creciente escasez de lo que hoy se desperdicia.

EGADG
la gran mentira del crecimiento económico de nuestro país

exportamos recursos minerales no renovables

Aquí vale la pena traer a colación la gran mentira del crecimiento económico de nuestro país: exportamos recursos minerales no renovables y en proceso de agotamiento: petróleo, gas, carbón, madera. No los descontamos de los activos ambientales y nuestros flamantes ministros de hacienda nos hacer creer que son utilidad. Es decir, vendemos puertas y ventanas de la casa o hasta el techo y un día descubriremos que estamos al ventestate como decían los abuelos.      

Búsqueda personalizada

aerdhbadf