La urgencia de la conversión

Por Héctor de los Ríos el Sáb, 20/01/2018 - 3:03pm
Edicion
352

P. Héctor De los Ríos L.

Vida nueva

III Tercer domingo del tiempo ordinario - B

Lecturas:

Jonas 3, 1-5.10: «Los ninivitas se convirtieron de su mala vida»

Salmo. 25(24): «Señor, instrúyeme en tus sendas»

1Corintios 7,29-31: «La apariencia de este mundo se termina»

San Marcos 1, 14-20: «Conviértanse y crean la Buenas Noticia»

Reflexión:

El profeta Jonás es enviado a predicar la conversión a la gente depravada de Nínive. Para el, esto era un encargo sin esperanza. Pero el va a cumplir su deber. Y la gente de Nínive reforma sus vidas. Así es el poder de la Palabra de Dios, cuando es predicada por un profeta obediente.

El mensaje de la Carta a los Corintios es sobre la urgencia de la conversión cristiana. Para enfatizar esta urgencia San Pablo destaca lo absoluto del Reino y lo relativo de la condición humana. De ahí sus radicales frases: «El tiempo es corto...

Aquéllos con esposas deben vivir como si no las tuvieran...» y así en adelante. El tema de la urgencia del anuncio del Evangelio de la conversión viene nuevamente en el evangelio de hoy. Junto con el tema del Reino de Dios, la conversión a sus valores es el principal contenido de la primera predica del Señor.

Hay una urgencia en las palabras de Jesús como aparecen en este texto. También hay una urgencia en su deseo de llamar apóstoles y discípulos para que vayan con El a anunciar también el Reino de la conversión.

Destaquemos algunas lecciones:

a) Si predicamos la conversión debemos primeramente ser convertidos nosotros mismos. (Los apóstoles dejaron todo y siguieron a Jesús).

b) La conversión es una condición necesaria para participar en el Reino.

c) La conversión también va unida a la fe de Cristo y Su Reino. Porque nadie puede sacrificar ídolos y vicios si no está convencido de los mejores valores del Evangelio, de la relatividad de los bienes mundanos, y de Jesús como el futuro del hombre: «Reformen sus vidas y crean en la Buena Nueva».

Algunas preguntas para pensar durante la semana

1. ¿Me doy cuenta, cada día, de la necesidad de reformar mi vida?

2. ¿Participo yo en la urgencia de Jesús para traer aquí y ahora el Reino?

Búsqueda personalizada