Deportivo Cali venció al Tolima en partido adelantado

Por Redaccion el Vie, 15/02/2019 - 8:22am
Edicion
407

El conjunto azucarero ganó 2-1 con goles de Feiver Mercado y Juan Ignacio Dinneno. Es su segunda victoria en la liga.

Diez segundos apenas dan tiempo para pestañear. Son un suspiro. En un partido de fútbol se dice que los primeros minutos son para estudiar la táctica del rival. Solo en pocas ocasiones un equipo aprovecha para marcar y desatar ese entusiasmo en las graderías que se genera cada vez que el balón sacude la red. Eso sucedió en el estadio Palmaseca. Solo 10 segundos necesitó el Cali para poner a celebrar a su gente, 10 segundos para irse arriba en el marcador y encaminar a su favor un partido adelantado, válido por la fecha 14 de la Liga Águila, esa que se jugará por allá a comienzos de abril, cuando el cuadro azucarero tiene su compromiso de ida contra Guaraní por la Copa Sudamericana.

Ese gol del Cali dejó claro una cosa: el Tolima salió dormido al gramado del estadio de la capital vallecaucana. Una pelota profunda, un pivote, un mal rechazo. Deiber Caicedo ganó la posesión, metió un pase que cayó en los pies de Feiver Mercado, quien remató de primera para abrir el marcador. Gol. El primero del partido. El equipo de Ibagué apenas había tomado un respiro y ya perdía 1-0. Un baldado de agua fría para ver si se despertaba, pero no fue así. Los locales siguieron dominando el encuentro a placer. Generaron llegadas importantes con las que pudieron aumentar el marcador, pero la mala puntería o el hombro del arquero Álvaro Montero evitaron que los vallecaucanos siguieran de largo.

Tolima apenas respondió a los 15 minutos. Fue un pequeño despertar que demostró algunas falencias defensivas en la zaga del Cali. Llegada de Marco Pérez, que salvó Camilo Vargas. Pero solo fue una apertura de ojos, aunque los de Ibagué tuvieron la posesión, no fueron profundos, no crearon opciones. Por su parte, en el contragolpe, el cuadro azucarero complicó a los visitantes. Hasta el minuto 20. Pase profundo, la paró Jhon Édison Mosquera, centro de primera para que apareciera Juan Ignacio Dinenno, quien apareció solo para empujar el balón al fondo de la red. El segundo tanto del compromiso.

Fue el golpe que necesitaba el Tolima para despertar. Se demoró, pero lo hizo y no se demoró en responder. Antes de finalizar el primer tiempo, apareció la figura de Luis González. El venezolano sacó su magia: dos amagues y un remate cruzado, que dejó sin ninguna posibilidad al arquero Vargas. Fue el 2-1. Un premio para los visitantes que, a pesar de un comienzo lento, se mantenía con vida. Sin embargo, comenzando el segundo tiempo el Cali salió con la idea de sellar el marcador. Generaron llegadas importantes, pero Montero apareció para evitar que el resultado se ampliara.

Tras no concretar las oportunidades, el ímpetu de los caleños se fue extinguiendo y los tolimenses intentaron igualar, pero no les alcanzó. Tuvieron la posesión, salieron con Omar Albornoz, Luis González o Daniel Cataño. Al final, los tolimenses no pudieron empatar el compromiso. Pagaron los primeros 25 minutos en los que no se encontraron en el terreno de juego y terminaron con la derrota, la segunda que sufren en la temporada, la segunda con un equipo de la ciudad de Cali.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf