¿Pico & Placa todo el día ?

Por Guillermo E. U… el Sáb, 08/12/2018 - 9:00am
Edicion
398

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.

 


Nuevamente, y como hace carrera finalizando cada año, empiezan los rumores del cambio o incremento en la restricción vehicular. Desde que la medida se implemento, hace veinte años, durante la primera alcaldía de Enrique Peñalosa, tanto la capital como las ciudades que la copiaron, observan poca efectividad en su movilidad.

Desde 1998, la medida, considerada transitoria mientras se adecuaban las ciudades a nuevos sistemas de transporte masivo, esta lejos de mejorar el flujo vehicular que transitan las estrechas de inadecuadas infraestructuras viales.

La ineficiencia de los sistemas de transporte masivo de buses articulados, concebidos equivocadamente sobre suposiciones erradas de demanda inexistente, complementada con la eliminación del anticuado, contaminante y obsoleto transporte convencional, ha generado el incontrolable transporte informal vehicular y de motocicletas, sin ley ni autoridad alguna.

WEGFER
Esta lejos de mejorar el flujo vehicular que transitan las estrechas de inadecuadas infraestructuras viales

En el caso de todas las ciudades, el resultante es un inusitado crecimiento del parque automotor de vehículos particulares. En Cali, y ciudades con climas benévolos, el crecimiento exponencial de motocicletas es abrumador.

La vida útil vehicular se ha extendido. Para muchos propietarios particulares, resulta beneficioso mantener un segundo e inclusive un tercer vehículo, como alternativa para sortear la restricción. Incluso muchos propietarios de vehículos particulares también emplean la motocicleta como medio alternativo antes de usar el sistema de transporte masivo.

La movilidad de ciudad se convirtió en circulo vicioso de restricción, en vez de innovación.

Antes de continuar con medidas restrictivas, nuevamente insisto, como lo he escrito reiteradamente desde esta tribuna, la imperiosa necesidad de implementar sistemas inteligentes de semaforización.

Bogotá implementará, a partir del próximo año, la semaforización inteligente

Este sistema fundamentado en inteligencia artificial, captura la longitud de cola vehicular en cada semáforo, y da prioridad a las intersecciones con mayor afluencia vehicular. Luego selecciona los ciclos óptimos adaptados al tráfico, realizando a partir del proceso algoritmos genéticos, automatizando la movilidad del flujo vehicular incluido el sistema de transporte masivo- Transmilenio.

Las simulaciones del sistema bogotano arrojaron resultados alentadores de disminución de las colas vehiculares en los cruces en un 17%, mejora en la velocidad promedio de desplazamiento de un 38% y velocidad máxima de un 7,8%.

El costo de semaforizar inteligentemente Cali es de aproximadamente US $ 20 millones, equivalente al 5% del costo comparativo de subsidiar la operación del MIO, recursos que afanadamente busca la administración municipal en favor de cuatro concesionarios, en vez del beneficio general de la población que hoy sufre la caótica movilidad.

La Secretaria de Movilidad debe tener visión panorámica y no la micro visión que hasta ahora ha desplegado.

Por eso la pregunta lógica ¿Se justifica Pico & Placa todo el día, cuando existen alternativas?

Búsqueda personalizada

aerdhbadf