POR FAVOR, un agresivo plan de orden publico

Por Redaccion Cali… el Sáb, 14/01/2017 - 4:09pm
Edicion
299

Somos permisivos por omisión frente a los robos de celulares, atracos callejeros, de residencias, hurto de motos y carros

Caliescribe decía hace ocho días en el balance de la inseguridad en Cali, que  era preocupante, pues al cierre de fin de año del 2016  se registraron 1292 muertos en hechos violentos ocurridos en la ciudad y este indicador, permite concluir que tenemos el triple de homicidios que Bogotá, el doble de Barranquilla y  de Medellín. Estas ciudades redujeron drásticamente su violencia y en nuestra ciudad no hemos podido llegar a unos indicadores normales de muertos, es el caso que tenemos 53 homicidios por cada 100.000 habitantes. Vamos a seguir ocupando unos de los deshonrosos lugares de la inseguridad y violencia en el mundo, teniendo en cuenta que el promedio en Colombia fue 24 muertos por cada 100 mil habitantes en  hechos de violencia, en el Valle del Cauca 49 homicidios / 100 mil habitantes, esto pues permite identificar los problemas de mala imagen que va a recibir la ciudad. Y lo más triste es que somos permisivos por omisión frente a los robos de celulares, atracos callejeros, de residencias, hurto de motos y carros, etc.

Por eso nos preguntamos qué porque no se ha hecho un verdadero  plan de acción de orden público contra la violencia, un plan convulsivo y decido contra el delito. La otra pregunta que nos hacíamos, le damos a Cali definitivamente el tratamiento de ser el polvorín social, capital de la pobreza del suroccidente colombiano, capital del narcotráfico y con las más altas tasas de informalidad laboral.

El statu quo no nos permite apoyar a los alcaldes y tomar drásticas decisiones, volvemos  a sugerir la necesidad de  implantar el  desarme en toda  la ciudad para generar una medida de orden público propio de ese volumen de asesinatos que se observa en Cali, el toque de queda para menores, una militarización de la ciudad, que se sienta un verdadero plan de orden público, mayor apoyo a la Policía, previa depuración , mayor numero de cámaras de seguridad, etc.. Es afectar un poco la normalidad ciudadana, superar la crisis de inseguridad y obtener la ansiosa tranquilidad.

Por eso queremos poner nuevamente sobre el tapete, un volumen de medidas de orden público

Sabemos que diferentes alcaldes especialmente Maurice Armitage y Rodrigo Guerrero han hecho la tarea  para derrotar la ola de homicidios y la inseguridad, se convoca a los organismos de seguridad del Estado, al gobierno nacional, se mejora del presupuesto del municipio hacia la Policía, se hace la mejor epidemiologia de la violencia, se intervienen militar y socialmente unas comunas, se les da empleo a unos pandilleros, etc, sin embargo los resultados en Cali no son lo suficientemente buenos, como sí lo son en Colombia y muchas ciudades capitales del país.

Por eso queremos poner nuevamente sobre el tapete, un volumen de medidas de orden público, con un plan de desarme a todos los barrios, comunas, teniendo en cuenta que el  Ministerio de defensa tan solo lo ha permitido en algunas comunas populares y ello realmente no genera el compromiso ciudadano y la medida de orden público que mueva completamente la ciudad.

Es urgente que el Alcalde como jefe constitucional de la Policía en la ciudad, logre  el compromiso de la nación a través del Ministerio de Defensa para tener un plan desarme de los caleños, por supuesto siendo muy compulsivos y obsesivos en la búsqueda de las armas de los delincuentes. No se trata de desarmar los buenos se trata de configurar una medida de impacto político de alto nivel de orden público, de tal manera que en poco tiempo salgamos de ella y proyectemos otra imagen de la ciudad y no aquella que nos presenta  1292 homicidios en el año.

Búsqueda personalizada