Carta abierta ante proyecto de ley del deporte…

Por Ramiro Varela … el Sáb, 08/08/2015 - 10:47am

Por Ramiro Varela M.

Las expectativas entre la dirigencia deportiva no se cumplieron, no se avanzó constitucionalmente en descentralizar y desconcentrar actividades

Coldeportes a través del Ministerio del Interior radicó el proyecto de modificación de la Ley del Deporte, las expectativas entre la dirigencia deportiva no se cumplieron, no se avanzó  constitucionalmente en descentralizar y desconcentrar actividades y no marca una nueva visión al deporte colombiano. Gran responsable de lo que ha pasado somos los dirigentes deportivos, que no hemos asumido como nuestro el proyecto, no nos dejaron ayudar a liderarlo, no se volvió obsesión de politica deportiva, lo dejamos muy a nuestro pesar en manos gubernamentales, la orientación, dirección y gestión. Allí están los resultados para que el proyecto se mejore, muchas veces un buen lobby legislativo hace milagros. Habrá el interes de participar con lidereazgo frente al Congreso de la República? 

El proyecto mantiene el enfoque estatal, dentro de un presupuesto limitado, con gran influencia política y no le da fuerza al Comité Olímpico Colombiano, a las Federaciones deportivas nacionales, Inder y ligas departamentales, para que proyecten un futuro deportivo diferente. De aprobarse ésta iniciativa el deporte seguirá al vaivén del gobierno de turno, ya sea nacional, departamental, municipal y  con un presupuesto limitado.

La iniciativa legislativa tuvo consultas con todo el sector del deporte, participando también  los Ministerios del Trabajo, Salud, Educación, Hacienda y Crédito Público, del Departamento Nacional de Planeación y específicamente todos los voceros del Sistema Nacional del Deporte, en cabeza el COC, las federaciones deportivas nacionales, el Comité Paralímpico Colombiano, universidades, etc. Se escuchó si, pero no se ha tenido una clara proyeccion conceptual y presupuestal para ofrecer un mejor camino al deporte Colombiano.

ANÁLISIS

La propuesta crea una nueva Ley del Deporte que actualiza la legislación, pero que no le da una nueva VISION al deporte colombiano.

La propuesta crea una nueva Ley del Deporte que actualiza la legislaciónen materia de deporte, recreación, actividad física, deporte formativo y deporte social comunitario, en armonía con los lineamientos internacionales, tratando de consolidar el Sistema Nacional del Deporte e integrando las regiones en un solo componente social a través de la práctica y la competición deportiva.

El proyecto profundiza la centralización y el manejo estatal del deporte en Coldeportes y mantiene la dirección, inspección, vigilancia y control. Esta misión del texto, mantiene la división en el deporte, entre aquellos que están cerca a las decisiones de gobierno y aquellos deportes independientes o que reciben poco, cuando LA CARTA OLÍMPICA proyecta una autonomía al deporte.

El proyecto no sale del consenso entre el gobierno y el deporte asociado, sino que preserva el ejecutivo su redacción y texto final. Actualiza la normatividad vigente e incorpora disposiciones que le permitan proyectar un sistema articulado, dependiendo del interés del gobernante de turno. Mantiene la estructura y niveles actuales en sus ámbitos público y privado. Es  decir, más de lo mismo.

La redacción de su texto no toca  los organismos de dirección de Coldeportes, lo cual permitía una mayor integración entre el deporte asociado y el estado, en el Consejo Directivo de Coldeportes.

En materia de financiación del Sistema Nacional del Deporte busca fortalecer el sector del deporte partiendo del carácter constitucional del mismo como gasto público social, pero no queda definido con indicadores como % del PIB y la distribución de recursos. Avanza tímidamente en términos presupuestales y es allí, donde habría que esperar un “incierto “decreto reglamentario, que se demoraría  más de 1 año, después de expedida la ley, por lo que es necesario lograr mediante una ley, una participación directa de los recursos.

El proyecto no visualiza la importancia del Comité Olímpico Colombiano como el instrumentador que transforme  el deporte

El proyecto no visualiza la importancia del Comité Olímpico Colombiano como el instrumentador que transforme  el deporte, que podría ser el modelo de generación de recursos privados, con incentivos tributarios a las empresas que inviertan en el deporte. No se visualiza la búsqueda del marketing deportivo y deja en el aire la búsqueda de un apalancador de iniciativas y eventos deportivos, que debería ser el COC, con las Federaciones Nacionales, ligas, como motores para liderar y ejecutar negocios deportivos, con el apoyo de los recursos del estado (Ejemplo Otra Universidad del deporte en Colombia, parques deportivos industriales y comerciales, etc).

Se incorpora a la ley  el desarrollo de programas de identificación y selección de talentos deportivos, de reserva deportiva, incentivos económicos a los atletas y entrenadores medallistas en ciertos certámenes deportivos, apoyo para los de alto nivel competitivo y con proyección a él, y el  estímulo económico a las Glorias del Deporte, pero no avanza sobre las experiencias del mundo desarrollado a nivel deportivo.

RECOMENDACIONES

El proyecto indudablemente es la oportunidad del deporte Colombiano, pero éste no podrá seguir siendo pasivo frente al trámite de gestación y aprobación

El proyecto indudablemente es la oportunidad del deporte Colombiano, pero éste no podrá seguir siendo pasivo frente al trámite de gestación y aprobación, por lo que se debe constituir una COMISIÓN LEGISLATIVA DEL COC Y LA FEDERACIONES, para que se actúe ante las comisiones y plenarias del Congreso de la República y ayuden a mejorar el texto presentado.

El COC, Federaciones Nacionales y entidades del sistema nacional del deporte deben contratar urgente y prioritariamente, una banca de inversión que proyecte con base en experiencias internacionales, otra visión para el deporte colombiano, para que en un escenario de 20 años, pueda tener vuelo económico propio, como lo tiene la Federación Colombiana de Fútbol.

Que no vuelva a ocurrir lo de los Juegos Olímpicos , especialmente  Londres 2012, que el COC y las Federaciones por un lado y Coldeportes por el otro. Hoy más que nunca, el deporte se debe unir, dándole  participación a todas las tendencias en el que se encuentra dividido y así la aprobación del proyecto, con su verdadera transformación sea una realidad, antes de RIO 2016.

Sí al Presidente Santos y al Director de Coldeportes Andrés Botero se le presenta una propuesta legislativa bien estructurada y consolidada entre los actores del sistema nacional del deporte, estoy convencido  que podría ser estudiada, con mucha opción de convertirse en ley de la República. Pero si cada sector va por lo suyo, será difícil que salga algo bueno para el deporte colombiano.A trabajar.....

*Presidente de la Federación Colombiana de Atletismo

Búsqueda personalizada