Cali, vamos o no vamos?

Por Redaccion Cali… el Sáb, 15/08/2015 - 12:56pm

Editorial

Institucionalmente la ciudad ha estado recibiendo las informaciones técnicas, económicas y sociales del programa Cali cómo vamos, realizado por prestigiosas entidades nacionales y locales, como un aporte a la prospectiva ciudadana. Esta semana se presentó el informe de calidad de vida 2014 para Cali, con un diagnóstico “parcial” en dimensiones del bienestar ciudadano, que distorsional la realidad de hechos urbanos y permiten recomendar la reorientación del programa para el bien del futuro de la municipalidad.

Diagnósticos como el de la infraestructura vial y movilidad están sin mayor profundidad, desconociendo el volumen gigantesco de Megaobras cobradas por valorización y que no ha cumplido el Municipio; así como se olvida de lo más importante que puede existir en el mejoramiento de la malla vial de la ciudad y es un plan de movilidad ofrecido por el señor Alcalde y hasta ahora no se ha cumplido.

La reparación de la malla vial exige un replanteamiento en la calidad de la rehabilitación y no es cierto que la malla vial siga mejorando frente a la realidad de los huecos de la ciudad.

El sistema de transporte masivo es inviable y la reducción del número de buses en el año 2014 generó una mayor informalidad del transporte y una mayor disminución de la calidad de vida de los caleños.

Las finanzas públicas si bien es cierto, hay incremento en ingresos tributarios y en la inversión pública por habitante, el compromiso de hacer las obras pagadas por valorización superior a $1 Billón afecta la viabilidad  de las finanzas públicas y eso no aparece en el estudio de la calidad de vida 2014.

La vivienda es otro de los grandes fracasos de la ciudad, pues está rezagada la construcción de VIS y de VIP, haciendo crecer el déficit cuantitativo en porcentajes que siguen generando la presión sobre los asentamientos informales.

La educación es uno de los puntos más graves de la ciudad, con una calidad preocupante que se observa en los resultados de las pruebas saber.

Cali sigue teniendo las tasas nacionales más amplias de desempleo y subempleo, y para ello se requiere de un tratamiento especial.

Rápidamente observamos que nuestra ciudad avanza en su desarrollo económico y social, pero está muy lejos en tener un Municipio viabilizado desde el punto de vista económico, financiero, social, ambiental, etc. Los indicadores que saca Cali cómo Vamos, aunque son parciales tienen resultados como investigación muy importantes para la reorientación de la vida urbana de Cali, pero deben escrutarse a profundidad y anmpliar su analisis, para no generar la confusión del presente, ampliamente expuesta por ciudadanos y candidatos.

La realidad de los problemas económicos de Cali no se revela en el informe económico de Cali cómo vamos, pues sus indicadores aunque ciertos les falta mayor rigurosidad investigativa, de esta manera tener un diagnóstico más claro que permita presentar adecuadas soluciones al problema de la ciudad.

El informe relata las coberturas de servicios públicos, pero en el 2004 Cali fue una ciudad que tuvo 27 eventos de alta turbiedad y contaminación en el río Cauca, con 3 cortes del servicio de acueducto, lo que no se puede dar en una ciudad el siglo XXI.

Es deplorable el hecho que no presente un diagnóstico real de las Megaobras, pues no se dice nada del avance de la segunda fase de Megaobras, dineros que ya fueron cobrados , pagados y sus deudores embargados.

La situación del Municipio de Cali es muy delicada y un informe de calidad de vida debe reflejar la verdad, por ello será usted amable lector el que diga si Cali, va o no va.

Búsqueda personalizada