¿Cuatro dígitos o una oportunidad?

Por Guillermo E. U… el Sáb, 26/03/2016 - 9:42am

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


    La administración municipal en su preocupación de mejorar la movilidad y apoyar el SITM ha propuesto la posibilidad de incrementar el pico y placa de vehículos particulares ampliando la restricción de circulación a cuatro dígitos por día. Complementa la propuesta la posibilidad del cobro “por descongestión” orientado hacia quienes quieran circular libremente pagando un valor por esa exención. Teóricamente, este nuevo tributo contribuiría a la operación deficitaria a los operadores del MIO.

La administración está en obligación de desligar y separar la problemática individual de los componentes de movilidad proyectando la ciudad hacia un futuro sostenible.

El problema del MIO es estructural. La cobertura de rutas alimentadoras está incompleta. Las troncales en sentido oriente-occidente deben concluirse y permitir la fluidez que hoy ostentan las troncales en sentido sur-norte. Las rutas pretroncales circulando en carriles mixtos recorren a la velocidad que el tráfico permite, con la consecuente demora en sus conexiones e ineficiencia de frecuencias. La insatisfacción del usuario genera búsqueda de otras alternativas de movilidad. Se desarrollan iniciativas de solución individual, especialmente motocicletas, y otras opciones de transporte informal volviendo inalcanzable el punto de equilibrio de la operación. La insatisfacción primará sobre el beneficio común.

Restringir la circulación de automóviles particulares, sin complementar la restricción a las motocicletas generará un mayor volumen de motociclistas. Los conductores de automóviles, no buscaran engrosar la insatisfacción del MIO sino que optaran por otras alternativas. Compraran otro vehículo, o motocicleta, o usaran plataformas de transporte no regulado, entre otros.

El atraso en infraestructura vial y ferroviaria es inocultable e inaplazable. La administración debe recurrir a la creatividad financiera para encontrar herramientas y esquemas que permitan construcción de nuevas alternativas en infraestructura. A meses de concluir el acuerdo de acreedores, el municipio tiene la oportunidad de estructurar sus vigencias futuras desarrollando formulas, plataformas y proyectos financieros, apoyados en un sector financiero y banca de inversión, ávidos de proyectos públicos sólidos, complementados con recursos del orden nacional, que permitan ejecutar las soluciones de movilidad formuladas en el actual POT.

La visión de ciudad cosmopolita, comprometida en perfilarse a varias décadas hacia el futuro, debe primar sobre soluciones cortoplacistas y restrictivas. La competitividad de la ciudad región está estrechamente ligada a su capacidad de responder al reto y desafío emprendedor que ostentó en el pasado. Debe recobrar ese mismo espíritu que le permitió transitar de un cruce de caminos colonial potencializándose como una de las ciudades más prosperas de América Latina.

Es lo mínimo que esperamos de un gobierno elegido por amplia mayoría, acompañado de un Concejo Municipal renovado, una excelente coequipera departamental y equipo de trabajo comprometido, que anhelan dejar huella en su camino.

“No hay mejor mérito que saber aprovechar todas las oportunidades” Píndaro

 

Búsqueda personalizada

aerdhbadf