Resúmen 4 día Beijing 2015

Por Redacción Deportes el Mar, 25/08/2015 - 1:42pm

*Redacción

200 metros masculino: salida en falso de Quiñonez de Ecuador y es descalificado, oro para Jobodwana de Sur África en una llegada reñida con Ogunode 20.22 y 20.25.

*Lanzamiento de disco femenino: Denia Caballero se  lleva el  oro para Cuba premiada por Alberto Juantorena el nuevo Vicepresidente de la IAAF.  La lanzadora de 25  años de edad, se queda con la marca de los 70 metros y es la primera medalla de oro para Cuba en el Campeonato mundial.

*Final 400 mts masculino con obstáculos final:  Nicholas Bett oro para Kenia , Rusia plata y Bahamas bronce. Esta es la primera medalla para Kenia en distancia corta. Bett 47.70 , Kudryavstev de Rusia 48.05,  y un record de Bahamas  para Jeffery Gibson  co 48.17.

*1.500 mts femenino liderado por Dibaba la dueña del record mundial  de Etiopía la ganadora y estrella de esta carrera con 4:08.09, Kipyyegon de segunda de Kenia y Hasaan 4:09:34.

*Final 800 mts masculino: Rusdisha de Kenia el dueño del record mundial nuevamente se lleva el oro para Kenia, Kszczot apretó para sobrepasar a Rudisha pero no pudo y se lleva la plata para Bosnia Herzegovina y bronce para Tuka .

NOTICIAS

MARCA – ESPAÑA

DE CARA A LA FINAL DEL 400 DE ESTE MIÉRCOLES

Makwala desafía a sus rivales a golpe de fondos

Isaac Makwala es el líder del año en los 400 metros (43.72, récord de África) y busca ratificar su condición de favorito en la final de este miércoles. De momento, en semifinales firmó el mejor registro de todos los participantes (44.11)celebrando su victoriaa golpe de flexiones nada más cruzar la meta. "Quiero ganar el oro para toda África, no sólo para Botswana", advierte recordando que el continente africano lleva demasiado tiempo alejado del título mundial en la prueba más agónica del atletismo en pista.

Sus rivales, entre los que destacan el americano Merrit (vigente campeón mundial) y el granadino James (campeón olímpico en Londres), captaron el mensaje de Makwala y apurarán sus opciones de triunfo frente a un atleta que parece tocado por una varita en este 2015. y que promete "diez flexiones más" si consigue vencer este miércoles en Pekín.

MARCA- ESPAÑA

Lo mejor está aún por llegar"

Al Campeón del Mundo de 20 km marcha aún le quedan retos por superar

Próxima estación: Río de Janeiro

Hace un día que ha ganado el oro y Miguel Ángel López no ha parado apenas, salvo para dormir. Pese a la ajetreada jornada, nos recibe con la amabilidad de siempre.

Pregunta. ¿Cómo está resultando el día después de haber conseguido la victoria?

Respuesta. Muy ajetreado con tanta entrevista, actos y fotos, pero lo estoy saboreando y disfrutando. Estoy respondiendo a los mensajes de la gente y he visto la carrera repetida, y ha sido emocionante.

"Ahora ya puedo decir que he sido el mejor porque me lo he ganado"

P. ¿Lo ha asimilado?

R. Mucha gente me dice que estoy muy tranquilo y que parece que no he ganado, pero como todavía no me lo creo, pues no soy capaz de asimilarlo. No soy capaz de mostrar todo porque yo soy más reservado y de disfrutarlo conmigo mismo. Pero supongo que cuando descanse y vea a mi gente me daré cuenta.

P. ¿Y se da cuenta de que es el mejor del mundo?

R. Sabía que estaba entre los mejores, pero ahora ya puedo decir que he sido el mejor porque me lo he ganado ahí y es muy gratificante.

P. ¿Se lo dedica a alguien en especial?

R. Hay mucha gente detrás. Mi familia que siempre está ahí bajo cualquier circunstancia, a mis amigos, a mi entrenador y al equipo que llevo detrás, a los que me siguen, a la gente de mi pueblo y a mis patrocinadores.

P. Hizo marca personal ¿Lo esperaba?

R. Sabía que si las condiciones eran buenas podía salir porque la carrera iba a ser rápida. Mi marca personal anterior y esta creo que no dicen lo que yo valgo, porque creo que valgo un minuto menos que la que he hecho aquí, saliendo en las condiciones perfectas.

"Después de esto ya no me conformo sólo con medalla, quiero ganar en Río"

P. ¿Siguió su ritual previo a las carreras de dejarlo todo para el mismo día?

R. Sí. El tema de la ducha de agua fría o templada y el de preparar las cosas casi en el último momento. Se me hizo tarde, me dieron las seis y veinte y aún no había bajado porque ya me retrasé en el desayuno.

P. Decía su entrenador José Antonio Carrillo que el sueño de ambos es ganar una medalla olímpica.

R. Es el sueño que siempre hemos tenido. En Londres, que eran mis primeros Juegos, me quedé muy cerquita del bronce, pero un quinto puesto me supo casi a medalla. Con este ciclo que estoy teniendo quería medalla en Río pero, después de esto, a lo que voy es a intentar ganar. Ya no me conformo sólo con medalla, quiero ganar.

P. Carrillo y Massana dijeron que su técnica es casi perfecta. ¿Qué le parece?

R. Es curioso porque yo siempre intento hacerlo muy bien y desde joven nunca he tenido muchas dificultades. Pero lo he trabajado, no ha salido de la nada, y también todo es mejorable. Me fijo en otros, gusta tener referencias.

P. ¿En quién?

R. En Jefferson Pérez, el ecuatoriano, dicho por mí y por muchos ha sido el mejor.

P. ¿A qué museo van la camista y la medalla?

R. La camiseta en el armario, que probablemente la tenga que usar el año que viene. La medalla, con las demás en mi habitación.

P. ¿Qué le han dicho en casa?

R. He hablado bastante poco con ellos, pero están muy orgullosos. Mis pades han sufrido conmigo así que se lo merecen tanto como yo.

"Me ha gustado que Gasol, Carolina Marín o Valverde me hayan felicitado"

P. ¿Qué es lo que más le apetece hacer cuando esté por fin en España?

R. Me apetece estar en mi casa sin hacer nada, tirado en el sofá. Tengo ganas de estar con mi gente. Quiero volver a tener la sensación esa de estar en casa porque me fui el 5 de julio. Se echa de menos.

P. Le esperará un homenaje en su pueblo ¿verdad?

R. Sí, desde los Juegos de Londres salgo a uno por año y este hasta dos porque me hicieron uno por la Copa de Europa. Yo encantado de que ellos estén orgullosos. Lo bueno es que cada vez hemos ido a más. Si llego a ganar ya medalla olímpica en Londres, igual no hubiera sido tan bonito como al hacerlo de forma escalonada.

P. ¿Hay alguna felicitación que le haya ilusionado?

R. Me ha gustado que deportistas como Pau Gasol, Carolina Marín o Alejandro Valverde me hayan felicitado.

P. ¿Qué más se lleva de Pekín aparte de la medalla de oro?

R. Te iba a decir que la experiencia, pero ya estuve en 2006. Acudí al Mundial júnior y me fui con muy malas sensaciones porque vine a por medalla. Me marché abatido. Nueve años después, puedo decir que me voy con la satisfacción de haberme superado.

P. El lema de su entrenador es: ‘Lo mejor está aún por llegar’. ¿Lo hace suyo?

R. Sí, totalmente. Y va mucho con nosotros porque hemos asistido a una progresión, ir poco a poco, fase a fase, y aunque he ganado el Campeonato Mundial, aún me quedan cosas, así que pienso que lo mejor está aún por llegar.

La IAAF no quiere deportistas con dorsales rojos

El campeón olímpico Harting propuso la idea para identificar a los condenados por dopaje

El vicepresidente de la IAAF Helmut Digel criticó la idea que propuso el campeón olímpico Robert Harting de que los atletas condenados en el pasado por un caso de doping compitan con dorsales rojos para que sean identificados.

"Ese tipo de propuestas no son muy inteligentes, no se puede discriminar a la gente. Tenemos que pensar que la gente aprende de sus errores", señaló Digel a la agencia dpa durante los Mundiales de atletismo de Pekín.

El alemán Harting, campeón olímpico de disco, se mostró muy crítico con la política antidoping de la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) y aseguró que no iba a ver la final de los 100 metros por la participación de Justin Gatlin, Tyson Gay y Asafa Powell, que cumplieron sanciones en el pasado.

"Los atletas condenados por doping deberían poder identificarse a primera vista, por ejemplo marcándolos con un número de largada en rojo", dijo Harting al dominical "Bild am Sonntag".

"Así un seguidor puede ver directamente desde su casa por televisión si un atleta ya engañó en el pasado".

El Mundo

Una medalla perdida por despiste

En el 10.000, la estadounidense Molly Huddle levantó los brazos antes de tiempo y su compatriota Emily Infeld le arrebató la medalla sobre la línea de meta

No habrá en este Mundial de Pekín una cara de decepción como la que arrastraba este lunes la estadounidense Molly Huddle al acabar la carrera de 10.000 metros. Nadie vio la gloria tan cerca, hasta el punto de empezar a celebrar, para luego perderla repentina. Festejar el bronce conseguido era importante, en efecto, pero antes debía cruzar la meta y se perdió en ese detalle. A apenas unos segundos de cerrar la prueba, la plusmarquista nacional de los 5.000 metros levantó los brazos, aminoró el ritmo y por su izquierda se le colocó su compatriota Emily Infeld sobre la misma línea. Se abrazaron presurosas, pero después dieron lugar a otra imagen terrible.

Las dos esperando los resultados, brazos en jarras, junto a la veterana Shalane Flanagan, con los ojos clavados en el marcador. Desconocían quién se había llevado la medalla y en cuanto apareció el éxito de Infeld y la escasísima distancia entre ambas, nueve centésimas, Huddle se vino abajo. Se 'olvidó' de felicitar a su compañera y aunque quiso dar la enhorabuena a la keniana Vivian Cheruiyot, campeona de nuevo tras haber sido madre por primera vez, y la etíope Gelete Burka, plata pese a llegar como líder mundial del año, sólo pudo correr a resguardarse en los pasillos del Estadio Olímpico. Descubrió una lección que ya nunca olvidará. En la misma carrera, la española Trihas Gebre acabó decimosexta.

Dibaba, reina del Mundial

Plusmarquista mundial de la distancia, vence en el 1.500 y el domingo intentará el doblete en el 5.000

Entre tanto éxito, de las hermanas Dibaba se esperaba un mínimo de frustración y, para eso, se señaló a Genzebe: como todas, cadera alta, patas largas y tobillos potentes, atleta perfecta, se suponía que el peso de su apellido podía con ella. Siguiendo al primo Derartu Tutu, dominador de los 10.000 metros en los años noventa, la mayor,Ejegayehu, abrió el camino con una plata en los Juegos de Atenas 2004, la mediana, Tirunesh, exageró la tradición con tres oros olímpicos y cinco mundiales y la pequeña... La pequeña debía mejorar aún esos resultados, un reto, en principio, imposible. Ganó dos mundiales junior de cross en 2008 y 2009 y uno de 5.000 metros en 2010, pero al convertirse en profesional se estancó.

En los Juegos de Londres se lesionó y las temporadas siguientes, aunque brillaba en la pista cubierta con dos oros mundiales en 2012 y 2014, decepcionaba donde enfocan todas las cámaras, en las competiciones al aire libre. Entonces se fue entrenar con el técnico somalí Jama Aden y cambió sus métodos. Con sesiones muy bestias, muchas de ellas realizadas en Sabadell, y trabajo psicológico, la etíope empezó a batir récords indoor y este verano ha acabado de descubrirse en las pruebas sin techo. Hace un mes, en Mónaco, superó la plusmarca mundial de los 1.500 metros [3:50.07] que poseía desde hace 22 años la dudosa china Yunxia Qu [3:50.46] y en el presente Mundial de Pekín anda dispuesta a coronarse.

Por el momento ya lleva un oro. Precisamente en el 'milqui' este martes logró su primer éxito 'outdoor' con dominio absoluto. Su simple presencia obligó al resto de rivales a controlar en las primeras dos vueltas y en las dos últimas ella desató un ritmo que nadie pudo seguir. Fue tal su exhibición final, tan incontrolable su zancada, que su tiempo en los 800 metros definitivos [1:56.9] hubiera sido mejor marca de la temporada en esa distancia. La keniana Faith ChepngetichKipyegon y su compatriota nacionalizada holandesa Sifan Haffan acabaron un segundo por detrás. Ahora el domingo podrá conseguir el doblete con el 5.000, empezar a igualar a su hermana y demostrar que en la familia, no, no hay hueco para el fracaso.

@Javisanchez

Rudisha vuelve a reinar en el 800

El keniano controló la carrera desde su paso por el 400 en 54.15 y no sufrió agobios en la recta para mantener la punta. Segundo campeonato del mundo, con un tiempo de 1:45.84

Amel Tuka dio a Bosnia su primera medalla en unos Mundiales

*El keniano David Rudisha, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 800 -todo en la misma carrera de Londres 2012- recuperó gran parte de sus facultades para hacerse con su segundo título de campeón del mundo con un tiempo de 1:45.84, dejando atrás un largo periodo de penurias físicas.

*Rudisha, oro también hace cuatro años, controló la carrera desde su paso por el 400 en 54.15 y no sufrió agobios en la recta para mantener la punta. Le acompañaron en el podio dos europeos, el polaco Adam Kszczot (1:46.08) y la nueva sensación de la distancia, Amel Tuka, que dio a Bosnia su primera medalla en unos Mundiales.

*El plusmarquista mundial no ha recuperado la forma espectacular que lució hasta su lesión de rodilla en 2013 y, pese a ir lentamente recuperando sensaciones, su rendimiento era una incógnita, pero la despejó con su estilo imperial en el último giro.

*Los aficionados esperaban también con expectación las dos vueltas a la pista para saber si el bosnio Amel Tuka, líder mundial del año con su marca de 1:42.51 en Mónaco, era capaz de trasladar sus asombrosas prestaciones a la final de un Mundial, sin liebres.

*En un solo año, Tuka ha rebajado su marca personal en casi cuatro segundos, de 1:46.12 a 1:42.51. Este ingeniero mecánico de 24 años, que se entrena en Verona (Italia) bajo la supervisión de Gianni Ghidini, el hombre que hizo campeón olímpico al keniano Wilfred Bunge aquí en Pekín, no deja de sorprender al mundo.

*El bosnio salió muy lento, casi dos metros por detrás del grupo en el primer 200 y estuvo a cola del paquete hasta penetrar en la última curva. Su excelente remate le valió para progresar hasta la medalla de bronce con 1:46.30.

*Sin medallas hasta ahora, Tuka había aparecido en el panorama del 800 con un sexto lugar en los Europeos de Zúrich 2014. Ahora tenía la responsabilidad de conquistar la primera medalla de Bosnia en unos Mundiales.

*Las semifinales habían dejado fuera al defensor del título, el etíopeMohammed Aman, y al subcampeón olímpico, el botsuanés Nijel Amos, que había vencido a Rudisha en todos sus enfrentamientos desde la final olímpica de Londres.

*Después de Beijing Caterine se concentrará en el oro en Río 2016

Caterine Ibargüen escribió  otra gloriosa página para el atletismo colombiano y el general el deporte  en Sur América al ganar su segundo título consecutivo en los Campeonatos del Mundo de atletismo en con el  título de triple salto, esta vez en el Nido de Pájaro en Pekín.

"El secreto es entrenamiento duro y consistencia. He trabajado paso a paso para lograr alcanzar mi objetivo. Esta medalla de oro es una gran recompensa para mi país. Hoy, hice mi mejor esfuerzo en cada salto y disfruté cada intento.

Quería mejorar mi mejor marca personal (de 15.31m del 2014 de la IAAF en la liga Diamante de Mónaco), pero estoy muy contento con el título. He ganado una serie de competencias pero tengo por objetivo  ganar el título olímpico. Río de Janeiro es mi próximo gran objetivo ", dijo Ibargüen

En Moscú hace dos años, el Ibargüen es la  primer atleta Colombiana en la historia en ganar un título mundial de la IAAF. Ella también ganó el  título de la Copa Continental de la IAAF el año pasado en Marruecos y también ganó la  medalla de oro de los Juegos Panamericanos en Toronto el mes pasado.

Un año antes de su victoria en la capital rusa en los 2012 Juegos Olímpicos de Londres, ganó la segunda medalla olímpica también para  Colombia en el atletismo en este caso 20 años después de la medalla de bronce en los 400m de Ximena Restrepo en Barcelona.

Sin embargo, aunque ha permanecido invicto durante 29 eventos  consecutivos desde que perdió ante kazaja Olga Rypakova en Londres sigue siendo un recuerdo agridulce para ella.

"Fue el mejor y el peor día de mi vida. Mejor, porque pude conseguir una medalla olímpica y  es un honor y un logro y lo hice muy orgullosa por mi país: peor, porque entrené muy duro para Londres y quería mucho ganar el oro para Colombia.

Ibargüen antes de comenzar con el atletismo inició jugando voleibol a la edad de 12 años en su ciudad natal de Apartadó.

Ella fue vista por Wilder y Zapata comenzaron con salto de altura en 1996. Más tarde se trasladó a Medellín, donde se entrenó bajo la dirección del entrenador cubano Luis Alfaro y consiguió su primer cupo por una competencia internacional y fue cuando viajó a Polonia para la primera edición de los Campeonatos Mundiales Juveniles de la IAAF en 1999, aunque en ese momento  no clasificó para la final.

En el salto de altura, ganó la medalla de plata en el Campeonato Panamericano Juvenil de 2001 y mejoró su récord júnior Sudamericana a 1,86 en 2003.

Beijing su redención

"En 2008,  no logró alcanzar buenos resultados (en el salto de altura) y no califico para los Juegos Olímpicos. No tuve  mucho   progreso a pesar que  trabajamos duro para lograr alcanzar mis metas. Me mudé a Puerto Rico a finales de 2008 para estudiar en la Universidad Metropolitana (Ibaguen: tiene un grado de enfermería) y ahora bajo la  formación del Cubano Ubaldo Duany, fue que se dio cuenta de que tenía más potencial en el salto triple y el salto de longitud”.

El título mundial en Beijing ha destacado un verano mágico para el atletismo colombiano,  en Cali Colombia se llevó a cabo una edición  memorable de los Campeonatos del Mundo de Menores de la IAAF el mes pasado, en el cual  Ibargüen brindo útiles consejos  a los jóvenes atletas.

"Logré un sueño de mi vida  y esto me hace orgullosa. Mi deporte me ha abierto oportunidades grandiosas y me ha ayudado a tener una buena vida. Quiero aprovechar la oportunidad para animar a los jóvenes a practicar este deporte ", comentó Ibargüen.

Ella competirá en la primera de las dos de la IAAF Liga Diamante  en Zurich el 03 de septiembre, en el que pudiera extender su racha ganadora al número de 30, y es uno de sólo unos atletas que-ya han conseguido la victoria en la Diamante. Necesitando sólo competir en el legendario Estadio Letzigrund para levantar su tercer trofeo de diamante consecutivo.

Por IAAF

Gana el oro, se emborracha para celebrarlo y termina pagando un taxi con la medalla

El atleta polaco Pawel Fajdek, flamante campeón del mundo de lanzamiento de martillo en Pekín 2015, disfrutó de una celebración de tal calibre tras la victoria que en plena borrachera pagó con la medalla de oro a un taxista pequinés, y la presea tuvo que ser recuperada más tarde por la policía.

Según la web de noticias Tencent, Fajdek bebió algo más de la cuenta en la fiesta de celebración por su victoria, organizada en un restaurante el pasado domingo, y en el camino de vuelta al hotel no se le ocurrió otra cosa que pagar con su medalla de oro, recibida en el podio pocas horas antes.

Más tarde, ya en el hotel, Fajdek pidió ayuda a la policía china, que pudo encontrar al taxista y consiguió recobrar la medalla, aunque el conductor insistía en que el polaco le había pagado la carrera con ella, mientras que el polaco simplemente alegó que la había "perdido".

Fajdek ganó el domingo la prueba del martillo con un lanzamiento de 80,88, dos metros por delante del tayiko Dilshod Nazarov y el también polaco Wojciech Nowicki, que fueron plata y bronce respectivamente.

De aspecto peculiar (gafas, barba y la habitual complexión fornida de los lanzadores), Fajdek ya fue campeón en los anteriores Mundiales, en Moscú 2013, mientras que en los europeos de Zúrich 2014 sólo pudo hacerse con la plata y en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 acabó último al cometer tres nulos.

The Huffington Post

 

Búsqueda personalizada