Los anfitriones de la ciudad

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 30/09/2017 - 3:35pm
Edicion
336

Por Nicolás Ramos Gómez

El programa de capacitación de los taxistas como anfitriones de la ciudad que adelanta la Sociedad de Mejoras Públicas con el patrocinio de la Secretaria de Transito Municipal, Gases de Occidente y el SENA, y que avanza en la tercera promoción, para un total de 1200 taxistas, demuestra cómo es posible adelantar programas de educación cívica, de historia de la ciudad, de sus monumentos y sitios de interés. Igual en aspectos técnicos de su oficio y en  especial como anfitriones de la ciudad ya que ellos son el primer y permanente contacto con quienes nos visitan.

Ello les permite brindar una imagen culta de la ciudad, dar a conocer su patrimonio histórico y cultural y prepararse en algo esencial en toda actividad humana como es la atención al cliente, que en todos los artes y oficios es necesaria. Igualmente es importante para la imagen de Santiago de Cali que seamos amables y colaboradores con quienes desean conocer la ciudad o necesitan información sobre lugares o servicios.

dvabvfb
los taxistas son los anfitriones de la ciudad

Nuestra ciudad es rica en historia, no solo fue pionera en nuestra Independencia con su manifestación de autodeterminación del 3 de Julio de 1810, sino que los vallecaucanos dieron la  primera batalla, la del Bajo Palacé, el 28 de marzo de 1811 y la última en Bomboná (Nariño) el 7 de abril de 1822. Igualmente cerca de 4000 vallecaucanos marcharon al Ecuador y al Perú, sellando la Independencia de América en la Batalla en Ayacucho (Perú) el 9 de diciembre de 1824. 

En el patrimonio arquitectónico tenemos la hoy Casa Arzobispal, única de dos plantas que se conserva del Siglo XVIII, construida por los próceres Miguel, Francisco y Margarita Cabal Barona para su madre Margarita y en donde se alojó el Libertador del 1 al 22 de enero de 1822 y diagonal a esta, la única esquinera de una planta, sede de la Sociedad de Mejoras. Igual la Casa de la Hacienda de Cañasgordas, morada del Dr. Joaquín de Caycedo y Cuero de donde partieron las tropas para la Batalla pionera del Bajo Palacé. La Torre Mudéjar, el Claustro del Colegio de Misiones de San Joaquín y la Capilla de San Antonio, Patrimonio Nacional, en la Colina de su nombre son así mismo joyas de la ciudad. En la Plaza 20 de Julio (Ley 03 de 1923) se encuentra la estatua del Dr. Ignacio de Herrera y Vergara, precursor en la declaratoria de los derechos de los americanos junto con don Antonio Nariño.

El mensaje consiste en que no solo los taxistas son los anfitriones de la ciudad, debemos ser todos los caleños. 

Búsqueda personalizada