Unidos derrotaremos al dictador

Por María del Rosa… el Sáb, 29/09/2018 - 9:06am
Edicion
388

María del Rosario Guerra

Senadora de la República


Es momento de que caiga la dictadura en Venezuela. La Asamblea 73 de las Naciones Unidas, que se realizó en Nueva York (EEUU) con presencia del presidente Iván Duque, dejó plena claridad al mundo: la crisis humanitaria ocasionada por el régimen de Nicolás Maduro a sus propios ciudadanos afecta al continente y al planeta entero.

El mundo reacciona y Colombia juega un papel fundamental en ello.

Tras ocho años de complicidad con Hugo Chávez y Maduro por parte de Juan Manuel Santos, el presidente Iván Duque asumió el liderazgo político y diplomático para acelerar el final de un régimen

werfhbrfb
Serán trascendentes las decisiones que el presidente Duque tome en defensa de nuestra soberanía

Tras ocho años de complicidad con Hugo Chávez y Maduro por parte de Juan Manuel Santos, el presidente Iván Duque asumió el liderazgo político y diplomático para acelerar el final de un régimen que casi completa 20 años, que ha significado el éxodo de 2.3 millones de venezolanos, que atenta contra todo tipo de libertades y no ofrece garantía judicial alguna a sus opositores.

Esta dictadura sumió en el hambre y la desesperación a su pueblo mientras robaba a manos llenas los recursos públicos y apoyaba al terrorismo en nuestro país. Algunos de los nuevos congresistas, producto del acuerdo Santos-Farc, podrán dar fe de ello.

Serán trascendentes las decisiones que el presidente Duque tome en defensa de nuestra soberanía y para apoyar a los ciudadanos venezolanos hastiados del totalitarismo. Ya se generaron las bases de cooperación para atender integralmente este drama que no tiene fronteras. Al interior de Colombia debemos brindarle respaldo total a nuestro mandatario.

Para que caigan Maduro y su corte de corruptos es necesaria la presión internacional

Para que caigan Maduro y su corte de corruptos es necesaria la presión internacional. Los organismos multilaterales y las naciones demócratas deben unir fuerzas para poder ver nuevamente a una Venezuela próspera y con libertad; para que los millones de ciudadanos que abandonaron sus raíces por causa del hambre y la persecución estatal, puedan volver a abrazar a sus familias.

El mundo está con Venezuela. Es momento de que las Fuerzas Militares y los líderes del vecino país decidan si son cómplices del dictador o están al lado del pueblo.

Búsqueda personalizada