Foto detección Cali : Macabro montaje?

Por Carlos Botero el Sáb, 27/04/2019 - 10:41pm
Edicion
418

perfil_bt

Por Carlos Enrique  Botero Restrepo

Arquitecto Universidad del Valle; Master en Arquitectura y Diseño Urbano, Washington University in St: Louis.

Profesor Maestro Universitario, Universidad del Valle. Ex Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Valle (de2012 a 2015) y Director del CITCE (Centro de investigaciones Territorio Construcción Espacio) de 2006 a 2010.


WBERQVAD
Es una historia cotidiana, muy urbana y muy caleña. Recibió por correo un sobre de manila tamaño carta notificándole una fotodetección

Y de muchos días. El Alejandro de esta historia es un ciudadano caleño, ingeniero mecánico, que narró en detalle su experiencia frente a la Secretaría de Movilidad, anteriormente de Tránsito Municipal. Lo hizo en el programa La U FM de Univalle Stéreo que va de 6 a 8 de la mañana, el jueves 25 de abril del presente año.

Es una historia cotidiana, muy urbana y muy caleña. Recibió por correo un sobre de manila tamaño carta notificándole una fotodetección y la consecuente sanción pecuniaria (multa) por no atender semáforo en rojo en un cruce con cámara y temporizador. Esto nos sucede a todos, alguna vez o muchas veces. Pero en este caso, como dice él, aunque demostró a la saciedad ante agentes judiciales ( transito )  que se encontraba ese día y a esa hora en el Centro de Convenciones Valle del Pacífico, localizado en Yumbo, adelantando actividades laborales, el respectivo funcionario de la Secretaría se niega a considerar el reclamo de Alejandro manteniendo en pie el correspondiente “comparendo”.

Es una historia de 2018 que sigue de largo en 2019. Puede clasificar como kafkiana y cualquiera de quienes escuchen este cuento puede imaginarse la cara y la pinta del empleado de la Secretaría en cuestión. Puede proyectarlo en su mente como un sujeto gris en una película en blanco y negro, con un rostro como de máscara, hierático, tieso, inconmovible, mudo, a quien le resbalan de la cara para abajo, las razones que los afectados por su lapidaria actitud esgrimen para buscar ser justamente exonerados de toda culpabilidad. Puede imaginarse al personaje como se quiera, pero, al menos por dos razones, siempre será una figura tenebrosa.

EDSBFA D
posible explicación técnica de que se trata de un macabro montaje mediante el cual se alteran unos datos y se hace aparecer un vehículo

La primera es que, siguiendo al narrador entrevistado, el hombre gris goza de la fama de no haber concedido nunca una “absolución” en el cargo en el que se lo considera un veterano de muchos años.

La segunda, la más terrible, la posible explicación técnica de que se trata de un macabro montaje mediante el cual se alteran unos datos y se hace aparecer un vehículo, del cual se tienen imágenes registradas en algún archivo, cometiendo una infracción. El manejo diestro de algunos programas digitales lo permiten, según el quejoso, quien reclama conocer de estos artilugios.

El final de la historia no se conoce, pero deberá tener un desenlace. Un desenlace necesario para quien espera se haga justicia porque cualquiera que la oye se siente solidario con el demandante y porque todo el mundo debe reclamar una explicación a este mágico suceso que parece extraído del Nuevo Testamento donde Jesús hace milagros como el de la transustanciación al hacer del vino y el pan su propia sangre y su propio cuerpo.

O un desenlace a partir del cual se empiece a desmontar una maquinaria silenciosa que podría estar funcionando para producir infracciones cuyas multas incrementan los ingresos de la Secretaría de Movilidad. O que sirva al menos para despejar esa duda y rabiecita que murmuran entre sí todos los que asisten a los cursos llamado “Fotomultas” para ser “beneficiados” con un descuento importante.

ERTG
Todo mundo a caminar, aunque también los peatones son potencialmente contraventores. Aunque hay que esperar a que haya por donde hacerlo.

Para todo los conductores, o casi todos, cuando deben cancelar una multa por una contravención, real o inventada, todos los funcionarios, o casi todos, son corruptos. Para todos los funcionarios de tránsito o movilidad, todos los conductores, menos ellos mismos, son contraventores; aunque crean poder demostrar lo contrario.

Todo mundo a caminar, aunque también los peatones son potencialmente contraventores. Aunque hay que esperar a que haya por donde hacerlo.

Nota de la Redacción: Hay que seguir el debido proceso que en la misma Secretaria de Movilidad (anterior Transito), pedirle acompañamiento a la Procuraduría, Personería y control disciplinario del Municipio de Cali. Y en uso del derecho de petición, informarle al alcalde, para que su director jurídico, se haga responsable de conocer el caso y recomendar lo pertinente ante los del tránsito.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf