Cali, líder en obras inconclusas

Por Guillermo E. U… el Sáb, 26/08/2017 - 10:48am
Edición
331

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.

 


Noche inolvidable para Cali cuando en 1967 se le otorgó la celebración de los VI Juegos Panamericanos de 1971.

La sociedad caleña recibió con jolgorio el acontecimiento. Un puñado de regentes cívicos, encabezados por Alberto Galindo Herrera, Jorge Herrera Barona y Nicolás Ramos Gómez, secundados por la dirigencia política de Marino Rengifo ( alcalde y gobernador ) , Rodrigo Lloreda ( gobernador ) y Carlos Holguín Sardi (alcalde ) , dignos representantes del sistema partidario tradicional, acompañados una sociedad pujante, fueron responsables de la ejecución de proyectos con una nueva visión de Cali , en esta oportunidad gracias a ser sede del evento deportivo continental .

una nueva generación de contratistas, de la arquitectura e ingeniería de la región. Aquí surgió, uno de los iconos de la transformación urbana de la ciudad.

La inminente responsabilidad que el compromiso sobrellevaba, con un cronograma apretado de ejecución de obras, creó una nueva generación de contratistas, de la arquitectura e ingeniería de la región. Aquí surgió, uno de los iconos de la transformación urbana de la ciudad.

fgNnfg

Pinsky y Asociados, gerenciado por su fundador israelí Ezequiel Pinsky, acompañado de su esposa Raquel Barberot, asumieron el reto de construir y desarrollar una veintena de obras de esa transformación vial, aeroportuaria y escenarios deportivos que el compromiso exigía.

La principal recordación que nos dejó la constructora fue la innovadora costumbre de anunciar en las vallas promocionales el número de días que restaban para la culminación de la obra. Con grata sorpresa recibíamos el anuncio que la obra se entregaría, dentro del presupuesto acordado y, lo nunca antes contemplado, anticipándose al plazo de ejecución contratado .

La ciudad cumplió con el compromiso y responsabilidad de ser sede del evento deportivo más importante que Colombia había presenciado y que aún no se ha podido repetir, ni en Bogotá ni en Medellín.

Con el pasar de los años el absoluto cumplimiento en los tiempos de ejecución se volvió cosa del pasado. Por ello en el anecdotario caleño se bautizó el puente elevado de la Simón Bolívar con Calle 70, el de los “mil días”, tiempo que se demoró el contratista en ejecutar sencilla obra.

En los últimos años la situación ha empeorado. Obras planificadas y pagadas aún no han sido contratadas y lo peor, adjudicadas hace siete años en la administración Ospina, aún sin concluir. Frentes, tan sencillos como ampliación de calzadas y andenes, en el “corredor verde”, hoy conocido como el corredor viche, cumpliendo tres años de inconclusión. El parque lineal del Rio Cali, un jardín atravesado por un sendero peatonal, lleva dos años de atraso. Tres kilómetros de ampliación de la vía a Pance, cumpliendo dos años sin concluir. Así sucesivamente podríamos llenar la columna de obras inconclusas.

vfdbfdb

La administración Armitage anuncia, en video promocional, de excelente producción, algunas obras de transformación y descongestión vehicular del sur de la ciudad.

En esta ocasión la comunidad debe acudir con sensatez exigiendo a la entidad contratante una adjudicación transparente, equilibrada, responsable, con diseños definitivos y ajustados para la ejecución cristalina de obras en tiempos y presupuestos definidos.

Mal quedaría la administración en adjudicar improvisadamente a contratistas e interventores que no garanticen cumplimiento con sus compromisos contractuales

Mal quedaría la administración en adjudicar improvisadamente a contratistas e interventores que no garanticen cumplimiento con sus compromisos contractuales. Pero viene lo triste, las obras del sur, no tienen diseños definitivos, así lo aprobó el Concejo y así quiere adjudicar el secretario de Infraestructura y Valorización, sin diseños definitivos, es decir, con estudios previos, que lo permite la ley, pero que ha sido el permanente fracaso en la ciudad, por eso es Cali, líder en obras inconclusas.

¡¡¡Pinsky!!!, cuanto te añoramos.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf