Por Colombia, integremos el sur occidente

Por Christian Garcés el Sáb, 26/08/2017 - 6:37am
Edicion
330

Christian Garcés

La región Pacífico esta hoy conformada por los departamentos de Choco, Valle del Cauca, Cauca y Nariño. Esta integración debería expandirse para conformar la REGION SUROCCIDENTE incorporando los departamentos de Putumayo, Caquetá, Tolima, Huila más los tres del Eje cafetero: Quindío, Risaralda y Caldas. La suma de las economías de estos 11 departamentos representaría cerca del 35% del PIB nacional. Lo que significaría mayor capacidad política y económica para impulsar el desarrollo y la toma de decisiones públicas en beneficio del bienestar de sus habitantes y el desarrollo nacional.

En días recientes, participe en un foro convocado por el CENOC (Centro de Estudios de Occidente)  con el apoyo de la Universidad Javeriana, ASOCAÑA y otras organizaciones, en el que propusieron el replanteamiento de la región y su reorganización. Coincido en que el sur occidente podría integrarse para aprovechar mejor las oportunidades existentes: como es el comercio transpacífico.

Por ejemplo, es necesario asumir un liderazgo más efectivo a la hora de mejorar las condiciones de competitividad de los sectores productivos, sólo así los tratados de libre comercio (TLC) existentes serán beneficios. Lo mismo aplicaría para la Alianza del Pacífico entre Colombia, México, Perú y Chile, y en general, para el intercambio entre América y Asia que tiende a dinamizarse entre países en vía de desarrollo y potencias emergentes como China e India.

La consolidación de la región sur occidente permitiría crecer la existente interacción comercial, cultural y social entre los 11 departamentos mencionados para agilizar los proyectos estratégicos que desarticuladamente hoy promueven conexiones viales, férreas, fluviales y aéreas. Así como el mejoramiento de las condiciones de salud, educación y seguridad de su población. De hecho, sólo en el sector agropecuario se podría facilitar la ejecución de una agenda enfocada a la exportación dando un paso gigante en el anhelo de convertir a Colombia en un gran proveedor mundial de alimentos.

Tendríamos la posibilidad de garantizar la seguridad alimentaria de nuestro País y abriríamos el camino a convertirnos en una de las 7 despensas alimentarias del mundo que según la FAO –Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura-, podemos ser. En el 2050 la producción mundial de alimentos deberá aumentar en un 70% para poder alimentar a los 9.100 millones de seres humanos que seremos ¿qué hacer para estar a la altura del desafío?

Es necesario que los sectores público y privado promuevan la cooperación e integración del sur occidente de Colombia como una única región. Si bien el comercio transatlántico es importante, debemos mirar hacia mercados como el asiático, que representa el 48% de la población mundial. Tenemos que apostarle a una agenda regional que garantice la competitividad de los sectores productivos con el fin de lograr mayores ingresos y empleo para los colombianos.

@ChriGarces

Búsqueda personalizada

aerdhbadf