Vulnerando el principio de la libre competencia

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 26/05/2018 - 10:23pm
Edicion
370

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

Las razones expuestas por el alcalde municipal en algunos medios de comunicación de entregar a CELSIA a través de la EPSA la operación del alumbrado público de la ciudad, confirma una vez más el propósito de beneficiar el interés particular y no el interés general como lo ordenan la Constitución y la ley.

se trata de privilegiar el interés de un monopolio detrás del cual se encuentra la multinacional ARGOS socia mayoritaria de CELSIA

En esta ocasión se trata de privilegiar el interés de un monopolio detrás del cual se encuentra la multinacional ARGOS socia mayoritaria de CELSIA, que como se sabe no tiene mayor experiencia en el manejo de este tipo de servicios.

SDSFGNG
La justificación aparente para adelantar dicha concesión según el alcalde Armitage

Y por supuesto, la concesión según se dice se hará de manera directa sin licitación pública, contraviniendo de esta forma la posibilidad de que otras empresas concurran en igualdad de condiciones, con lo cual se estaría vulnerando el principio de la libre competencia establecido como un derecho constitucional y una obligación de las autoridades encaminada a garantizarlo, en el cual se fundamentan el régimen económico y la Hacienda Pública a todos los niveles territoriales de la administración estatal.

La justificación aparente para adelantar dicha concesión según el alcalde Armitage, obedece a que la citada empresa “sería la que nos va a cambiar toda la energía Led a moderna y nos da la garantía de honestidad y cumplimiento y mucho mas barato de lo que tenemos ahora”. (El destacado es nuestro).

El ofrecimiento de ciertos productos y servicios por debajo de los costos de producción constituye una vieja estrategia utilizada para apropiarse de los mercados e imponer posteriormente altos precios de monopolio que mas temprano que tarde se trasladan a los usuarios de los servicios públicos domiciliarios.

el alcalde respeta las opiniones de todos aquellos que se han pronunciado contrarios a esta determinación, se oculta el carácter autoritario  del burgomaestre

Con el cuento de que el alcalde respeta las opiniones de todos aquellos que se han pronunciado contrarios a esta determinación, se oculta el carácter autoritario  del burgomaestre, quien prevalido de su autoridad nos dice “tener el derecho de administrar las Empresas Municipales que creemos que vamos por el camino que es”.

En esta oportunidad conviene recordar que el servicio del alumbrado público se prestaba en el pasado por EMCALI sin costo alguno para los usuarios de los servicios siendo posteriormente privatizado, lo que condujo a que se les cobrara su valor a través de la factura de los servicios públicos domiciliarios. En su momento diversos sectores políticos, sociales, veedurías y sindicatos, se opusieron a la implementación de dicho cobro, existiendo para aquel entonces la posibilidad de que EMCALI pudiera prestar dicho servicio, lo cual fue saboteado por la clase dirigente de la ciudad representada en el Concejo Municipal y el alcalde de la época, que terminaron finalmente contratando con MEGAPROYECTOS la operación del servicio.

ZFHBFGNDGN
En este sentido habrá que establecer la responsabilidad que le cabe a quienes contraten la prestación de este servicio

Hoy se repite la historia con otros actores y autores pertenecientes a las clases dirigentes que no tienen en el fondo ningún interés de fortalecer el patrimonio público de EMCALI ni de reducir los altos costos que mensualmente tienen que pagar los caleños por este servicio.

exigir de la actual administración desistir de semejante despropósito en cumplimiento del deber del alcalde de defender el interés general

En este sentido habrá que establecer la responsabilidad que le cabe a quienes contraten la prestación de este servicio con el sector privado, desaprovechando la oportunidad para fortalecer a EMCALI, que atraviesa por una difícil situación económica y financiera, particularmente con una de sus unidades de negocios y desatendiendo las observaciones y solicitudes que desde el Concejo Municipal, los sindicatos y los Veedores vienen haciendo en torno a esta situación, cuya respuesta no puede ser otra que exigir de la actual administración desistir de semejante despropósito en cumplimiento del deber del alcalde de defender el interés general en ejercicio de la función pública y de rendir cuentas al pueblo que lo eligió como su mandatario y no como un simple administrador del patrimonio público de la ciudad.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada