El experimento de Queiroz terminó en derrota

Por Redaccion el Mar, 26/03/2019 - 8:55am
Edicion
413

La Selección Colombia perdió este martes con Corea del Sur por 2-1, en el segundo partido de la era de Carlos Queiroz. El entrenador portugués decidió revolucionar su once titular e hizo ocho cambios, un experimento que no resultó de la mejor manera, así que terminaron jugando los referentes.

Las nuevas caras del ataque cafetero salieron con muchas ganas y por eso en los primeros cinco minutos hubo intensidad en el área coreana. Pero rápidamente se terminó el aparente dominio colombiano y Corea, primero con contraataques, empezó a llevar peligro al arco de la Tricolor.

Luego de dos llegadas de los locales en velocidad, llegó la presión para quitarle la pelota a los colombianos y luego un dominio con mucha dinámica.

En un error de entrega, de Cristian Borja, nació el primer gol coreano. A los 16 minutos, el equipo asiático recuperó y Son Heung-min entró al área y pateó al cuerpo de Iván Arboleda, pero el portero estuvo flojo de manos en la reacción y el balón se metió para el 1-0.

Colombia no tuvo orden y se vio superada en el medio campo. Además, no tenía creación y por eso Duván Zapata tuvo que salir del área para tener la pelota. Solo Sebastián Villa hacía daño, por costado derecho, e incluso un pase suyo a Alfredo Morelos, que el atacante no pudo conectar, hizo que la Selección llegara con cierto peligro. 

La peor noticia antes de finalizar la primera parte fue la lesión de Yerry Mina, quien tuvo una molestia muscular, así que tuvo que entrar Jeison Murillo.

Así con el 1-0 para Corea, terminó el primer tiempo.

Para la segunda parte, Queiroz entendió que su experimento no resultó del todo bien. Que bien es probar, pero no revolucionar y mandar a los nuevos a la cancha sin tener hombres de experiencia a su lado. Así, James Rodríguez entró desde el primer minuto del complemento en lugar de Morelos.

A los 4 minutos, Luis Díaz luchó una pelota en el área, se acomodó y definió de pierna derecha para empatar con un golazo. 1-1 y Colombia jugaba a otra cosa.

Pero Corea llegó a los 15 minutos y Arboleda volvió a fallar. Esta vez ante un remate de Lee, que se le pasó al guardameta del Banfield argentino y que puso el 2-1 para los asiáticos.

Queiroz envió a la cancha a Falcao García y a Wílmar Barrios, para seguir dándole experiencia a un joven equipo, sin tantas millas como los que entraron. Así, la Selección mejoró y encimó a su rival. También entró Muriel y ahí se montó Colombia en el juego.

Sin embargo, por más que dominó, que llegó al área coreana, no consiguió empatar el juego. La Selección empujó hasta el final del compromiso, e incluso tuvo opciones, pero el arquero coreano intervino y selló la primera derrota de Queiroz.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf