German Villegas Villegas ( qepd)

Por Redaccion el Sáb, 25/08/2018 - 11:14pm
Edicion
383

Editorial

Llegar  como Alcalde, cuando ya se conocen sus ejecutorias políticas, representar  unos ideales, unos principios cívicos y partidistas, de tal manera que sus ciudadanos sabían que elegían  a un gobernante probado en las lides públicas, como Congresista, Concejal, Secretario de hacienda, todo trazado con armonía, sencillez, respeto e independencia

sus ejecutorias públicas, especialmente en el manejo de las finanzas municipales, tenían  la rigurosidad del cumplimiento de las normas

Honesto, no solamente con el prerrequisito de no robar, en beneficio propio, también transparente. Es decir que sus ejecutorias públicas, especialmente en el manejo de las finanzas municipales, tenían  la rigurosidad del cumplimiento de las normas y de la ética ciudadana. Esto es apremiante en la ciudad de hoy

Siempre propugnar por el interés general. El Administrador Público del CAM, debe ser aquel que privilegia lo general, por encima de los intereses particulares, de los empresarios, gremios, microempresarios o nuevos ricos que se quieren adueñar y parcelar la cosa pública municipal.

Nunca en contravía del sector privado, como generador de riqueza y de empleo, no, por el contrario impulsar todos los proyectos públicos y privados que beneficiaron a la comunidad y especialmente de los pobres 

Lider, austero y vigilante del centavo de lo público. El administrador de ciudad, debe ser  cuidadoso en el manejo de los recursos municipales, de la nómina pública, pendiente de un mal gasto, no al despilfarro, proyectos o contratos innecesarios y que finalmente va a afectar el resultado financiero del municipio.

WEGTEQ
Un Alcalde respetuoso de los políticos, de su Concejo Municipal. No camorrero, no peleador, no retador

Un Alcalde que privilegia la inversión social, pendiente con amor de cumplirle a sus conciudadanos, pero no con un carácter asistencialista, sino en la función social del interés general

Defensor de lo social. Un Alcalde que privilegia la inversión social, pendiente con amor de cumplirle a sus conciudadanos, pero no con un carácter asistencialista, sino en la función social del interés general.

Un Alcalde respetuoso de los políticos, de su Concejo Municipal. No camorrero, no peleador, no retador, y entendió ser un administrador de ciudad, de pocos años, pasajero, no para buscar votos hacia las próximas elecciones, sino desarrollar lo que necesite  la ciudad para satisfacer necesidades, como para las nuevas generaciones. 

Y un alcalde con familia distinguida, por no meterse en los asuntos públicos de competencia del burgomaestre, discreta en el acompañamiento a la 1a autoridad de la ciudad y sin pensar perpetuarse en el poder, buscando como clan familiar, el nuevo alcalde, como ha sucedido en las 2 ultimas administraciones, con los hijos del ejecutivo municipal.

Esto es lo que necesita Cali y fue en su alcaldia, 1992 - 1994, GERMAN VILLEGAS VILLEGAS.(qepd)

Gracias, Villegas Villegas.

 

Búsqueda personalizada