Incremento del salario mínimo no beneficia a los trabajadores

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 25/08/2018 - 6:16am
Edicion
383

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


La iniciativa del ex presidente y senador Uribe Vélez relacionada con el incremento del salario por una vez, para la cual habría que otorgar facultades extraordinarias al presidente Duque, no deja de ser más que una medida de corte populista que no mejorará la capacidad de compra de los trabajadores pero que demuestra la correspondencia de pensamiento entre dicho actor de la política nacional y el gobierno, que nos recuerda la promesa de campaña del otrora candidato Duque, quien manifestaba que “le reduciría los impuestos a las empresas y aumentaría el salario mínimo”.

A su vez, al presidente de la Confederación General de Trabajadores CGT le sonó bien la propuesta que calificó como positiva, “ya que es lo que vienen reclamando los sindicatos desde hace 30 años en la comisión permanente de concertación de la política sindical”.

el incremento del salario mínimo haga muy difícil el enganche de nuevos trabajadores a la producción

adbsfd
Aunque en principio dicha propuesta parece muy atractiva para los trabajadores, el examen de la misma no puede desligarse de las condiciones reales

Aunque en principio dicha propuesta parece muy atractiva para los trabajadores, el examen de la misma no puede desligarse de las condiciones reales en que se realiza la actividad laboral en el país, en donde existe un porcentaje muy alto de informalidad y desempleo, siendo las oportunidades de trabajo bastante limitadas, lo que lleva a que  el incremento del salario mínimo haga muy difícil el enganche de nuevos trabajadores a la producción cuya estabilidad laboral pasa necesariamente por alguna forma de capacitación que no reciben en medio de la necesidad que se tiene de aumentar la productividad del trabajo, que en las condiciones del régimen capitalista conduce a la explotación económica del mismo como fuente de la riqueza social y de las ganancias de empresarios y comerciantes.

Pero además la teoría económica de algunos dirigentes empresariales en el sentido de que con el incremento de los ingresos de los trabajadores se aumentaría su capacidad de compra, reactivándose la economía y con ello el empleo y el bienestar general, es parcialmente cierta, en tanto no aumenten los precios de los productos, bienes y servicios, los impuestos y todos aquellos aspectos que se reajustan con base en el aumento del salario mínimo, circunstancia esta que sería tenida en cuenta en el proyecto de ley desde el punto de vista jurídico, tributario y financiero con el fin de evitar el desbordamiento de la inflación o mayores costos laborales a cargo de los empresarios y comerciantes, lo que tan solo tendría un carácter temporal después de lo cual el costo de vida subiría y los trabajadores perderían lo poco conseguido con dicho incremento en medio de una ola alcista que hará más pobres a los pobres y más ricos a los ricos.

La propuesta de incrementar el salario mínimo se convierte así en una aparente e ilusoria realidad que descarta toda posibilidad de mejoría de la situación de los trabajadores, a quienes se pretende seducir con promesas que de transformarse en realidad agravarían aun mas su condición de asalariados, pues aunque se aumentarían sus ingresos, tendrían que pagar mas impuestos con el aumento de la base gravable anunciada por el gobierno, de la cual hacen parte los sectores populares y las clases medias que viven en lo fundamental de su trabajo.

No hay que dejarse seducir por las viejas y nuevas promesas de las clases dirigentes que hoy se sumergen en un mundo mediatizado por la demagogia

No hay que dejarse seducir por las viejas y nuevas promesas de las clases dirigentes que hoy se sumergen en un mundo mediatizado por la demagogia, el populismo y la corrupción, encarnado en las nuevas políticas del régimen y dirigidas a apaciguar los ánimos de las gentes que luchan por un cambio social en condiciones iguales para todos los ciudadanos.

Una verdadera política en materia salarial que tienda a incrementar los ingresos de los trabajadores dependerá en fin de cuentas de que el salario real no disminuya, con el fin de que los trabajadores puedan satisfacer sus necesidades de consumo personal y familiar.

dSVsdvas
interés de los grandes empresarios y transnacionales que se encuentran al acecho para apropiarse de la riqueza social que se produce en Colombia

Mientras tanto cada año la Comisión de Concertación Salarial o en su defecto el gobierno nacional, se apresta a decretar un nuevo incremento en el salario mínimo, que siempre está por debajo del costo de la canasta familiar, en un ejercicio que en nada contribuye a superar las condiciones de inequidad y de injusticia social que reinan en el país.

Esta situación no parece cambiar con el gobierno del presidente Duque, y más bien tiende a agravarse con los anuncios del ministro de Hacienda que está dispuesto a presentar una serie de proyectos para la aprobación del Congreso

Esta situación no parece cambiar con el gobierno del presidente Duque, y más bien tiende a agravarse con los anuncios del ministro de Hacienda que está dispuesto a presentar una serie de proyectos para la aprobación del Congreso de corte neoliberal ajustados a las reglas impuestas por la Ocde, el Fondo Monetario, el Banco Mundial, etc., y en interés de los grandes empresarios y transnacionales que se encuentran al acecho para apropiarse de la riqueza social que se produce en Colombia por cuenta de la explotación económica del trabajo de la inmensa mayoría de trabajadores colombianos.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada