Tener un hogar inteligente no tiene que dejarle en la quiebra

Por Redaccion el Sáb, 24/11/2018 - 1:36pm
Edicion
396

Pocos dudarían que vivimos una explosión de productos conectados e inteligentes. 

De televisores a aspiradoras, la palabra smart se ha vuelto cada vez más común y sus promesas están al alcance de los interesados sin que haya que gastar un dineral. 

La inteligencia artificial presente en la mayoría de estos aparatos nos acerca al sueño de hogares en los que las luces, las cortinas, el sistema de seguridad y el de entretenimiento se pueden controlar con gestos, o con comandos de voz. 

Básicamente el día a día de Tony Stark en Iron Man.

Si usted es de los que alguna vez se aventuró a ojear el mundo de Internet pero salió asustado por el precio, descubrirá que mucho ha cambiado y que hoy en día un hogar inteligente no es un privilegio exclusivo de los millonarios.

Las luces

Los bombillos integrados a redes inteligentes no son algo nuevo, pero no cabe duda de que han ganado versatilidad al pasar del mercado corporativo al doméstico. Hue, de Phillips, es un sistema de iluminación personal que busca que el usuario pueda desde el celular, y conectado a internet, configurar las luces de acuerdo a los ambientes y, si lo desea, hasta cambiar sus colores fácilmente.

Para hacer esto posible Philips Hue se conecta a un dispositivo, denominado ‘puente’, que permite enlazar el teléfono a las luces y todo el sistema a internet. También es posible enlazar todo a asistentes inteligentes como Alexa y Home para poder controlar las luces con la voz.

Es más, si instala la app gratuita Philips Hue Sync, puede sincronizar sus luces con un computador de escritorio o portátil para que cuando esté viendo una película estas se adapten automáticamente según la acción en la pantalla. Un kit de inicio con cuatro bombillas cuesta algo más de 500.000 pesos.

Las cerraduras y el timbre

Abrir la puerta con el celular no tiene que ser una novedad de hoteles cinco estrellas. La legendaria firma Yale se hizo a una empresa de cerraduras inteligentes y ofrece modelos que son, a la vez, ‘smart’ y sumamente seguros. 

Y si abrir la puerta con el teléfono no es lo suyo, considere instalar un Ring Video Doorbell , un timbre inteligente con cámara incorporada, que toma una foto de quien llama a la puerta y la envía a su celular. Así, aunque usted esté de vacaciones en Noruega, podrá ver llegar al cartero. Pensándolo bien, quizás sea mejor desactivar las alertas en vacaciones. 

El Ring Video Doorbell 2 se consigue en Colombia por algo más de 700.00 pesos.

El televisor ‘tonto’

Claro, siempre puede comprar un smart TV y disfrutar con él de servicios como Netflix, Amazon Prime o DirecTV Go. 

Pero si ya tiene un televisor que no cuenta con estas funciones, puede considerar conectarle un Google Chromecast, un Roku o un Apple TV. Los tres aparatos le brindan conectividad a Internet y aplicaciones del mismo sistema operativo de su celular. 

En asocio con un parlante inteligente compatible, podrá cumplir el sueño de decir cosas como: “Pon Stranger Things en el televisor de la sala” y ver que sus deseos se hacen realidad. Prepare $150.000 por el Chromecast, algo parecido por el Roku (300.000 por el modelo Plus 4K) y 549.000 por el Apple TV.

Échele un ojo a la casa

Un hogar inteligente es un hogar seguro. Para saber si alguien entró a su casa, resultan útiles dispositivos como la cámara con detección de movimiento Canary, que envía a su celular un mensaje de texto si detecta algo. Puede distinguir entre varias personas y, si así lo desea, puede monitorear la temperatura y la humedad.

Búsqueda personalizada