Los anfitriones de la ciudad

Por Nicolas Ramos Gómez el Mar, 24/10/2017 - 9:25am
Edicion
339

Nicolás Ramos Gómez  

Por ser los taxistas los primeros y permanentes anfitriones de quienes nos visitan, la Sociedad de Mejoras Públicas, la Secretaria de Transito Municipal, Gases de Occidente y el SENA avanzan en la tercera promoción en un programa de capacitación en civismo, historia de la ciudad, sus monumentos y sitios de interés.

Ello les permite mostrar su patrimonio histórico y cultural y prepararse en algo esencial en toda actividad humana como es la atención al cliente. Igual para la imagen de Santiago de Cali es importante que todos seamos amables y colaboradores con quienes nos visitan o necesitan información sobre lugares o servicios.  

Nuestra ciudad es rica en historia, no solo por ser pionera en nuestra Independencia con su manifestación de autodeterminación el 3 de Julio de 1810 y ser los vallecaucanos quienes dieron la  primera batalla, la del Bajo Palacé, el 28 de marzo de 1811 y la última en Bomboná (Nariño) el 7 de abril de 1822. Igualmente cerca de 4000 vallecaucanos marcharon al Ecuador y Perú y sellaron la Independencia de América en la Batalla de Ayacucho (Perú) el 9 de diciembre de 1824. 

En su patrimonio arquitectónico la hoy Casa Arzobispal, única de dos plantas del Siglo XVIII, construida por los próceres Miguel, Francisco y Margarita Cabal Barona para su madre Margarita y en donde se alojó el Libertador del 1 al 22 de enero de 1822. Diagonal a esta, la única esquinera de una planta, sede de la Sociedad de Mejoras Públicas. Igual la Casa de la Hacienda de Cañasgordas, morada del Dr. Joaquín de Caycedo y Cuero y de donde partieron las tropas para la Batalla pionera del Bajo Palacé. La Torre Mudéjar, única en América con la expresión del arte moro-español, el Claustro del Colegio de Misiones de San Joaquín y la Capilla de San Antonio, Patrimonio Nacional. En la Plaza 20 de Julio (Ley 03 de 1923) se encuentra la estatua de Ignacio de Herrera y Vergara, quien junto con don Antonio Nariño es precursor en la declaratoria de los derechos de los americanos a su autodeterminación.

No solo los taxistas son los anfitriones de la ciudad, debemos ser todos los caleños

Búsqueda personalizada