La mesa

Por Benjamin Barne… el Sáb, 23/12/2017 - 9:51pm
Edicion
348

 


Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle. Ha sido docente en Univalle y la San Buenaventura y la Javeriana de Cali, y continua siéndolo en el Taller Internacional de Cartagena, de los Andes, y en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en Caliescribe.com desde 2011.


La primera es el suelo mismo o una piedra y por eso es tan desagradable una mesa lunanca

Del latín mensa, es el mueble básico de todos los edificios, surgido de la ancestral necesidad del ser humano de sostener objetos a una altura cómoda para su uso con las manos. Presumiblemente su origen se remonta a la época de las cavernas y las cabañas primitivas en el bosque y es uno de los muebles que más diversificación ha tenido a lo largo de la historia, debido a los crecientes y diferentes requisitos aparecidos con el desarrollo humano. La primera es el suelo mismo o una piedra y por eso es tan desagradable una mesa lunanca, es decir que, como un caballo, tiene una pata más alta…o más corta.

dscvasdfvdfv
En general su cubierta es horizontal, lisa y fija

Están desde la del altar de los templos, denominada “ara” y que puede contener reliquias, hasta las muchas de una vivienda, un local comercial, oficina, casino o billar, una manufactura o  industria, y son los pupitres de las escuelas. En ellas se sientan las personas para gobernar, como los caballeros de la mesa redonda o los ministros de un estado, o para discutir un acuerdo y cuando no se está de acuerdo uno “se levanta de la mesa”, y está la “mesa de trabajo”. A la mesa se invitan los amigos sabiendo que “quien viene a mesa puesta no sabe lo que cuesta” y allí saltan a la vista las buenas costumbres.

En la antigüedad los egipcios estilaban mesas rectangulares con cuatro patas, o con un solo soporte y de forma circular, mientras griegos y romanos usaron tableros circulares o en elipse con una, dos o tres patas, las cuales eran estilizadas y con grabados de animales o seres místicos. En el medioevo están siempre cubiertas con manteles. En el Renacimiento se retoman los elementos griegos, en el barroco se estilizan las patas curveándolas y el tablero se presenta en distintas formas. En la modernidad se despojan de todo ornamento y sus tableros son regulares. Y en la posmodernidad suelen ser fácilmente desarmables.

wdsfvgbef
También pueden estar empotradas en un muro y hasta colgadas del cielorraso

En la vivienda, donde aún tienen a veces reunida a la familia, se come en una mesa (los romanos lo hacían recostados en un “triclinio”) comidas preparadas en el mesón de la cocina

En la vivienda, donde aún tienen a veces reunida a la familia, se come en una mesa (los romanos lo hacían recostados en un “triclinio”) comidas preparadas en el mesón de la cocina, que es una mesa alta y fija, y que puede tener una barra, si es abierta, la que es otra mesa más alta y angosta, a la que se arriman butacas que son pequeñas mesitas con largas patas. Después se conversa y toma el café en una  mesa baja y de centro en la sala, y por la noche las mesas de noche  acompañan las camas, que son mesas bajas en realidad, como  igualmente las bancas, más angostas. Y hay mesas auxiliares para diferentes usos. De diversos tamaños y alturas, todas están compuestas por un tablero y patas, que suelen ser casi siempre cuatro o que terminan en el piso al menos en tres o una clavada en él. También pueden estar empotradas en un muro y hasta colgadas del cielorraso. Su forma es casi siempre  rectangular pero igualmente las hay redondas y hasta triangulares y no faltan las formas caprichosas. En general su cubierta es horizontal, lisa y fija pero en algunas está inclinada, como en los atriles, o se puede mover desde casi vertical hasta la horizontal como en los viejos tableros de dibujo.

Tradicionalmente son de madera o de vidrio y pueden tener patas metálicas

Tradicionalmente son de madera o de vidrio y pueden tener patas metálicas o serlo todas, como también de plásticos diversos o su combinación. Las hay desmontables o extensibles, o acompañadas de diversos tipos de cajones. Y se pueden juntar para conformar mesas más grandes, o lograr largas hileras, o acodarlas para formar una “U”. Su punto clave es la unión de las patas con la cubierta, lo que presenta problemas muy parecidos a los de las columnas de un edificio con sus losas, por lo que el diseño de unas y otros comporta soluciones similares para lograr suficiente rigidez en dicha unión.

Búsqueda personalizada