Uno que da testimonio con su vida

Por Héctor de los Ríos el Sáb, 23/06/2018 - 11:15am
Edicion
374

P. Héctor De los Ríos L.

Vida nueva

24 de junio Fiesta del nacimiento de Juan Bautista

Evangelio: San Lucas 1,57-66.80

«A Isabel se le cumplió el tiempo y dio a luz un hijo»..

La expresión «se cumplió el tiempo» nos recuerda que esta realidad no solamente sorprende a Isabel embarazada, sino que revela también algo del proyecto de Dios. San Pablo, en efecto, dice que «cuando se cumplió el tiempo, Dios mandó a su Unigénito, nacido de mujer, nacido bajo la ley para rescatar a aquéllos que estaban bajo la ley, para que recibiésemos, la adopción de hijos de Dios» (Gál. 4,4).

En el evangelio Jesús habla del cumplimiento de los tiempos, especialmente en evangelio el de Juan. Dos de estos momentos son las bodas de Caná  y la agonía en la cruz, donde Jesús proclama que «todo está cumplido». En el cumplimiento de los tiempos Jesús inaugura una etapa nueva de salvación. El nacimiento de Juan Bautista estrena este tiempo de salvación. Él, de hecho a la llegada del Mesías, se alegra y salta de gozo en el vientre de Isabel su madre (Lc. 1,44). Más tarde él se definirá a sí mismo como el amigo del esposo (Jesús), que se alegra y goza con la llegada de las bodas con su esposa, la Iglesia.

El alumbramiento de una mujer constituye un hecho absolutamente normal y resulta gozoso para la familia. Pero este caso presenta un aspecto diferente. Los padres eran ancianos: la mujer, estéril; por eso, dentro de los límites humanos, era imposible una concepción don de un niño. En el nacimiento de Juan han intervenido dos factores: por un lado, la realidad biológica de los padres que se aman. Y al mismo tiempo, influye de una manera decisiva el poder de Dios que guía la historia de los hombres. «Oyeron sus vecinos y parientes que el Señor le había hecho gran misericordia, y se congratulaban con ella»

Como tantas mujeres del AT, Isabel era estéril: Como Dios tuvo piedad de Sara, de Raquel y de Ana transformando la esterilidad en fecundidad, así El tuvo piedad de Isabel, y ella concibió a un hijo. Embarazada, Isabel se escondió durante cinco meses (Lc. 1,24). Cuando después de cinco meses, la gente pudo comprobar en su cuerpo como Dios había sido bueno con Isabel, todos se alegraron con ella. Este ambiente comunitario en que todos participan de la vida de los demás, tanto en la alegría como en el dolor, es el ambiente en que Juan y Jesús nacieron, crecieron y recibieron su formación.

Un ambiente así marca la personalidad de las personas por el resto de su vida. Y este ambiente comunitario es el que más nos falta hoy.

«Al octavo día fueron a circuncidar al niño y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías». Ocho días más tarde, fiesta grande: se circuncida al niño y se le va a poner un nombre. La imposición del nombre es privilegio del padre. La implicación de la Comunidad en la vida de familia de Zacarías, de Isabel y del niño es tal que los vecinos llegan a interferir hasta en escoger el  nombre del niño. Quieren darle el nombre del padre, entrado ya en años: «¡Zacarías!», que quiere decir: «Dios se acordó». Tal vez querrían expresar la gratitud a Dios por haberse acordado de Isabel y de Zacarías y por haberles dado a un hijo en su vejez. Con ese nombre, el niño quedará inscrito en un linaje; más tarde, también él será sacerdote.

Nueve meses hacía que su anciana madre lo llevaba en su seno, y en los ires y venires últimos no dejaba de repetir «¿De dónde a mí esta dicha?». El niño había saltado de gozo dentro de ella, y su presencia, cada día más evidente, era el signo del Dios que obra maravillas. Zacarías continuaba mudo, pero su mutismo había ido transformándose paulatinamente en admiración.

«No! Se llamará Juan»: Pero Isabel interviene y no permite que los parientes tomen la delantera en la cuestión del nombre. Recordando el anuncio del nombre hecho por el ángel Zacarías (Lc 1,13), ella dice: «Se llamará Juan». La mujer, la madre del niño, Isabel, se opone a una tradición ancestral y la cambia. No le hacen caso en primera instancia, pero Zacarías confirmará su decisión. 

 

Búsqueda personalizada