Poca acción y menos control

Por Benjamin Barne… el Sáb, 20/01/2018 - 11:34pm
Edicion
352

 


Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle. Ha sido docente en Univalle y la San Buenaventura y la Javeriana de Cali, y continua siéndolo en el Taller Internacional de Cartagena, de los Andes, y en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en Caliescribe.com desde 2011.


El Plan Integral de Movilidad Urbana (PIMU), la reglamentación de la publicidad exterior (RPE) y la adopción de seis Unidades de Planificación Urbana (UPU), son los únicos radicados en octubre pasado de “Los seis proyectos claves para Cali que están en manos del Concejo” (El País, 28/11/2017). Pero al mismo tiempo se proponen cambios en el MIO y la movilidad en la ciudad aún no hace parte de su plan de ordenamiento territorial (POT), la publicidad exterior no cumple con las normas vigentes, como sucede en La Tertulia, y San Antonio sigue sin el plan especial de manejo y protección (PEMP) que requiere. Es decir, muchas siglas, poca acción y menos control.

ewfwefer
Los seis proyectos claves para Cali que están en manos del Concejo

Poco se comprende que las soluciones a sus problemas urbano arquitectónicos son menos complejas de lo que se suele pensar

Según el Diccionario de la Lengua Española (DLE) “sigla” es el conjunto de letras iniciales de una expresión compleja, pero lo que no dice el diccionario es que aquí se usan para darle importancia a las cosas. Probablemente allí resida el problema de Cali. Poco se comprende que las soluciones a sus problemas urbano arquitectónicos son menos complejas de lo que se suele pensar, y de lo que anuncian sus siglas, pero que es preciso pensar esos problemas integralmente y no por separado, y sobre todo dar soluciones a largo plazo, aprobadas conjuntamente por el Concejo y que sean obligatorias para los alcaldes. Es decir, Cali urge de una muy seria DUDA (diseño urbano duradero y arquitectónico).

Diseño, porque las ciudades, en tanto que artefactos, no se planifican sino que primero se diseña su forma urbana, duradera, la que determina la arquitectura de los edificios que las conforman (DUDA). Casi la totalidad de las ciudades y pueblos en Colombia presentan la retícula ortogonal utilizada por los colonizadores españoles, tomada de las bastidas medioevales y siguiendo el ejemplo de Santa fe, fundada por los reyes Católicos durante su asedio a Granada, y aquellas vienen de los campamentos de las legiones romanas, estos de las ciudades de colonización griegas, y a lado de la pirámide de Keops se han encontrado con esta traza los restos de un recinto para sus constructores.

wefsdsgef
lograr la continuidad de la traza ortogonal utilizando sus actuales vías principales.

Cali, pues, se inicia con una traza ortogonal, la que aunque torcida no deja de serlo, y así creció hasta que en la primera mitad del siglo XX se  hicieron ensanches con esa misma traza, pero infortunadamente no continuándola, y luego, equivocadamente se pretendió volverla una ciudad semi radial, ignorando que su crecimiento necesariamente tendría que ser lineal. Ahora lo único conducente es lograr la continuidad de la traza ortogonal utilizando sus actuales vías principales. Lo que sería uno de los argumentos principales de su,DUDA, el otro seria los usos del suelo, los que por supuesto deben incluir sus densidades y por lo tanto  sus ocupaciones, alturas y aislamientos.

la preocupante realidad es que en este país se usa la palabra arquitecto para todo menos para la arquitectura y menos aún para hablar de urbanismo

wersfgdhbngre

Qué duda cabe de la importancia de esta DUDA para el futuro de la ciudad, pero la preocupante realidad es que en este país se usa la palabra arquitecto para todo menos para la arquitectura y menos aún para hablar de urbanismo. Muchos, incluyendo no pocos arquitectos, no ven que la arquitectura y el urbanismo son las dos caras de una misma moneda: la ciudad, y, para peor de males, no ven que no están diseñando sólo edificios, singulares por lo demás, si no al mismo tiempo partes de la calle, del barrio, del sector, y finalmente, de la ciudad. Si al menos consultaran el DLE: “urbanismo” es la planificación de las ciudades, pero también la organización de sus espacios y edificios.

Búsqueda personalizada