Asistencialismo, corrupción y autoritarismo.

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 19/05/2018 - 3:11am
Edicion
369

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

importante labor humanitaria con las personas que han caído en la drogadicción, la indigencia y la delincuencia

La alianza estratégica entre el gobierno municipal y la entidad Samaritanos de la calle cumple sin lugar a dudas una importante labor humanitaria con las personas que han caído en la drogadicción, la indigencia y la delincuencia siendo su objetivo principal: rehabilitar, resocializar y recuperar a dichas personas para la sociedad.  

Esta estrategia adelantada con la cooperación de la alcaldía y financiada en parte con los recursos del presupuesto municipal, es muy limitada en sus resultados frente al crecimiento del número de habitantes de la calle, que según informes de la citada entidad ascienden a 7.000 personas aproximadamente, de las cuales tan solo el 50% responden a los tratamientos dirigidos a su resocialización. Dicha estrategia hace parte de las políticas asistencialistas con las cuales se pretende mitigar parcialmente dichos problemas que crecen exponencialmente, motivados por diversos factores que desembocan en una situación social muy grave de convivencia para la sociedad.

En este caso debería existir una política integral de largo aliento que tuviera por finalidad no solo recuperar al ser humano para la vida social sino vincularlo al trabajo productivo, aprovechando sus capacidades y habilidades para el proceso mismo de la producción.

Otro aspecto de especial relevancia dentro del análisis que se está realizando tiene que ver con la proliferación de la corrupción estatal y de amplios sectores de las clases dirigentes, que se realiza a gran escala con base en la contratación oficial a través de la cual se apropian de los recursos públicos para la construcción de grandes proyectos de infraestructura vial, puertos, complejos industriales, comerciales y ambientales, etc., que como el de Hidroituango ha generado toda una tragedia a los habitantes ribereños del río Cauca en el departamento de Antioquia, que amenaza con extenderse a varios municipios de otros departamentos.

Y aunque este suceso no parece estar conectado exclusivamente con problemas técnicos, geológicos, medioambientales, que tendrán que ser determinados por los expertos, el hecho real es que existe a despacho de la Fiscalía general, una investigación sobre posibles hechos de corrupción, de una obra que fuera contratada apresuradamente, sin atender las observaciones de ingenieros, geólogos, ambientalistas y habitantes del sector que conjuntamente con funcionarios de los ministerios de Minas y del medio ambiente adelantaron varias mesas de trabajo, con el fin de dilucidar cualquier duda sobre la construcción de la represa en el lugar en donde se encuentra actualmente.

Al respecto existen en el país varias experiencias por cierto muy negativas relacionadas con la construcción de varias obras como la que tuvieron que padecer los habitantes del edificio Space en la ciudad de Medellín y con el desplome de varios pisos de otro edificio de apartamentos en la ciudad de Cartagena en donde fallecieron varios obreros de la construcción, todo esto debido a problemas técnicos y al afán de lucro de sus constructores de obtener ingentes ganancias en el menor tiempo posible. Además de lo que se viene presentando en otros lugares del país, como en la ciudad de Cali en donde se ejecutan proyectos urbanísticos sin que estén construidas las redes principales de acueducto, energía, alcantarillado, ni tampoco existen vías para el transporte y la movilidad en general, ni se respeten los derechos colectivos al paisaje, el espacio público y el medio natural de los habitantes.

Ahora bien, la medida  restrictiva de venta de licor en bares, restaurantes, tiendas y lugares públicos adoptada por el alcalde Armitage durante los días previos y posteriores a la celebración del día de la Madre y que sin duda tenía el propósito de preservar la vida de los caleños y garantizar de alguna manera la tranquilidad y el sosiego doméstico de las familias caleñas y vallecaucanas, ha generado una serie de debates al interior de las comunidades, que consideran que la misma tiene un corte autoritario y no resulta ser la más adecuada y eficiente para contrarrestar la producción de delitos, sí previamente no está acompañada de una campaña educativa que tenga por fin influir de manera positiva en el comportamiento de los ciudadanos a la hora de celebrar y relacionarse con sus semejantes en unión de sus familias.

está claro que la medida de ley seca afectó directamente al comercio organizado y en general a la economía de los servicios

Por otra parte está claro que la medida de ley seca afectó directamente al comercio organizado y en general a la economía de los servicios, cuyos empresarios no fueron escuchados en sus peticiones, en algo que se viene repitiendo en la ciudad por parte de los gobernantes que valiéndose de su autoridad vulneran el derecho a la libre expresión y de participación de los ciudadanos en las decisiones que se toman y que los afectan en sus intereses.

Esta clase de contradicciones y conflictos que surgen en el seno de la sociedad no pueden resolverse simplemente con medidas coercitivas, existiendo la posibilidad de compatibilizar el interés general con los intereses de los grupos sociales o de personas en el marco de la Constitución y la ley y sin tener que acudir a la coacción, cuya aplicación adquiere toda su legitimidad y legalidad cuando no es posible llegar a ningún acuerdo sobre los problemas en donde aparece comprometida la defensa del interés social de la mayoría de la población por encima del interés particular.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada