Nuevo rumbo para Colombia

Por Mario Germán F… el Sáb, 18/03/2017 - 2:02pm
Edicion
308

Mario Germán  Fernández De Soto S

No se observa un camino por construir promisorio, está colmado de divisiones estructurales de los colombianos e investigaciones penales y electorales.

Cuando pienso en la realidad política del país el panorama es oscuro, solo es observar las encuestas donde el escepticismo y la pérdida tan alta de imagen de nuestras dirigentes y principales instituciones, nos precisan la gravedad del asunto, que se observó con el mayoritario NO al plebiscito, con la trampa de ambas partes y el “conejo” del gobierno a los ciudadanos que votaron contra la implementación del proceso de paz. Y lo triste, no se observa un camino por construir promisorio, está colmado de divisiones estructurales de los colombianos e investigaciones penales y electorales.

¿Por qué Colombia cayó tan bajo?  ¿Cuándo perdimos el rumbo? ¿Antes del proceso 8.000 1994 – 1998? ó ¿ Antes del escándalo Odrebecht 2016 – 2017 ?  : Indudablemente lo cierto, ha sido y es la escasa respuesta institucional del Estado, de los gremios y empresarios  ante la problemática Nacional, el alto nivel de corrupción en todos los poderes públicos y en el sector privado, la polarización política sumada a la crisis de los partidos para interpretar los anhelos ciudadanos, todo en cabeza del Presidente Santos, que llegó a su más baja popularidad.

Para hablar de nuestra generación, el país no tuvo respuesta del establecimiento sobre la penetración del narcotráfico en la campaña Samper Presidente, pudo más el régimen del gobierno, unos grandes empresarios y algunos medios de comunicación, para sostener lo insostenible. Estados Unidos le quitó la visa a Colombia, el país se quebró en sus finanzas públicas y privadas, tanto por la crisis derivada de la ingobernabilidad, como por el ajuste ético de la economía colombiana. Pero no hubo legado, la corrupción pública y privada siguió y los ciudadanos no escrutan bien a la hora de elegir.

Ahora en esta crisis, se da el enfrentamiento del Presidente Santos con el ex Presidente  Uribe, interpretado por sus seguidores y muchos ciudadanos como una traición; luego vinieron los escándalos, entre los más sonados los provenientes de la voluminosa mermelada, Reficar, Isagen, la Ruta del Sol,  la financiación de las campañas presidenciales de Santos 2.010 – 2014 y de Oscar Ivan Zuluaga 2014 por la multinacional Odebrecht. Para donde vamos, pregunta el ciudadano y nosotros los dirigentes, debemos plantear alternativas de solución.

Es necesario un Gran Pacto por Colombia para rectificar el rumbo, convocar una Asamblea nacional Constituyente

La crisis del Estado que  enfrenta el Gobierno Nacional debe resolverse de cara al País y dentro de ella, los partidos políticos, que serían  los llamados a asumir una posición firme de liderazgo para encarar la actual problemática con salidas democráticas que permitan resolver de largo plazo la actual encrucijada, generando la confianza en una ciudadanía cada vez más distante de la política tradicional. Como no lo van a hacer? Creo que es necesario un Gran Pacto por Colombia para rectificar el rumbo, convocar una Asamblea nacional Constituyente para hacer las grandes reformas del país: LA JUSTICIA, EL AGRO Y LA TIERRA, LA POLITICA Y POR SUPUESTO LA ECONOMÍA, ante una realidad que tributamos mucho e insólitamente somos uno de los países de mayor desigualdad en el mundo. Que se hace la plata ó la evasión y la elusión es muy grande?

Pero también un pacto para encuadernar a la nación en todas las temáticas que hoy nos dividen comenzando por el Proceso de Paz, la Transparencia, etc y de fondo que genere todo,  la nueva cultura ciudadana,  de tal manera que podamos recuperar la confianza en lo público, facilitando el ejercicio de la actividad privada y empresarial a partir de principios y valores que dignifiquen la vida los colombianos. Un cambio real es el que todos esperamos. ¡Comencemos ya !  construyendo ciudadanía, respaldando las decisiones judiciales para que la justicia opere con rigor; que los corruptos paguen por sus fechorías y que quienes resulten condenados sean excluidos definitivamente de la actividad pública. Igualmente, que los partidos depuren sus listas so pena de perder su personería jurídica como responsables solidarios de sus actos y que el sector privado establezca normas de conducta éticas con protocolos rigurosos que eviten ofertar prebendas y actos por fuera del marco de la ley.

Es un buen momento para hacer el debate nacional para elegir el nuevo Comandante en jefe de las FFAA, el conductor del país, evaluar quien será el equipo legislativo del nuevo Presidente

Es un buen momento para hacer el debate nacional para elegir el nuevo Comandante en jefe de las FFAA, el conductor del país, evaluar quien será el equipo legislativo del nuevo Presidente  y así exigir a nuestros Congresistas. Sanear el régimen presidencial, la justicia y el órgano legislativo, debe ser un propósito común del país. Para ello, debemos elegir bien,  proyectar los mejores hombres y mujeres  desde las regiones para integrar el Senado y la Cámara de Representantes,  con un pasado y un presente de  alto sentido de la responsabilidad en la transparencia y el bien común. Estas ideas invita a usted amigo ciudadano, a debatir para lograr un nuevo rumbo para Colombia, con un Plan de Desarrollo de largo plazo.

* Ex Director Regional del Sena  del  Valle

   Ex  Presidente de la Asamblea Deptal y diputado>

   Ex Secretario de Educación del Valle del Cauca

Búsqueda personalizada