La forma

Por Benjamin Barne… el Sáb, 18/02/2017 - 6:46pm
Edicion
304

Interior de Catedral de La Sagrada Familia en Barcelona del arquitecto arquitecto Antoni Gaudí.


Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle. Ha sido docente en Univalle y la San Buenaventura y la Javeriana de Cali, y continua siéndolo en el Taller Internacional de Cartagena, de los Andes, y en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en Caliescribe.com desde 2011.


Como se dijo en columnas anteriores, respecto al emplazamiento, uso y construcción de los edificios y ciudades en ¿Qué es la arquitectura? y 100 preguntas más, 2016, Rasmus Waern y Gert Wingärdh también se refieren a su forma, y dicen al respecto que “una casa nunca es tan bonita como cuando atesora el paso del tiempo” (p. 2), lo que en ciudades que han crecido muy rápidamente, como Cali, pocos entienden.

También indican que “existe un significado muy importante cuando se cruza un umbral, sobre todo uno de gran altura” (p. 3) ya que “la interacción entre abierto y cerrado es la esencia que subyace en la arquitectura” (p. 5) , en otras palabras es al arte y la técnica de disponer los vanos de los cerramientos y divisiones de los espacios de una edificación para que se pueda usar y al tiempo que emocionen.

Y señalan al respecto como “los defectos artísticos rara vez pueden corregirse más tarde” (p. 12) y que  “no hace falta que transcurra mucho tiempo para que una construcción empiece a cambiar su forma, tanto si se quiere como si no” (p. 13) pues “sin un cambio continuo, la arquitectura se convierte en banal” (p. 20). Mas es preciso señalar que dicho cambio no puede ser apenas frívolo.

La Casa de la Cascada del arquitecto Frank Lloyd Wright.
La Casa de la Cascada del arquitecto Frank Lloyd Wright.

“La austeridad perfecciona un proyecto y confiere su belleza a la vida del edificio” (p. 24) pero por lo contrario en los lugares de culto “se espera que su arquitectura exprese algo celestial” (p. 30) y el hecho es que “en todos los espacios más grandes del mundo siempre hemos mirado hacia arriba con asombro” (p. 33).  Es justamente a lo que obligan todos los patios.

“Las paredes blancas pueden realzar un espacio [pero] utilizar el color requiere una mayor dedicación”  y “trabajar con la naturaleza en lugar de en contra de ella es un buen principio” (p. 31)  pero que por lo contrario “una fachada repleta de formas y colores está, por naturaleza, desordenada” (p. 35). Y junto a otras similares genera el feo caos urbano de tantas ciudades de Latinoamérica, como Cali.

Aunque “el estilo de los edificios no ejerce un impacto en el funcionamiento de una ciudad” (p. 51)  “los estados totalitarios pueden reconocerse por su arquitectura rígida” (p. 53). Mientras que “la repetición es fantástica, siempre y cuando se mantenga dentro de ciertos límites” (p. 66) y “la simplicidad exige una enorme variedad si hay que evitar ser banal” (p. 76) y por lo demás “un edificio debe cuidar bien sus arrugas “ (p. 76).

“No existe otra forma de arte que se halle tan arraigada de manera natural a un lugar como la arquitectura” (p. 78) por eso:  “Busca el cambio, pero  cuando este se ha conseguido, pierde su poder” pues “la arquitectura que solo puede definirse en oposición a algo con rapidez se convierte en agobiante” (p, 79). De otro lado “ningún edificio puede evitar un primer plano” (p.81) lo que lo asimila equivocadamente a un cuadro.

“Por otro lado, las ¿???????? hermosas son incluso más bellas cuando vuelven a nosotros una y otra vez. La arquitectura residencial siempre se ha basado en la repetición,  y muchos diseños acaban por producir una monotonía demoledora” (p. 83) “La diversidad de la naturaleza es imparable” (p.86).

“El arte de diseñar el espacio tiene poca relación con los cálculos [y] los parámetros más importantes de la arquitectura son el hombre y sus sentidos.” (p. 89) pero “pocos arquitectos posen el talento para diseñar sus edificios con la sencillez de lo vernáculo” (p. 94). “El reto consiste en diseñar una forma válida” (99).  Lo que quiere decir que lo sea en su función, emplazamiento, construcción y forma.

Búsqueda personalizada