La mentira es el paso inicial de la corrupción

Por Benjamin Barne… el Dom, 17/06/2018 - 11:25pm
Edicion
373

 


Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle. Ha sido docente en Univalle y la San Buenaventura y la Javeriana de Cali, y continua siéndolo en el Taller Internacional de Cartagena, de los Andes, y en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en Caliescribe.com desde 2011.


astrhtrjaerhrtsh
el bulevar nunca podrá ser tal pues no podrá tener árboles grandes que le den sombra a su costado derecho

La planificación y en consecuencia el diseño urbano a seguir, no han pasado en Cali de ser malas e incompletas y muchas veces improcedentes copias de lo de afuera sin considerar las realidades locales. Eufemismos urbanos que obedecen a esa “manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante” que es como el DEL define la palabra, solo que en este caso se trata de la franca expresión de las diferencias geográficas e históricas, que la vieja dependencia cultural del país prefiere no ver para seguir las modas foráneas, y desconociendo sus verdaderas raíces hispanomusulmanas y aborígenes, y hasta africanas, y no anglosajonas.

un bulevar es: (1) “Calle generalmente ancha y con árboles”, (2) “Paseo central arbolado de una avenida o calle ancha”

Para principiar el bulevar nunca podrá ser tal pues no podrá tener árboles grandes que le den sombra a su costado derecho pues está sobre el paso subterráneo, que no túnel: otro eufemismo más. Y como se puede ver no va a generar restaurantes y locales comerciales tal como sucede en todo malecón al frente del mar o de un río; como ya se ha dicho en esta columna, ni siquiera sucede en los dos costados del Sena en París. De nuevo toca recordar que según el DLE un bulevar es: (1) “Calle generalmente ancha y con árboles”, (2) “Paseo central arbolado de una avenida o calle ancha”, mientras que malecón es: (3) “Paseo que corre paralelo a la orilla del mar o de un río”.

dfgjghmch
Ni que decir del MIO, que nos es ni masivo ni integrado ni de Occidente, único en el mundo civilizado con buses de plataforma alta

Por su parte la (mal) llamada autopista “Sur Oriental” tampoco es tal; ninguna de las denominadas así en Colombia es una verdadera autopista: (1) “Carretera con calzadas separadas [y cercadas] para los dos sentidos de la circulación, cada una de ellas con dos o más carriles, sin cruces a nivel”. No pasa de ser una vía arteria por lo demás incompleta y con carriles discontinuos y confusos, cruces sin resolver o con los semáforos dañados o mal ubicados, con tránsito irregular de motocicletas y bicicletas, y peatones que la cruzan corriendo por cualquier parte esa barrera urbana, como si fuera una autopista, las que nunca deberían cruzar una ciudad.

Ni que decir del MIO, que nos es ni masivo ni integrado ni de Occidente, único en el mundo civilizado con buses de plataforma alta, y que no forma parte de un verdadero sistema de trasporte público e integral. Para no hablar de sus estaciones con las puertas dañadas lo que facilita los “colados” y es todo un peligro para los que esperan justo en su borde. Toda una improvisación a la carrera que se quiso pasar como una única solución, pese a que en todas partes los buses articulados son apenas una parte secundaria de un sistema verdadero. Y se siguen dando palos de ciego para tratar de salvarlo, mientras el tren de cercanías se piensa por otro lado.

ardfhbfgjtdy
el “plan” que en 18 años busca renovar completamente la cara de Cali, como si ese fuera el problema y no en cambio conservar sus mejores parte

Y qué tal el “plan” que en 18 años busca renovar completamente la cara de Cali, como si ese fuera el problema y no en cambio conservar sus mejores partes, las pocas que aún tiene, y muy bellas, y tratar de mejorar las otras

Y qué tal el “plan” que en 18 años busca renovar completamente la cara de Cali, como si ese fuera el problema y no en cambio conservar sus mejores partes, las pocas que aún tiene, y muy bellas, y tratar de mejorar las otras. Para no mencionar el POT que ni es un plan, ni ordena nada, ni abarca todo el territorio de la ciudad, la que está en mora de oficializar su área metropolitana. Pura propaganda engañosa, como esa de vivir en medio de la naturaleza pero en medio de edificios; puras mentiras como la de llamar Paz al desarme de un sector de las FARC, lo que sólo es un bienvenido paso a lograrla. Y desde luego la mentira es el paso inicial de la corrupción.

Búsqueda personalizada