Municipio a rebajar nomina paralela

Por Redaccion el Dom, 17/06/2018 - 11:07pm
Edicion
373

Redacción

existen claras diferencias entre los contratos de prestación de servicios y los de tipo realidad

La sala plena de la corte constitucional falló una tutela y advirtió que hay unas entidades, como el Municipio de Cali, que al parecer disfrazando los contratos de prestación de servicios, se vulnera los derechos de los trabajadores. El alto tribunal precisó que existen claras diferencias entre los contratos de prestación de servicios y los de tipo realidad, pues este último tiene las mismas características de los contratos denomina a término fijo y en esos casos se deben reconocer prestaciones sociales.

El pronunciamiento lo hizo la corporación judicial a estudiar el caso de Eugenia Leyton Cortés, una contratista que desempeñaba funciones en la línea 123 del antiguo fondo de vigilancia y seguridad, Secretaría de seguridad de Bogotá. En la tutela la mujer afirmó que fue contratista del distrito durante 10 meses y su contrato finalizó por vencimiento de término, apartada  sin tener en cuenta su condición de discapacidad.

Al revisar el caso, la corte constitucional, amparo los derechos de la mujer ya que encontró que, si bien el contrato de prestación de servicios venció, la modalidad de dicho contrato tiene características que pueden inferir que se trató de un contrato realidad.

Los magistrados tuvieron en cuenta que Leyton Cortés cumplir un horario, recibía órdenes directas,  trabajó  con equipos que pertenecían al fondo de seguridad del Distrito. “La accionante no podía actuar de manera independiente ni fuera de su horario, y que en contraprestación recibía un pago, puede afirmarse que aunque el contrato hubiese sido denominado de prestación de servicios, en realidad se trata de un contrato realidad al evidenciarse sus elementos constitutivos y característicos” señaló el fallo. Tras la decisión la Secretaría distrital de seguridad, convivencia y justicia de Bogotá deberá pagar a la accionante, las prestaciones sociales dejadas de percibir durante el término de ejecución del contrato.

Municipio de Cali ha venido disfrazando contratos laborales como de prestación de servicios

La corte constitucional acaba de precisar que los funcionarios que aunque el contrato hubiera sido denominado de prestación de servicios, en realidad se trata de un contrato realidad al evidenciarse elementos constitutivos y característicos. Es en realidad la modalidad de un contrato que tiene características de un contrato real y formal de trabajo, al cumplir órdenes, horario y estar en una oficina con equipos (Escritorio, computador, impresora, etc ) de la dependencia a la que presta los servicios.

Manera de disfrazar el tipo de vinculación laboral, se debe tener en cuenta varios elementos como si cumple un horario, órdenes directas y se trabaja con equipos que proporcione el empleador

Manera de disfrazar el tipo de vinculación laboral, se debe tener en cuenta varios elementos como si cumple un horario, órdenes directas y se trabaja con equipos que proporcione el empleador. Lo importante es precisar que el contrato de prestación de servicios, tengan características de un contrato de nómina, pues el empleado no puede actuar de manera independiente, ni fuera de su horario y en contraprestación recibía un pago. Se trata de un contrato realidad al evidenciarse los elementos constitutivos y característicos.

El municipio de Cali enfrenta este problema.

Es el caso del MUNICIPIO  DE CALI que tiene más de 9.500 contratos a término fijo y precisamente cumplen estas funciones la gran mayoría, contratos realidad. De esta manera se le pone tate quieto a la nómina paralela del alcalde Maurice Armitage y que causa un gran detrimento patrimonial a la ciudad de Cali, pues después de la reforma administrativa, no solamente se mantuvo el modelo de contratos de prestación de servicio,  si no que creció esta modalidad. Ahora la corte constitucional dice que no son contratos de prestación de servicios, sube multimillonariamente los costos presupuestales para el Municipio.

Ahora viene el problema que el alcalde empieza a hacer demandado para que le paguen esos recursos de prestaciones sociales de tantos funcionarios, pues miles de ellos lleva más de dos años vulnerando el mandato constitucional y ahora deberán atemperarse al contrato realidad.

La nómina paralela del alcalde Armitage y las secretarías, como Deporte, de 1700 personas, por un valor superior a $22,000 millones de pesos, la Secretaría de infraestructura con más de 1000 personas que cuestan más de $25,000 millones de pesos. Son las secretarías con mayor número de funcionarios en prestación de servicios. Le sigue la Secretaría de salud con 803 funcionarios por $24,000 millones de pesos.

El departamento de hacienda con 709 funcionarios que vale más de $23,000 millones de pesos y el Dagma con 670 funcionarios que cuestan más de $22,000 millones de pesos. Pero hay secretarías también con contratistas muy altos; Movilidad con 527 personas, educación con 485 PS, seguridad y justicia 398 PS.

Las dependencias con nómina paralela mediana; Secretaría de gobierno 115 personas, desarrollo e innovación institucional 228 personas, planeación municipal 262 personas, departamento de tecnología de la información y de las telecomunicaciones 135 personas, bienes y servicios 126 personas, Secretaría de paz y cultura ciudadana 159 personas, gestión de riesgo 204 personas, desarrollo territorial y participación ciudadana 231 personas, vivienda social 245 personas, unidad de servicios públicos 140 personas.

Se profundiza  quiebra del municipio

El municipio al tener más de 9500 personas de nómina vinculadas en contratos de prestación de servicios en realidad son contratos laborales, ahora deberás presupuestar el pago de todas las prestaciones sociales, pagar las demandas laborales y por esta irresponsabilidad el alcalde de Cali y sus secretarios como ordenadores del gasto están comprometidos, pues oportunamente se les notificó desde el año 2016 que estaban incurriendo en un error con la nómina paralela.

Son más de 9500 personas que están vinculadas por un poco más de $304,000 millones en contratos de prestación de servicios, que son contratos de realidad.

Por eso deberán de certificar todas las secretarías, cuántas personas tienen estas características de su personal, que tienen que ver con el cumplimiento de un horario, el tener jefes administrativos y desarrollar labores donde se utilicen implementos del municipio de Cali.

El Municipio tiene más de 9500 personas contratadas PS, deberá atemperarse presupuestalmente a dichos valores, que pueden generar sobre costos por más de $100 mil millones

El Municipio tiene más de 9500 personas contratadas PS, deberá atemperarse presupuestalmente a dichos valores, que pueden generar sobre costos por más de $100 mil millones. Este es pues el caso que va a afectar mucho el municipio de Cali y al peculio de los funcionarios públicos que hicieron esta ordenación del gasto, que a pesar de tener las advertencias mantuvieron este modelo de contratación de prestación de servicio, que ahora la corte constitucional los ha señalado claramente, como un contrato realidad que se le debe pagar a los funcionarios, completamente todas sus prestaciones sociales.

 

Búsqueda personalizada