Beneficiarios del reformismo social del presidente santos

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 17/06/2017 - 10:32am
Edicion
321

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.

durante la etapa de conciliación se apruebe una nueva reforma de la jornada laboral diurna que en este caso iría desde las 6 A.M. hasta las 9 P.M.

El gobierno de la Tercera Vía del presidente Santos aspira en esta ocasión “prenderle una vela a Dios y otra al diablo”, con la pretensión de que en el Congreso de la República durante la etapa de conciliación se apruebe una nueva reforma de la jornada laboral diurna que en este caso iría desde las 6 A.M. hasta las 9 P.M. y no como ahora que va hasta las 10 P.M. y con la cual se continuarán vulnerando los derechos de los trabajadores, además de que la misma en principio constituye un absurdo natural, puesto que el día solar se extiende desde las 6 A.M. a las 6 P.M. en función de la posición geográfica y astronómica en que se encuentra el país y no hasta las 10 P.M. con que se ha extendido dicha jornada laboral diurna en 4 horas adicionales de trabajo sin recargo que les ha servido a los empleadores para elevar su cuota de ganancia con dicho engendro.

Este esperpento jurídico fue consagrado a partir de la aprobación de la ley 789 del 2002 en cabeza del gobierno del presidente de aquel entonces Uribe Vélez hoy senador de la república, quien logró que en el senado se aprobara una proposición suya mediante la cual la jornada laboral se extendería desde las 6 A.M. hasta las 9 P.M., lo que conllevaría a reducir en una hora la jornada laboral diurna.

Así las cosas con esta reforma en criterio del gobierno se estarían resolviendo las desavenencias entre los empleadores y los trabajadores, matizadas al decir de nuestra Veeduría de una buena dosis de demagogia y populismo, no obstante que en el fondo de las cosas se mantendrá el mismo esquema jurídico de la citada ley de marras, en tanto que los verdaderos beneficiarios continuarán siendo los empleadores de las diferentes ramas de la economía.

A pesar de todo algunos gremios, particularmente relacionados con el comercio y la economía de los servicios han elevado su protesta airada contra la reforma que probablemente será aprobada con el aval del gobierno y que según dichos empresarios generará la pérdida de más de 20 mil puestos de trabajo debido al aumento del valor a pagar por concepto según se dice de horas “extras” que de acuerdo con el C.S.T. debe entenderse que se extienden exclusivamente a la jornada ordinaria o a la máxima legal, y que por lo demás es un concepto diferente al establecido como recargo nocturno ordinario y extraordinario que hoy ha sido vulnerado ostensiblemente con la citada ley.  

Lo caricaturesco de la actitud asumida por el gobierno se refleja en el hecho de que parte de su equipo de trabajo ha salido ante la opinión publica a decir en palabras del Ministro de hacienda que con la aprobación de la reforma se corre el riesgo de que se produzca un recorte de 72 mil empleos, en tanto que desde Planeación nacional se calcula que se pueden perder 26 mil empleos, afirmaciones estas con las cuales se están avalando las voces de quienes amenazan con despidos masivos de trabajadores.

A su turno desde el ministerio del Trabajo se dice que con la reforma se logrará beneficiar a 355 mil trabajadores a quienes supuestamente se les incrementarán sustancialmente sus ingresos.

demostrar aunque sea virtualmente que su política social no está en crisis y que les está cumpliendo a los trabajadores

dfgf

De todas maneras está claro que lo que le interesa al presidente Santos es demostrar aunque sea virtualmente que su política social no está en crisis y que les está cumpliendo a los trabajadores, de la misma forma como ha logrado supuestamente reducir la pobreza, el desempleo y garantizar el bienestar general de los ciudadanos, circunstancia esta que coincide con la época electoral en donde se repiten las mismas promesas incumplidas y las reformas a medias que en nada contribuyen a resolver los problemas y las necesidades de los colombianos.

Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada