Las 7 mil viviendas a reubicar: Comunas 1, 2, 18, 19 y 20

Por Redaccion Cali… el Sáb, 15/04/2017 - 6:46pm
Edicion
312

¿Desalojo o derrumbe?

“Síndrome” de Mocoa

Mancha ilegal en ocupación del suelo, es la urgente necesidad de reubicar 7.000 viviendas

Cali  en los últimos 25 largos años en 1993 – 2007 ha carecido de una política de vivienda de interés social  e interés prioritario, por ello se ha acelerado la urbanización clandestina  y pirata, que se ubica masivamente en los cuatro puntos cardinales al borde del perímetro urbano, causando el problema de ciudad, con la ocupación ilegal de territorio,  transporte, salud, educación, viviendas a reubicar, etc. Están ocupando más de 10 millones de Mts2, en alto riesgo sísmico, se expanden permanentemente y debe el Municipio liderar la política contra este flagelo de ciudad, ser muy duro para parar la hinchazón especialmente de la ladera y en los corregimientos. Y lo preocupante al interior de  esta  mancha ilegal en ocupación del suelo, es la urgente necesidad de reubicar 7.000 viviendas, detectadas por el mismo Municipio, que son amenaza no mitigable.

El riesgo de no desalojar y un terremoto

Cali con más de 7 mil viviendas localizadas dentro de  un área a desalojar, por tener amenaza no mitigable, por movimientos en masa, según se desprende de los estudios que recopila Planeación Municipal,  deben ser reubicadas de inmediato. En el área urbana se encuentran 35 hectáreas de terreno con riesgo no mitigable, en la periferia 71 hectáreas, en área rural 32 hectáreas para un total de 138 hectáreas que deben ser desalojadas. 

Y el costo de reubicación de las viviendas  y estabilizar esos terrenos supera los $500 mil millones, están en peligro de tener que soportar un movimiento telúrico.

Comunas 1, 2, 18, 19 y 20

En la fase inicial del proyecto deben identificar y priorizar las zonas objeto de reubicación, definir los proyectos habitacionales

Las viviendas están en las comunas 1, 2, 18, 19 y 20 y áreas rurales aledañas que están en condición de riesgo no mitigable por movimientos en masa y estabilizar, recuperar y proteger las zonas desalojadas. La Secretaria de riesgo, debe arrancar rápidamente con el  censo de las áreas ocupadas de  las zonas objeto de reubicación , proyectar la adecuación de las futuras áreas desalojadas como espacios públicos para el disfrute de la comunidad, si las condiciones del terreno lo permiten o hasta aislarlas para evitar que vuelvan a ocuparse. En la fase inicial del proyecto deben identificara y priorizar las zonas objeto de reubicación, definir los proyectos habitacionales a donde se hará el traslado de las familias y establecer el orden de intervención,  zona por zona.

Indudablemente hay un problema en Cali sobre la ladera como crecimiento informal que comenzó hace décadas en esas comunas que tienen alto riesgo  como áreas vulnerables en caso de sismo y por lo tanto, a regularizar estos terrenos, diariamente están llegando más familias desplazadas a Cali , sumadas a las del post conflicto , atractiva para formar nuevos hogares. La meta del mismo municipio en el año 2022 reubicar las 7 mil viviendas de la zona de riesgo no mitigable por movimientos en masa, adecuar o aislar 125 hectáreas de zona de riesgo no mitigable por movimientos en masa.

Desde  hace 26 años, que se planificó la comuna 21 Desepaz, donde hubo la construcción de una infraestructura organizada para asentamientos de viviendas de interés social, de servicios públicos y sociales. Es un modelo de desarrollo urbano de atender agresivamente un problema y resolverlo de una manera acorde con las necesidades de la ciudad. La Administración Municipal en especial la Secretaría de Vivienda Social, urgente tomen atenta nota de esta problemática para que de una manera coordinada,  se pueda desarrollar la ejecución de un programa para atender otra necesidad de la ciudad, cuyo costo en vidas humanas sería muy alto, por ello el dilema es: Desalojar o derrumbe               

No hay derecho que en Cali sigamos soportando la invasión por todos los lados, debe haber una mano muy fuerte para evitar seguir generando el problema de los asentamientos subnormales, que tanto daño le hacen al presente y futuro de  la ciudad.

Búsqueda personalizada