Proyectemos a Cali como urbe, no como pueblo

Por Editorial el Sáb, 15/04/2017 - 9:45am
Edicion
312

Editorial

Nuevamente y por segundo año consecutivo, el Municipio de Cali se paralizó los 9 días de la Semana Santa, desde antes del domingo de ramos, la gente masivamente empezó a viajar, los bancos estaban vacíos, el comercio desolado, gracias al mal ejemplo. El alcalde trabajó los dias santos, pero la Alcaldía de Cali y sus empleados pararon,  compensaron el tiempo y se fueron de vacaciones El tráfico fue disminuyendo lentamente y ratificamos nuevamente porque somos y nos tratamos como una ciudad tercermundista.    

El Alcalde Maurice Armitage el año pasado impuso está idea, de parar en actividades a la administración que ya trascendió gran parte de la ciudad, es inconveniente para una metrópoli que mira hacia el futuro.  A pesar de la presencia del alcalde, en el Edificio del CAM asustaban al no  ofrecer el servicio  normal, lo mismo los Centros de Atención Local Integrada CALI, donde la mayoría de los funcionarios se fueron de vacaciones..

Resaltamos el trabajo de la Secretaría de Gestion del Riesgo,  del tránsito, donde la Secretaria de Movilidad tuvo una destacada participación, lo mismo la Secretaría de Infraestructura y Valorización que le dedicó los días Santos, (lunes, martes y miércoles) al plan bacheo, para no afectar la movilidad en los días normales de la siguiente semana y por supuesto, el Dagma, la Secretaria de Seguridad y Justicia y la de Salud, que tuvieron gran trabajo con los cerros tutelares, pero solamente en las actividades propias de los días santos. Pero una cosa es una cosa…..

Se observó hace 1 año, que  arrancó  una equivocada  cultura urbana, los ciudadanos y los empresarios se han afectado, Cali  no se debe parar, es un error de nuestros administradores, con empleados que se fueron el viernes antes de semana Santa, cuando tienen muchas responsabilidades alrededor del municipio. La ciudad no está bien, por ello debe mostrar unos modelos de trabajo diferentes, como lo quiere el alcalde, en uno de sus principales proyectos,  mejorar los ingresos de los caleños.

El sector privado trabajó normalmente los 3 días santos de la semana, algunos compensaron el miércoles en la tarde, es una muy buena decisión para efectos de lo que es la competitividad y productividad de la ciudad y la región, pero la inactividad oficial afectó.

El descanso de estímulo en el Municipio a todos los que trabajan arduamente día y noche es merecido, podrían compensar la mitad el lunes, martes y miércoles Santo y la otra mitad, podrían tener el lunes, martes y miércoles de la siguiente semana, de esta manera no le estamos mandando un mal mensaje a toda la ciudad. Así lo hicieron las entidades nacionales, por ello, debemos crecer como una urbe y no, que nos traten como pueblo.   

 

Búsqueda personalizada