A rescatar el “pulmón” de la Plaza de toros

Por Redaccion el Sáb, 14/07/2018 - 7:33pm
Edicion
377

Redacción

Cali perdió una gran oportunidad de tener un pulmón en ese espacio de la plaza de toros

La directora del Dagma, Claudia María Buitrago, ante el Concejo municipal dijo en referencia a la construcción del centro comercial en los parqueadero de la plaza de toros, parque con afectaciones ambientales, institucionales y urbanísticas “es un hecho cumplido que se encontró la actual administración municipal y que fueron decisiones del año 2011 al 2013…..Cali perdió una gran oportunidad de tener un pulmón en ese espacio de la plaza de toros”. Caliescribe a los caleños, les presenta el ensayo, que permite demostrar que no está perdido ese parque y las equivocaciones que tienen la directora del Dagma.

raeafdbad
Mediante el acuerdo 129 de 2004 el Concejo de Cali conformó el parque central,

Mediante el acuerdo 129 de 2004 el Concejo de Cali conformó el parque central, con las áreas libres alrededor del Gimnasio del pueblo, el Velódromo y la Plaza de toros, es decir los polígonos comprendidos entre la avenida Guadalupe, la carrera 47, la avenida circunvalación y la calle quinta. Fueron declarados de interés de uso público, el área señalada, se honró la memoria del doctor Adolfo Carvajal y se denominó “gran parque central de Santiago de Cali”. El área conservará su uso especial institucional, haciendo parte del sistema del patrimonio cultural, de tal manera que tenga un plan especial para su protección patrimonial, ambiental y paisajística, entre los sistemas de espacio público y equipamiento colectivo, como lo fue determinado en el artículo 4 del acuerdo municipal.

Los terrenos de la Plaza de toros, son bienes que corresponden a los atributos del derecho a la propiedad privada, que pueden ser objeto de limitación o restricción en aras de cumplir con las funciones sociales y ecológicas que reconoce la constitución política. Una de las limitaciones a la propiedad privada está consagrada en el artículo 58 de la C. N.  en la que se establece que cuando de la aplicación de una ley expedida por motivos de utilidad pública o interés social, resultara en conflicto el derecho los particulares, el interés privado deberá ceder al interés público o social. Respecto a lo anterior debe resaltarse que este primer límite de la propiedad privada, referente a la utilidad pública o al interés social exige que exista una ley previa que defina los motivos de utilidad pública o interés social. Este requisito resulta de vital importancia para el caso que se estudia, desde el punto de vista que el Concejo , en uso de sus facultades constitucionales, definió el área legalmente con una norma, le otorgó el uso como parque.

está la posibilidad de demandar en acción de cumplimiento el acuerdo mpal, acción popular por la vulneración de derechos colectivos ambientales o a la Corte constitucional, por la inconstitucionalidad

Estos terrenos, como pulmón de la ciudad no está perdido, pues está la posibilidad de demandar en Acción de cumplimiento el acuerdo mpal, Acción popular por la vulneración de derechos colectivos ambientales o a la Corte constitucional, por la inconstitucionalidad en las licencias otorgadas Esto lo puede hacer cualquier ciudadano en ejercicio que considere que determinado acto administrativo viola la constitución política. No hay necesidad de tener un abogado, pues la acción pública de inconstitucionalidad la puede ejercer cualquier ciudadano.

adfb
nada está perdido y es cualquier ciudadano o el concejo de Cali lo haga u obligue al alcalde políticamente a presentar la demand

La norma acusada por supuesto son los actos administrativos, que son inconstitucionales, en la medida en que vulneraron la órbita con la competencia constitucional del Concejo de Cali, proferidos por el Ministerio de cultura y/o Consejo Nacional de patrimonio y/o la Curaduría urbana y/o el Municipio de Cali (planeación municipal). Las normas constitucionales infringidas precisamente tienen que ver con las funciones del Concejo municipal de Cali establecidas en la carta política

La razones por las cuales se estiman estos textos violados, porque indudablemente es la Corte Constitucional que en estos aspectos funciona como corte de cierre y no el Consejo de Estado, al ser invadida la órbita del concejo de Cali. Por eso la corte constitucional o el juez constitucional, en el caso de la acción de cumplimiento o la acción popular, pueden conocer de una demanda en este sentido. En consecuencia nada está perdido y es cualquier ciudadano o el Concejo de Cali lo haga u obligue al alcalde políticamente a presentar la demanda o también al Personero de Cali para que proceda a defender el interés público de la ciudad.

Cuando el legislador define el uso a una propiedad privada, como de utilidad pública para uso público, hace parte del espacio público de la ciudad.

No entiende la directora del Dagma, que el espacio público actual como área de utilidad pública y la aparición de nuevos espacios de uso público pero de propiedad privada o incluso de espacios virtuales de uso público, toman fuerza hoy en día, cuando hay tan baja densidad de zonas verdes/habitantes. Cuando el legislador define el uso a una propiedad privada, como de utilidad pública para uso público, hace parte del espacio público de la ciudad y fue lo que reglamentó el Concejo Municipal.

Dice la directora del Dagma, “no creo que una Curaduría le hubiera dado una licencia a un particular para construir en espacio público”. Esto fue lo que pasó, cuando no solamente fue la Curaduría urbana 3, sino también el Ministerio de Cultura y el Consejo de nacional de patrimonio, que les dieron las licencias a particulares para construir en espacio público. Esta es la irregularidad que se trata.

En consecuencia es la ciudadanía, a los Concejales, al Alcalde y al Personero, a quienes les compete iniciar la restitución de este pulmón verde del municipio a la ciudad.

 

Búsqueda personalizada