La unión de los Colombianos

Por Editorial el Sáb, 14/04/2018 - 11:12pm
Edicion
364

Editorial

La polarización política que ha venido viviendo Colombia en los últimos ocho años, la violencia en las ciudades que permite colocar a muchos municipios colombianos como los más inseguros del mundo, la corrupción del ejecutivo, el legislativo y el judicial y los últimos acontecimientos sucedidos : Asesinato de los tres periodistas ecuatorianos, la vinculación al proceso penal del líder guerrillero Santrich y la inmoralidad en los contratos de la paz de Colombia con recursos internacionales, obligan a que la cirugía colombiana para una verdadera paz, sea mayor a la elección de un Presidente. Indudablemente se requiere un nuevo pacto de unión y esto se hace a través de una Asamblea Nacional Constituyente, elegida popularmente.

Que los Embajadores de Suiza, Suecia y Noruega hayan sido lo líderes de las denuncias del manejo corrupto de los aportes de esos países y otros, preocupa para que Colombia pueda fue lo que rebosó la copa, de lo que pasa en Colombia.

Las pruebas del gobierno de los EEUU, de la vinculación de Santrich al envío de 10 t de cocaína, indudablemente dejan de ver de fondo una situación muy grave de lo que pasa en Colombia en el proceso de paz, donde la guerrilla no ha dejado de ser enlace del narcotráfico, de lograrse probar lo que pasó con el líder guerrillero. Y la vinculación a ambos problemas, del sobrino de Iván Márquez (Marlon Brando), indudablemente acaba de colocar por el suelo al partido político de las Farc, claras conexiones con las disidencias guerrilleras y desarrollando actividades de corrupción con los dineros extranjeros.

Al mundo se le vendió una paz, y los que conocemos bien el caso colombiano, sabíamos que esta está muy lejana de lograr. Ojalá podamos tener una dimensión del problema, desde el punto de vista constitucional, para que todas las fuerzas del país se puedan sentar: Políticas, sociales, académicas, comunitarias, rurales, etc, para ayudar a solucionar un problema, que es la desunión de los colombianos.

Y lo más preocupante es la alta inseguridad que se vive en las ciudades colombianas, medida en robos menores como celulares o a las mujeres, pero también en asesinatos que en algunas ciudades  se superan los 50 por 100.000 habitantes.

La Reforma a la Política y a la justicia es una necesidad imperiosa que no la puede hacer el Congreso de la República. Por eso reiteramos que un cuerpo constituyente puede ser el instrumento que en este momento necesita el país.

Habrá un Presidente en 90 días, pero el país seguirá dividido y ese nuevo mandatario, debe convocar a los colombianos, una verdadera paz estable y duradera.

Búsqueda personalizada