Pedro Causil: Realmente haré historia cuando gane una medalla olímpica

Por Redaccion el Mié, 13/12/2017 - 8:19am
Edicion
346

La mentalidad de Pedro Causil no es la de una persona del montón. En su cabeza siempre está firme la idea de ser el mejor. Ya se convirtió en el primer patinador colombiano de todos los tiempos en clasificar a unos Juegos Olímpicos de Invierno, pero el camino no termina, recién comienza porque su sueño es ganar una medalla.

Los casi dos años de estar lejos de su familia, de su novia, la también patinadora Paola Serrano y de su perro, Matías, fue tal vez lo más difícil de su proceso, pero también cambiar la técnica, dejar atrás 15 años de patinar sobre ruedas y empezar de cero con las cuchillas sobre el hielo. Sus amigos que también sueñan con los olímpicos y el apoyo de la Federación fueron fundamentales.

Ahora entrenará hasta el 24 de diciembre, cuando retornará a Colombia, para en enero regresar a Salt Lake City para ultimar los detalles de su presencia olímpica, de la que sabe será para aprender, para conocer y continuar un nuevo ciclo olímpico en el que verdaderamente espera construir el gran sueño de subir al podio para reclamar una medalla olímpica.

- ¿Qué significa ser el primer patinador colombiano que cumple el sueño olímpico?

No pienso todavía en ser el primero o en que hice historia, no, más bien me siento tranquilo porque fue una meta que me puse hace tiempo y poder cumplir ese reto se siente muy bien.

- ¿En algún momento dudó de poder cumplir el sueño?

Yo siempre tuve la convicción de que lo podía hacer, pero siempre hay factores externos que pueden complicar las situaciones, pero me supe sobreponer a todas las adversidades, tuve una mente muy tranquila, me levanté muy bien de los baches que tuve y al acordarme de todas esas cosas, la felicidad es inmensa porque tuve que pasar muchas cosas para llegar a este día.

- ¿Cómo vivió esa transición deportiva de las ruedas a las cuchillas?

Estar practicando algo durante quince años y de un momento a otro cambiarle toda la mecánica al cuerpo en tan sólo dos años, es algo muy complicado porque el cuerpo siempre recuerda hacer lo que ya había hecho durante toda la vida que es patinar sobre ruedas, entonces quitar la costumbre al cuerpo es algo que no pasa de un día para otro, es como si un arquero de toda la vida lo ponen de delantero, no va a saber moverse, es algo complejo.

- ¿Cómo vivió el pasar de ser el mejor del mundo sobre ruedas a uno más en el hielo?

Es difícil, porque fueron momentos complejos en la mente, pues no estaba acostumbrado a vivir esos momentos en los que sentía que todo me salía mal, que no avanzaba, pero todo fueron enseñanzas, porque hoy en día me acuerdo de la mejor manera de esos momentos y ahora con este objetivo en la mano, hay que pensar en lo que viene.

- ¿Qué fue lo más difícil en la adaptación deportiva?

La técnica, la verdad fue difícil coger la técnica y de hecho todavía estoy muy lejos de tener la técnica ideal porque al final cada uno tiene su estilo, pero para ser lo más eficiente posible, digamos que todavía estoy un poquito lejos.

- ¿Y en lo personal, qué lo afectó más?

Dejar la familia, mi novia, a mi perro, la verdad infinidad de cosas, amigos, el compartir en fechas especiales con la familia, pero hice todo esto porque quería, con el apoyo de todos ellos y ese es mi más grande alivio, porque les pude responder, les di esa alegría y la están viviendo conmigo.

- ¿Siente que ya hizo historia?

No, siento que hoy quedé en la historia, pero no la he hecho, el día que yo haga historia es cuando gane una medalla olímpica y yo escriba esa historia.

- ¿Qué significa no sólo clasificar, sino hacerlo en dos pruebas?

La prueba de los 1.000 la veía complicada porque el año pasado no estuve bien, pero sabía que quería correr algo más que un 500, porque ir tan lejos a sólo correr un 500, no, entonces me metí en la cabeza trabajar mucho los 1.000, concentrarme bien, enfocarme y en Canadá la semana pasada hice un registro que me permitió meterme entre los 36 clasificados y allá será algo interesante.

- ¿Cuál es el objetivo para los Juegos Olímpicos de Invierno?

Yo sé que ahora la medalla es algo muy difícil, en este momento voy paso a paso porque no voy a saltar del puesto 30 al primero, es una realidad, por eso ahora sólo pienso en mejorar mis marcas y estar lo más arriba posible.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf