La constituyente, es el nuevo camino

Por Ramiro Varela … el Sáb, 13/05/2017 - 11:38am
Edicion
316

Ramiro Varela

muchos sectores que piden cambios, las huelgas se acentúan y otros ven la necesidad del rediseño institucional de Colombia

Lenta y progresivamente está empezando la campaña electoral, para escoger Presidente de la República y nuevo Congreso dentro de un año y las proyecciones antagónicas se dan sobre la gestión realizada por el presidente Santos en estos 7 años de Gobierno, en razón a la firma de los acuerdos de paz con las FARC y la situación económica del país. Son muchos sectores que piden cambios, las huelgas se acentúan y otros ven la necesidad del rediseño institucional de Colombia, veamos.

Vamos a encontrarnos en una primera confrontación en la elección del Congreso Nacional, donde estarán todas las fuerzas definidas, con un gran dinámica del partido opositor, Centro Democrático que aspira a 30 senadores y que buscan de aliados las fuerzas Conservadoras, así como la U, Cambio Radical, Liberales, Cristianas, que pretenden tener una participación superior, para construir las mayorías en el próximo Congreso Nacional. Las encuestas muestran un gran bajón del partido del gobierno, el partido de la U, luego la elección presidencial, donde los colombianos quedaremos más fraccionados y esa división de Colombia debe dirimirse a la luz de una Asamblea Constituyente.

Las Asambleas Nacionales Constituyentes sirven para resolver algún tipo de problemas y la experiencia en España 1978, Portugal 1974, Chile 1980, Brasil 1988, y la misma de Colombia en 1991 ayudaron  a resolver problemas nacionales y específicamente termino con una clara mayoría de apoyo del país, el respeto a las reglas de juego definidas en la Carta política,  alrededor de unas nueva política, que permita el claro funcionamiento del Estado.

¿Qué es una asamblea nacional constituyente?

El Artículo 376 de la Constitución Colombiana establece que mediante ley aprobada por mayoría de los miembros de una y otra cámara, el Congreso podrá disponer que el pueblo en votación popular decida si convoca una Asamblea Nacional Constituyente con la competencia, el periodo y la composición que la misma ley determine.

La Asamblea Constituyente es una reunión nacional de delegados del pueblo, no representantes , elegidos con el objeto especifico de determinar las reglas del funcionamiento del poder público, como fundamento de su sistema político y plasmar a través de un pacto político, una nueva Constitución fijando reglas.

Los hechos políticos, sociales y económicos indudablemente obligan a que se pacte de nuevo un sistema que permita obtener la paz como un fiel superior. Esa debe ser la responsabilidad de la comunidad y para ello debe existir esa gran concertación, con grandes esfuerzos en la convocatoria, de liderazgo - coordinación en el funcionamiento y de consolidación final de la democracia.

Recordemos que las FARC desde el principio del proceso de paz, hablaron y pidieron  validar el acuerdo a través de una constituyente, que finalmente el presidente de la Republica y el Congreso se la cambiaron por el plebiscito. El presidente Uribe también había  sido partidario de la constituyente, idea que recogió una vez se dieron los debates sobre el plebiscito.

Colombia vivió hace 26 años una asamblea constituyente, que dio origen a la carta fundamental de 1991, como expresión soberana del pueblo, que fue  limitada en cuanto al poder otorgado, pero se lo tomó todo, si con responsabilidad institucional, fue  temporal, y derivado del proceso de negociación con la guerrilla del M19.

están pidiendo la reformulación de todas estas decisiones tomadas alrededor del fast track y de la constitucionalidad de los mismos acuerdos de paz

El consejo nacional gremial, presidido por el vallecaucano Santiago Castro, como presidente de Asobancaria, le envió una carta al Congreso y al Presidente de la Republica a fin de quitarle el rango constitucional que se pretende al acuerdo de paz  de la Habana firmado en Cartagena y ratificado en el teatro Colon de Bogotá. La división de Colombia es profunda, precisamente por el irrespeto que se hiciera del plebiscito, en razón a la voluntad mayoritaria de los colombianos con el No, frente a un Si, donde  finalmente se impuso el Presidente, con el apoyo del Congreso de la República y la Corte Constitucional. Esto ha sido muy discutido en el país y están pidiendo la reformulación de todas estas decisiones tomadas alrededor del fast track y de la constitucionalidad de los mismos acuerdos de paz.

Ante los problemas políticos, con una justicia que no funciona, con un congreso mal calificado, los sectores sociales que no creen en el sistema político, etc, se requiere un acto político fundacional, que constituya una unidad política según principios institucionales, en cuanto a las reglas que debe tener el país y de esta manera la voluntad de un consenso democrático se debe dar,  en un texto que finalmente se adopte, que a veces se condiciona a la convalidación del pueblo, mediante referendo o plebiscito. Poco a poco arranca el debate y serán los candidatos que se comprometan con esta solución y el pueblo que dirima la posición que lideren los protagonistas, los candidatos presidenciales.

Búsqueda personalizada