Legado: Paz con FARC , Odebrecht y polarización

Por Redacción el Sáb, 12/08/2017 - 10:13am
Edición
329
Sección
Legado: Paz con FARC , Odebrecht y polarización

Redacción.

Diríamos que el premio nobel del Presidente Santos fue el mejor hecho de su gobierno, gracias al proceso de paz con las FARC, exitoso a nivel  internacional y controvertido en Colombia. Las encuestas y la realidad económico - social del país, no lo dejan descansar tranquilo, y ante lo que se avecina en todos los frentes, especialmente por las elecciones , enfrentado radicalmente con sus jefes, los ex Presidentes Uribe y Pastrana, tendrá 12 angustiosos meses.

El proceso político del Partido de la U empieza a extinguirse, tiene el antecedente de ser orientado por su líder natural, Juan Manuel Santos, en contra de su mentor Álvaro Uribe y es por ello que la pelea es de por vida, no la arregló ni el papa Francisco, ni se podrá acabar por la polarización del electorado.

 Ya con la captura del ñoño Elías, empieza a materializarse la fractura final de este partido, con no pocas repercusiones penales, si se decide a prender el ventilador, como se anuncia nacionalmente. No pocos Ministros y congresistas de la Unidad Nacional, tendrán problemas penales y disciplinarios por el caso de Odebrecht, que envolvió a Prieto, jefe de campaña de Santos, su director de la ANI, las Ministras de Educación y Transporte, etc  y lo que viene.

Por ello, se observan situaciones difíciles al interior de la agenda del Congreso, que tienen que ver precisamente con su bancada, los actos legislativos y proyectos de ley del post conflicto con las Farc. Sus mayorías empiezan a evaporarse, en la medida en que Cambio Radical tiene proyecto propio para la Presidencia de la República, el Partido Conservador también, el Partido de la U era mayoritario en el Senado, empieza a volar por pedazos y los liberales con varios proyectos individuales ¿Y en que quedará la Unidad Nacional de Santos?

strbt

Es tarde, cuando el Presidente de la República dice: “Yo quisiera dejar al país mucho menos polarizado de lo que está……. Yo creo que lo que más le conviene al país sería poder reconciliarme con mi antecesor, el Ex Presidente Uribe…….. lo he intentado muchas veces ese acercamiento, pero no he encontrado respuesta……..”

Siembra vientos, recoges tempestades

Lo único cierto es que en política la polarización es el proceso por el cual la opinión pública se dividió en extremos opuestos, en la que las voces moderadas pierden poder e influencia. En este caso, Juan Manuel Santos ejerció una Presidencia que se la despachó políticamente, no atendió a su jefe ( ver discursos de campaña ) , ni a su electorado y no le dio  continuidad a su mayor compromiso con la Seguridad Democrática “Mano firme, corazón grande”. Por eso, la resolución de este conflicto se dará en las urnas, en las elecciones congresionales, como en las presidenciales.

Sigue diciendo Santos: “el País necesita esa reconciliación, si pudimos reconciliarnos con las Farc como no vamos a poder reconciliarnos los colombianos que infortunadamente durante 200 años de vida republicana, hemos tenido más guerras que otros países de América Latina”.

Éste es el gran error de Juan Manuel Santos, no haber hecho primero la unión de colombianos, para construir la reconciliación con las Farc. Ahora hay dos posiciones totalmente extremas que van a chocar democráticamente y seguirán divididas, pues su distancia electoral, no será muy amplia.

La jornada democrática….?

Sigue el Presidente de la República, “hay que superar la polarización para el crecimiento de Colombia”. La oposición proyecta el riesgo que tiene el país desde el punto de vista del modelo económico, social y político con las Farc.  teniendo en cuenta que quieren ser hegemónicos con sus territorios rurales para tomarse las áreas urbanas. Y es allí donde van a disputarse electoralmente los partidos políticos y las Farc esas mayorías, a fin de consolidar un manejo democrático de esas áreas y no dejárselas territorialmente a las Farc. Para el crecimiento es importante que todas esas áreas rurales tengan transparente manejo democrático, que lo debe garantizar el gobierno.

Frente al electorado, el Presidente proyecta a las Farc como adversarios, Santos y Uribe se tratan como enemigos por lo que están armando sus coaliciones, con la ventaja que el Centro Democrático arrancó primero. La clave la tendrá el pueblo colombiano, a través del voto libre en las urnas.

El otro gran legado que dejará Juan Manuel Santos es el de la polarización, que ha afectado la situación económica, crisis que también afectar el final de su mandato. Habrá un nuevo Congreso y un nuevo gobierno, pero la controversia seguirá, independiente de quien sea el ganador. Esto solamente se logrará superar, en la medida en que se convoque una Asamblea Nacional Constituyente, donde concurran todos los partidos, incluidas las FARC y se pacte la unión de los colombianos, para atraer al ELN o derrotarlo militarmente y se consolide una economía con mayor justicia social.

Búsqueda personalizada