La ascensión del Señor

Por Héctor de los Ríos el Sáb, 12/05/2018 - 8:47am
Edicion
368

P. Héctor De los Ríos L.

Vida nueva

 

SAN MARCOS 16, 14-20: “FUE ELEVADO AL CIELO Y SE SENTO A  LA DERECHA DE DIOS”

Jesús reprende la incredulidad de los Once

Después de la manifestación del Resucitado a María Magdalena (y después «a dos de ellos»), Jesús Resucitado se manifiesta, finalmente, a los once discípulos reunidos a la mesa y les reprende su incredulidad por cuanto no habían creído a las personas que lo habían visto resucitado.

Por tercera vez, Marcos se refiere a la resistencia de los discípulos a creer en el testimonio de aquéllos o aquéllas que han experimentado la resurrección de Jesús. ¿Cuál puede ser el motivo de esta insistencia de Marcos al mencionar la incredulidad de los discípulos? Probablemente para enseñar dos cosas. Primero, que la fe en Jesús resucitado pasa por la fe en las personas que dan testimonio de ello. Segundo, que ninguno debe perder el ánimo, cuando la duda o la perplejidad nacen en el corazón. - ¡Incluso los Once tuvieron dudas!

En seguida Jesús confiere la misión de anunciar la Buena Noticia a todas las criaturas. Sorprendentemente, el recuento del evangelista sobre la Ascensión del Señor es sobre la Misión. Y con razón. Pues desde el momento en que el Jesús histórico dejó a sus discípulos, son ellos, la Iglesia, quienes están a cargo ahora de extender, a través de todo el mundo, la Buena Nueva de la resurrección de Cristo. Asimismo, el Evangelio de hoy nos cuenta cómo este anuncio debe hacerse, en todas partes y en todo lugar. Es decir, las cualidades esenciales de una auténtica Evangelización -Comunicación

La exigencia que Él pone para quien quiere ser salvo es ésta: creer y ser bautizado. El Evangelio que anunciamos es una certeza y un absoluto. «El que cree... se salvará; el que se niega a creer será condenado». El punto principal del Evangelio no es sobre opiniones, o sobre preguntas, sobre problemas sin respuesta, o meramente sobre contingencias. Es una certeza confrontando a todo hombre, apelando a definiciones radicales.

No debe entonces sorprendernos que el acontecimiento de la Ascensión del Señor sea también el acontecimiento del comienzo de la misión de la Iglesia en el mundo entero: «Vayan y hagan discípulos en todas las naciones»... y así en adelante.

Algunos discípulos deseaban seguir contemplando a Jesús en el cielo. Pero Jesús los envía de vuelta a trabajar por el bien de los demás: «¿Qué hacen ustedes mirando al cielo?» En el cristianismo, contemplación y oración, apostolado y compromiso, van siempre juntos.

Por eso, la Iglesia desde hace 52 años, después del Concilio Vaticano II, celebra en este día La Jornada Mundial de las comunicaciones sociales, para que entendamos la importancia de los Medios modernos en la difusión de la Buena Nueva de la Salvación. Este año el Papa Francisco ha tomado en su mensaje el lema: “La Verdad les hará libres”- Noticias falsas y periodismo de paz-. El Papa nos invita a no dejarnos seducir por la serpiente de las noticias falsas y ser portadores de Buenas noticias y de la Verdad!

Búsqueda personalizada