El PIMU: un faro para Cali

Por Julián Velasco… el Sáb, 11/03/2017 - 5:25pm
Edicion
307

Después de varios años (más de 2 décadas) sin conocer a ciencia cierta lo que se estaba preparando con relación a la movilidad y el transporte en Cali

Después de varios años (más de 2 décadas) sin conocer a ciencia cierta lo que se estaba preparando con relación a la movilidad y el transporte en Cali, el 8 de marzo se hizo pública la versión  preliminar del Plan Integral de Movilidad Urbana PIMU Visión 2028.

Ha sido un trabajo concienzudo que obedece no solo a la legislación colombiana, tanto nacional como local de Cali sino a las tendencias mundiales basadas en la defensa de la calidad de la vida de los ciudadanos y la protección del medio ambiente. Nuestras felicitaciones a los autores del PIMU, en especial a la Arquitecta, María de las Merdeces Romero, quien su vocación profesional y decisión política, no hubiera arrancado el camino de su adopción y  al Arquitecto Urbanista Carlos González, un de sus inspiradores.

El PIMU es una propuesta a largo plazo pues cubre las acciones hasta el año 2028 y llena el ostensible vacío de todos los llamados “planes de desarrollo” que cubren solo el cuatrienio del gobernante respectivo y por tanto son solo programas de gobierno que cambian con facilidad al ser reemplazado el gobernante autor del cuatrienal “plan de desarrollo”. Es importante que las autoridades le den al PIMU la solidez jurídica necesaria  para que no se esfume en los anaqueles de los planes que nunca fueron hechos realidad por desinterés de los gobernantes.

El PIMU parte de analizar la movilidad caleña plasmada en un diagnóstico a partir del cual propone  el Plan de Acción que establece los objetivos a partir de un modelo conceptual de movilidad para la ciudad. Este se apoya en cinco subsistemas a saber: de accesibilidad universal , de movilidad en bicicleta, de movilidad en transporte público, de regulación, monitoreo y control y de movilidad en transporte privado.

La identificación programas, subprogramas y proyectos del Plan de Acción surge de una metodología científica  soportada en los análisis de indicadores. Es interesante y novedoso el que estos no hayan surgido de decisiones aleatorias y subjetivas, lo que les da mayor sustentación en el tiempo.

El PIMU establece prioridades entre los modos de transporte así: primera prioridad: no motorizado (peatones y bicicletas); segunda prioridad: transporte público y tercera prioridad: transporte privado (automóviles y motos), Para cada modo de transporte el PIMU plantea tres 3 tipos de acción: a)  dotación que corresponde a la construcción de nuevos elementos en el sistema de movilidad, b) mejoramiento o sea mantenimiento y rehabilitación y c) adecuación de los elementos existentes y optimización que busca el uso adecuado, razonable y eficiente de las redes de infraestructura tanto nuevas como existentes.

El PIMU establece como objetivos de la movilidad para Cali:

  • Integrar la política de movilidad con las políticas de desarrollo territorial y económico 
  • Mejorar la seguridad vial a partir de acciones relativas a: gestiones institucionales, la atención y rehabilitación de víctimas, la infraestructura y los vehículos
  • Garantizar la accesibilidad a las personas con movilidad reducida
  • Planificar la movilidad priorizando los sistemas de transporte público optimizado y los modos no motorizados (peatón y bicicleta)
  • Gestionar la oferta de transporte público optimizado para una integración física, operativa y tarifaria de los sistemas urbanos y metropolitanos
  • Potenciar la intermodalidad en la movilidad tanto de personas como de mercancías
  • Reducir el uso generalizado e irracional del transporte privado mediante desincentivos
  • Internalizar en el transporte privado las externalidades negativas que genera
  • Sustituir progresivamente el uso de combustibles fósiles por energías renovables
  • Fortalecer la gobernabilidad como soporte de la movilidad sostenible

Por fin tendremos una brújula adecuada para solucionar los ingentes problemas de la movilidad en Cali.  

Cada programa y subprograma va acompañado con una descripción de los proyectos requeridos para llevarlas a cabo que incluyen; horizonte temporal indicando años de inicio y terminación, costo aproximado en pesos y dólares y entidad responsable de ejecutar el proyecto. Lo anterior permite tener la esperanza que los proyectos y por tanto el PIMU no quedarán engavetados, como tantos otros planes en Colombia y que por fin tendremos una brújula adecuada para solucionar los ingentes problemas de la movilidad en Cali.

 

Búsqueda personalizada