Unidos Por el Valle

Por Guillermo E. U… el Sáb, 11/03/2017 - 11:14am
Edicion
307

 


Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


El Valle del Cauca es bendecido por su ubicación geográfica. Entre dos cordilleras, el rio que da su nombre, serpentea bañando su fértil valle, y sobre ellas, infinitos bancos de niebla arropan sus parques naturales, entregando riqueza hídrica a sus ríos, irrigando y calmando la sed de su tesoro agrícola.  

Este paraíso terrenal, ecuatorial y tropical, con sendos micro climas y temperaturas, son morada para la infinidad y riqueza de biodiversidad de flora y fauna. Una bahía natural, en su linde occidental costero oceánico del Pacifico, hospeda el más importante puerto al mar de la cuenca del futuro.

Una laboriosa y sagaz estirpe forjó su potencial. Ha estado comprometida con la agroindustria, el comercio, la industria grafica, química, farmacéutica, aseo personal, confitería y diverso sector manufacturero contribuyendo al desarrollo económico sostenible de la nación y la comarca.

La unión, tenacidad y visión de la dirigencia concibieron en el siglo veinte numerosas iniciativas de beneficio general, ejemplos de firmeza, tesón y perseverancia, liderazgo traducido en creación de entidades de referente nacional.

La CVC, corporación autónoma regional ambiental, gestora del ambicioso e indispensable embalse de regulación de aguas generando el más importante distrito de riego sin precedentes en el país, en beneficio del sector agropecuario, hoy convertida en salvaguarda medio ambiental de la comarca.

La creación de la Universidad del Valle, la más importante institución educativa estatal del suroccidente, destacada por su contribución en formaciones médicas y profesionales en ciencias, ingeniería, administración y sociales es precursora del dinámico sector educativo. La Universidad ICESI y Autónoma de Occidente, ejemplos de iniciativas privadas, con dinámico crecimiento y consolidación como centros de enseñanza superior, contribuyen con altos estándares en aportar generaciones futuras competentes y competitivas.

El Hospital Universitario del Valle, complemento de la Universidad del Valle, es el antecesor de modernos complejos hospitalarios. La Fundación Valle del Lili, registrando medio millón de atenciones anuales, clasificada entre las primeras tres clínicas de América Latina, el Centro Médico Imbanaco, consolidando su moderna edificación dotada de avanzados equipos y Coomeva, la primer organización solidaria de salud del país, son apenas tres patrones destacados del centenar de centros de salud regionales, favoreciendo la generación de empleo directo e indirecto, de alto nivel técnico.

El sector fundacional empresarial, otro referente internacional, aporta decididamente, cerrando la brecha de desigualdad e inequidad. Las fundaciones Carvajal, Alvaralice, FES, Propal, entre otras, son ejemplos de responsabilidad social brindando capacitación, bienestar y prosperidad comunitaria.

La malla vial del Valle es inigualablemente la mejor infraestructura del país. Las sociedades portuarias en Buenaventura son modernas y eficientes manejando el 60% de carga internacional del país. Los siete aeropuertos regionales, y la recién inaugurada terminal internacional del Bonilla Aragón en Palmaseca, ofrecen amplia facilidad aeroportuaria de carga y pasajeros.

Cuando los vallecaucanos nos unimos aportamos riqueza inigualable. Atrás debe quedar la herencia antropófaga de ancestrales tribus indígenas que aún persisten en el “calibalismo” del siglo XXI.

Mantener el liderazgo es el reto en conformación y apoyo en la elección de representantes al Congreso. El Valle del Cauca no puede ser inferior a otras regiones. La consigna es elegir sabia e inteligentemente en la próxima contienda electoral congresional y presidencial, a quienes verdaderamente se comprometan con la visión vallecaucana.

El futuro depende de nosotros. Ahora más que nunca debemos estar “Unidos por el Valle”

Búsqueda personalizada