Los pecados capitales de Armitage

Por Redaccion el Sáb, 09/12/2017 - 4:11pm
Edicion
346

Redacción

La expresión generalizada de la ciudad frente a su alcalde, es que la ciudad no va bien, mídalo en  todas las encuestas o por los comentarios en los diferentes círculos sociales

Al gobernante hay que decirle la verdad y más aún , cuando cumple la mitad de su mandato e inicia cuenta regresiva. La expresión generalizada de la ciudad frente a Maurice Armitage, es que la ciudad no va bien, en  todas las encuestas o por los comentarios en los diferentes estratos sociales. No solamente es por la inseguridad de la ciudad, el colapso de la movilidad, el incumplimiento en sus ofertas de campaña, sino también en la actitud del alcalde, que no corrige, que no se deja aconsejar, que ha estado maniatado por los resultados de los anteriores gobiernos, Guerrero-Ospina-Apolinar, no ha podido, ni ha querido desenredar ese nudo.

sfrdhfghnygjn
Mantiene un gabinete de bajo perfil

La relación de Maurice Armitage con el gobierno nacional es buena pero sin resultados , por falta de experiencia, conocimiento y actitud, en dos años no logró nada, en apoyo económico a su obra de gobierno. Mantiene un gabinete de bajo perfil y  mientras la vecina (la gobernadora del departamento Dilian Francisca Toro) lo logró todo ( en billones de $ ), él se quedó con el pecado y sin el género.

Veamos cuáles son sus pecados capitales:

Es soberbio, en la medida en que demuestra fácilmente el enfado frente a las personas que le expresan una contrariedad y de manera exagerada

La soberbia. Es soberbio, en la medida en que demuestra fácilmente el enfado frente a las personas que le expresan una contrariedad y de manera exagerada. Trata de disimular su desconocimiento en los temas de la ciudad, con un aparente sentimiento de seguridad o presumir conceptos propios, señalando “téngalo por seguro…” Y de esta manera está menospreciando las opiniones ajenas. No lo puede disimular, pues es una actitud de orgullo, pero es un insulto para quien conoce el tema, trata de mostrar sencillez, modestia, humildad, pero finalmente a través de los dos años la comunidad, se puede  percibir que es al contrario. El ejemplo fue su enojo descomedido con la periodista, Carmen Alicia Sarmiento.

fdcgbfbg
es avaro porque oculta información de ciudad

La avaricia. El alcalde Armitage es avaro porque oculta información de ciudad, reserva todas las dificultades que tiene el municipio, tratando de sacar su modelo administrativo a cualquier costo, cuando se comprometió con la verdad. El avaro no conoce ningún límite legal o ético para cumplir con su objetivo, si es necesario perjudicar a otra persona o pasar por encima de la ley no tiene problemas en hacerlo.

Y esto le pasa con las 21 megaobras, donde el alcalde no ha querido cumplir la normatividad con las obras, proyectó otras y adicionalmente no ha considerado ni liquidar la valorización, ni devolver los dineros sobre obras no contratadas y no construidas. Esto es una estafa y de eso no ha hablado. Y qué decir del MIO, no ha reconocido el mayor problema de Metrocali, la corrupción, no está adoptado el sistema por acuerdo municipal, en su diseño definitivo, como lo manda la norma, no ha querido reconocer el costo del cierre financiero, como si lo hizo Armando Garrido. Ver la Terminal del sur, cuya localización ya desbordó el real perímetro urbano de la ciudad y a toda costa lo quieren hacer en un sitio indebido, a pesar de que no está aprobado de conformidad al mandato legal dado por el Concejo municipal en el acuerdo 224 de 2007. Este es un mero ejemplo de estos dos casos donde la ley, se tira a la caneca de basura.

La lujuria. La ejerce el alcalde cuando impone sus ideas, posesivas respecto a sus subalternos y esto lo convierte en persona peligrosa, pues al no tener razón, puede generar comportamientos complejos y graves como violaciones a los derechos humanos, humillaciones. Ha sucedido con varios secretarios de despacho, pero el más visible fue en la relación fue con el director del Dagma Luis Alfonso Rodríguez, con quien se cometió una gran violación a su derecho al trabajo, hechos donde él tenía la razón laboral.

dsfvadsvbaadfb
gran desorden en el individuo a que lo lleva a perder el control

La ha ejercido porque ha demostrado un gran desorden en el individuo a que lo lleva a perder el control sobre sus propios actos

La gula. La ha ejercido porque ha demostrado un gran desorden en el individuo a que lo lleva a perder el control sobre sus propios actos. La sacada del presidente de Metrocali, Armando Garrido, también es un buen ejemplo de que no le pone razón a sus actos de gobierno y se deja llevar precisamente por ese desorden espiritual, que lo manifiesta llorando, como un hombre muy sensible, o con un mando sin ejercer una estructura racional en la decisión, con un costo muy alto para Cali, por ejemplo en el MIO, prefirió el caos operativo que tiene ahora y el gerencial, con un norte totalmente equivocado.

Y la envidia. Es el sentimiento que tiene más arraigado el alcalde, como enojo, experimenta la persona desearía tener para sí sólo algo que otro posee. Descarta asesores , como verdaderos especialistas en los temas de ciudad y prohibió reconocer la profesión de los subalternos y ciudadanos. Todo mundo lo igualó como Señor.

También en su relación con Dilian Francisca Toro, a quien desprecia y por ello, le envidia su poder político y su relación con el gobierno nacional. Prefirió jugar solo su partido, sin la complementariedad constitucional con la gobernadora y allí  perdió la ciudad y él, mientras la gobernación consiguió billonario "Contrato Paz" , billonario recurso para las vías, derivado de la malla vial del Valle del Cauca y otras inversiones públicas nacionales. Por esa actitud envidiosa, Cali se quedó sin nada, diríamos cero pesos en el gobierno Santos para el MIO, para la malla vial y/o megaobras (carretera al mar-avenida circunvalación), etc. Que costo tan alto?

dsvadfvbfggbnsrtbn
ha descuidado sus obligaciones  principales

Y aunque no lo crea, el último pecado capital, la pereza, también es del alcalde, porque ha descuidado sus obligaciones  principales de privilegiar lo importante y lo demuestra:

Prefiere gastar energías hacia la visita en los barrios, que lo hace sin pereza, porque allí domina totalmente el auditorio y va a tanto reunión, congreso, asamblea, primera comunión o matrimonio resulta, donde no se le controvierte. Pero , ejerce pereza mental sobre lo trascendental, pues no hay solución como resultados en Emcali, Valorización, MIO, etc.

Este es el ejercicio real de los pecados capitales más grandes que ha cometido el alcalde de Cali Maurice Armitage en sus dos años de gobierno.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf