¿Asamblea Nacional Constituyente?

Por Editorial el Sáb, 09/06/2018 - 11:27pm
Edicion
372

Editorial

Sin embargo estos triunfos han sido no ampliamente mayoritarios, luego se requiere indudablemente un procesó de apaciguar los ánimos

El proceso de paz nos generó una gran división de los colombianos, al no ser convocada la totalidad de los ciudadanos a apoyar algo tan importante como era proceso de paz con las Farc y el ELN. División a la tradicional del país, por la desigualdad social, inequidad, violencia y pobreza, tenemos este problema político adicional, que se radicó con el plebiscito, el 11 de marzo y tuvo su resultado el 11 de marzoen la primera vuelta Presidencial. Sin embargo estos triunfos deben ser refrendados en la 2a vuelta presidencial, con respaldo ciudadano, para apaciguar los ánimos y colocar a Colombia,  en una misma dirección para hacer una gran transformación nacional del país.

La campaña política se polarizó más, en la medida que salió un candidato para segunda vuelta anti establecimiento, contra el otro del establecimiento en oposición, insólitamente los triunfadores en la segunda vuelta son opositores al Presidente Santos, aunque Gustavo Petro acompañó al actual mandatario, en su elección de la segunda vuelta del 2014, ahora se ha distanciado en diferentes aspectos.

El post conflicto está en riesgo, el proceso de paz está en cuidados intensivos y no hay manera de proyectar verdaderamente la construcción de una paz estable y duradera en la medida que las áreas territoriales dejadas por las Farc, fueron copadas por otros grupos delincuenciales en el tema del narcotráfico. La violencia, la miseria y la pobreza siguen en los sectores rurales y en las grandes ciudades, lo que no es fácil superar.

Colombia necesita un GRAN ACUERDO NACIONAL para una reforma política, de la justicia y aclarar está implementación con el proceso de paz (Farc y la JEP ), en un Congreso que por 1a vez, tiene a la izquierda con un 25% de los parlamentarios. Necesario la gobernabilidad para unir  las fuerzas sociales, económicas y políticas, se puede y debe hacer con una Asamblea Nacional Constituyente.

Ha habido temor para ello y desafortunadamente lo que fue importante para el Centro Democrático en un momento y especialmente para el ex presidente Álvaro Uribe ya no lo es, el candidato presidencial Iván Duque ha propuesto unas reformas que requieren un trámite rápido, más aún cuando la reelección se acabó en Colombia y cuatro años se pasan volando.

Gustavo Petro igualmente fue partidario  de una Asamblea Constituyente y ahora se echó para atrás por la fuerza de la opinión, creyendo que iba a trabajar unas áreas diferentes, como lo hizo Chávez en Venezuela. Pero ya un gobierno con esas mayorías el 20 de julio, con el 75% de la fuerza legislativa, tendrá la autoridad política para convocar una Asamblea Nacional Constituyente que resuelva estos problemas, de tal manera que Colombia pueda proyectarse en una transformación de desarrollo económico y social. Es importante otorgarle la obligatoriedad al gobierno de tener un Plan de Desarrollo a largo plazo, mínimo a 20 años, que trascienda 5 gobiernos nacionales y está exigencia es por la vía Constitucional. Y que Departamentos y Municipios entren por este sendero legal.

Colombia debe generar un gran cambio reales en la economía, en el estado, en las relaciones sociales y políticas y por ello es urgente que refundemos el país.

Colombia debe generar un gran cambio reales en la economía, en el estado, en las relaciones sociales y políticas y por ello es urgente que refundemos el país. Desafortunadamente la situación electoral, no permite hacer esos compromisos, pero quiera Dios que de aquí al 7 de agosto, el Presidente que sea escogido, pueda  comprometerse en una hoja de ruta, que contemple estas reformas para la transformación del país.

Búsqueda personalizada