Otra evidencia de la crisis colombiana

Por María del Rosa… el Sáb, 09/06/2018 - 9:34am
Edicion
372

María del Rosario Guerra

Senadora de la República


Preocupa que Colombia aparezca registrada en el lugar 145 entre 163 naciones evaluadas, a la par de países como Siria, Afganistán, Líbano, Corea del Norte

Esta semana se conoció el Índice de Paz Global 2018, que realiza anualmente el Instituto de Economía y Paz de Australia. Preocupa que Colombia aparezca registrada en el lugar 145 entre 163 naciones evaluadas, a la par de países como Siria, Afganistán, Líbano, Corea del Norte, Paquistán, Libia y la República Democrática del Congo.

adfvbsrfedbsfd
Según este análisis, es nuestra nación la menos pacífica de todo el continente americano

Según este análisis, es nuestra nación la menos pacífica de todo el continente americano. Para entender la gravedad de la situación basta un ejemplo: Venezuela, sumida en la dictadura de Nicolás Maduro y presa del hambre, la miseria y la tiranía, ocupa la casilla 143, dos por encima de Colombia.

Ese único referente debería encender todas las alarmas.

El Índice de Paz Global mide variables como las guerras internas y externas, los niveles de violencia y criminalidad, así como la inestabilidad política y la población desplazada. Deja en evidencia, además, que los países en los últimos lugares del escalafón son víctimas de bajos niveles de transparencia y altos índices de corrupción.

Este análisis externo e independiente, libre de cualquier interés político, reafirma lo que tantas veces advertimos: el ilegítimo acuerdo entre Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc no significó la paz para Colombia. Al contrario: la impunidad, las concesiones a los victimarios y la debilidad del gobierno al momento de defender a la ciudadanía fortalecieron a las mal llamadas “disidencias”, a los grupos armados ilegales y a las organizaciones dedicadas al narcotráfico y a la minería ilegal.

aergda
Cuando en lugar de premiar al terrorista se garantizan la verdad y los derechos de las víctimas.  

El crimen reina en las zonas rurales y cada vez es más fuerte en ciudades y municipios

El crimen reina en las zonas rurales y cada vez es más fuerte en ciudades y municipios. Las redes de microtráfico se hacen millonarias expendiendo su veneno a nuestros niños y adolescentes en colegios y universidades.

Si bien termina este nefasto gobierno y el presidente responsable de que se perdiera la confianza en la institucionalidad se niega sistemáticamente a reconocer sus culpas, sería oportuno que Juan Manuel Santos y quienes apoyaron un acuerdo sin castigo para los victimarios, por lo menos reconozcan que la paz verdadera solo puede construirse cuando existe justicia, reparación y no repetición. Cuando en lugar de premiar al terrorista se garantizan la verdad y los derechos de las víctimas.  

Búsqueda personalizada