Pliegos de licitación tipo estándar, verdadera lucha contra la corrupción

Por Redaccion el Sáb, 09/03/2019 - 1:37pm
Edición
411
Sección

RFJNHG GDH
Es un gobierno que privilegia la Constitución nacional: La autonomía de los poderes y la transparencia

Redacción 

Acertadamente el Presidente de la República y a pesar de las presiones de los Gobernadores y de los Alcaldes, que inclusive han denunciado la posibilidad de demandar una medida contra la corrupción, el Presidente Iván Duque sacó vía decreto reglamentario, el modelo de pliegos de licitación tipo estándar, para que la competencia en las licitaciones sea competencia, alta transparencia y no un negocio donde muchas licitaciones iban marcadas, para un único proponente.

Es un gobierno que privilegia la Constitución nacional: La autonomía de los poderes y la transparencia, como modelo simple que si se puede modernizar el estado, falta mucho, pero para el 7º mes, es un gran avance, frente al amarre del congreso y de la política, de las decisiones y negocios del estado.

La privatización del dinero publico

Esta es una verdadera lucha contra la corrupción, pues la mermelada bajada por Senadores y Representantes a la Cámara, que gestionaban partidas presupuestales con los Ministros y demás entidades de gobierno nacional, la  convertían en licitaciones públicas amañadas por Alcaldes y Gobernadores y así lograban la adjudicación a contratistas  o a  ellos mismos, por la vía de una gran participación económica, superior al 30%

Estos contratistas no solamente se encargaban de hacer las gestiones en el orden nacional, entregarle la molida la plata en los presupuestos de los municipios y los departamentos y así lograban los compromisos, que con una llamada del Congresista al gobernante y  es te decía, casi que públicamente: Respetemos la obra al Senador o al Representante.

Este era el modelo de corrupción, que arrancaba desde lo más alto, desde los despachos ministeriales y llegaba al municipio más lejano. Todo esto lo lograban, gracias a una organización cuasi perfecta, que incluye la planeación de la obra, los diseños, la estructuración del proyecto, inscripción en el banco de proyectos, el pliego licitación y a cambio, recibía la adjudicación. Por ello no había competencia.

De esta manera los dineros nacionales se privatizaban y las obras en un máximo valor, llegaban a un 50% del presupuesto bajado.

EARSGER
En el gobierno del Presidente Santos, su debilidad en el Congreso lo convirtió en fortaleza por la “mermelada”

Santos el rey de la “mermelada”, a cambio de votos

En el gobierno del Presidente Santos, su debilidad en el Congreso lo convirtió en fortaleza por la “mermelada” con eso tuvo todos los partidos y maquinarias políticas, a su favor para pasarle todas las iniciativas como una Reforma Constitucional para el proceso de paz inconveniente en muchos aspectos para el país. Esta era la forma más sencilla como el Congresista le vendía el voto al Presidente de la República, a sus Ministros, todo para financiar la campaña y de qué manera participaban haciendo la política inviable, desde el punto de vista de los dineros que se tienen que invertir.

¿Pero qué hacían los contratistas? Los pliegos los estructuraban con un diseño especial, dependiendo de la obra, ya sea por la capacidad económica para su ejecución, la experiencia, las especificaciones técnicas de la misma, y esto derrumbaba la competencia abierta. Cuando el licitante  llegaba a competir, encontraba algo amarrado y prefería no participar, por eso muchas licitaciones públicas salían con un solo proponente. Y si esto no bastaba, los poquitos que se le medían, eran negociados para que presentarán propuestas amañadas o simplemente se les hacía retirar con un pago económico

AFRH<SDB
lograron el consenso con los gremios encabezados por la Cámara Colombiana de Infraestructura

Duque y Marta Lucia, que gran logro-…

Hacerle un gran reconocimiento al Presidente Iván Duque, a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y a la Ministra de Transporte a Ángela María Orozco, quienes lograron el consenso con los gremios encabezados por la Cámara Colombiana de Infraestructura, tener adoptado legalmente un pliego tipo, que Juan Manuel Santos no fue capaz de reglamentar la ley y dejó esto en el aire.

Es también un triunfo personal del vallecaucano Juan Martín Caicedo Ferrer como Presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, porque prácticamente su mandato gremial lo ha dirigido a luchar contra los contratos con sastre a la medida, denunciando la contratación directa y las licitaciones dirigidas a lo largo y ancho del país.

Está indudablemente es una revolución pacífica, del gobierno nacional, que con la independencia de los poderes públicos,  el fin de la mermelada, y el pliego tipo, se está colocando puntos muy altos para la historia de Colombia, en lo que es la modernización del estado.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf