5 cambios que sufrirá la educación con la tecnología

Por Redaccion el Sáb, 06/01/2018 - 2:08pm
Edicion
350

La transformación educativa avanza a un ritmo vertiginoso. En muy poco tiempo la tecnología ha tenido un gran impacto en la enseñanza, cambiando por completo el panorama de cara al futuro.

Hoy, los alumnos no entenderían una educación sin plataformas online para notas y deberes, software colaborativo para hacer trabajos grupales o el uso de redes sociales como parte de la formación.

Sin embargo, no podemos sino preguntarnos adónde nos llevará la tecnología en los próximos años. Estos son cinco grandes cambios que la educación sufrirá en los próximos años:
 

1. Las aulas desaparecerán tal como las conocemos

Ve despidiéndote de los pupitres y de las pizarras: en el futuro las clases no consistirán en pasar horas sentados. En cambio, los pupitres se adaptarán a las necesidades de los alumnos. Por ejemplo, cuando tengan problemas para concentrarse o si necesitan más espacio o un lugar para trabajos grupales, el aula se podrá adaptar.

Asimismo, los proyectores interactivos terminarán por reemplazar a las pizarras interactivas que ya existen en muchos centros. Como parte de estos cambios, las paredes también crearán espacios adaptables.
 

2. El auge de la gamificación

La gamificación -utilizar mecánicas de juego para la enseñanza- está más de moda que nunca y parece que no va a frenar. Este método de formación jugará un papel esencial en la transformación educativa en los próximos años.

Es particularmente popular en empresas enfocadas a objetivos, pero cada vez se ve más en la educación. Aunque esta tecnología es relativamente nueva en el sector, están surgiendo nuevas plataformas que harán de la enseñanza algo mucho más interactivo y divertido.

3. La realidad aumentada

La realidad aumentada cada vez se considera más un recurso educativo innovador, capaz de sumergir a los estudiantes en las asignaturas a través de entornos 4D. Las posibilidades son infinitas: desde llevar a cabo experimentos de química sin los peligros que suponen hasta conversar con nativos ingleses sin moverse del aula.

La principal ventaja es que las barreras geográficas y financieras dejarán de existir. Será mucho más barato y sencillo proporcionar a los estudiantes una formación enriquecida. También supondrá añadir sonido, vídeo e interacción a un mundo plano donde reinaba el texto.
 

4. Colaboración y flexibilidad

Herramientas como el almacenamiento en nube o Google Docs ya son una realidad de la transformación educativa. Esta tecnología ya permite colaboraciones entre estudiantes de cualquier lugar del mundo en tiempo real y reduce considerablemente el gasto de papel.

En cuanto a la flexibilidad, en el futuro será posible adaptar las tareas a los diferentes estilos de aprendizaje. De esta forma se podrán valorar las competencias de los alumnos de manera más adecuada a sus perfiles. Cada alumno tiene necesidades, fortalezas y debilidades que no pueden evaluarse de manera homogénea.
 

5. El impacto de la formación online

Hoy día, un estudiante de trece años con solo una cuenta de correo electrónico puede completar estudios gratuitos en una gran variedad de disciplinas académicas. Y gratis. Existen miles de cursos impartidos por profesores de las universidades más prestigiosas del mundo. Por eso, no habrá necesidad de pasar cuatro años yendo a clases para obtener una formación que en ocasiones puede ser repetitiva o que no se adapta del todo a los objetivos del estudiante.

Piensa hasta dónde llegará la transformación educativa: en cuatro años que dura una carrera universitaria, un alumno del futuro podrá graduarse en múltiples disciplinas a través de formación online de manera gratuita.

Búsqueda personalizada