Trescientos emprendedores caleños de zonas vulnerables fortalecen sus negocios

Por Redacción el Sáb, 05/08/2017 - 7:09am
Edicion
328

Katherine Izquierdo revisa una y otra vez  el mobiliario que recibió por parte del programa ‘Mi negocio’ de Prosperidad Social para su peluquería. Entre los insumos hay un espejo, lava cabezas y la silla para hacer el pedicure. Ella es una de las beneficiarias de este programa que incluyó a 300 emprendedores de la ciudad que viven en zonas vulnerables.

“Yo aprendí sola todo lo de belleza, empecé pintando uñas. Hoy hago peinados y todo lo de peluquería. Esta es una gran ayuda para mi negocio que va a funcionar en mi casa. Con la capacitación aprendí a manejar mejor las cuentas, atender bien los clientes y a darme a conocer”, expresó Katherine, quien vive en el barrio Llano Verde y sueña con tener una salón de belleza grande y generar empleo.

El programa ‘Mi negocio’ de Prosperidad Social impulsa emprendimientos con capacitación, asesoría y seguimiento. Está en Cali gracias a la gestión de la subsecretaría de Territorios de Inclusión y Oportunidades (TIO), que se articuló con el ente nacional para dar a conocer la necesidad de apoyo a todos los emprendedores en zonas vulnerables de Cali: “La estrategia TIO focalizó los territorios de alta vulnerabilidad para que llegara este programa, para que recibieran capacitación, asesoría y capitalización en activos fijos para promover sus negocios”, explica Juan Camilo Cock, subsecretario de TIO.

El programa ya arroja resultados positivos. Así lo confirma Luis Carlos Pineda, un artesano que fabrica hamacas y chinchorros. Él dice que aprendió a tejer y que ocasionalmente vendía sus productos, y que hoy tiene un negocio conformado y vende a otras ciudades como Ipiales: “Yo participé en una convocatoria promovida en la sede educativa de Nuevo Latir y fui seleccionado. Hoy le doy gracias a Dios porque la capacitación ha sido muy importante para crecer mi negocio”.

Lo mismo opina Ingrid Campaz Mina del barrio Llano Verde. Ella se presentó con un emprendimiento de comidas rápidas y fue seleccionada: “Prosperidad Social además me dio la oportunidad de proveer los refrigerios a los compañeros que están dentro del programa ‘Mi negocio’, lo que ha sido fundamental para el desarrollo de mi emprendimiento”. Agregó que espera tener un local propio y generar empleo a población vulnerable.

A través de este programa, Prosperidad Social apoya con capacitaciones, asesorías, seguimiento y recursos unitarios de $2.000.000 para fortalecer cada uno de los emprendimientos. En el acto de entrega de insumos, el director nacional Nemesio Roys Garzón anunció la ampliación de 2.000 a 3.300 cupos para el Valle del Cauca.

Esta gestión, realizada por la subsecretaría TIO, equivale aproximadamente a $1.500 millones para los 300 emprendimientos.

Búsqueda personalizada