En número de muertos, 2018, ciudad tercermundista

Por Redaccion el Sáb, 05/01/2019 - 7:27am
Edicion
402

Redacción 

Cali con 1157 muertos en el año 2018, es la primera ciudad en Colombia con número de personas asesinadas, lo sigue la gigante Bogotá con 1041, Medellín con 626 y Barranquilla con 311 asesinatos. 

Si nos vamos por la tasa por 100,000 habitantes, Cali tiene 47.3 homicidios por 100,000 habitantes, Medellín 22.1, Barranquilla 23.7  y Bogotá, 12.7 homicidios por 100,000 habitantes. De esta manera Cali duplica a Medellín, ciudad similar en población, violencia, economía e informalidad. 

Y Cali, con 47 homicidios/100 mil hab. está muy lejos del promedio nacional, por esto , el numero y el deshonroso lugar de ser la ciudad más violenta del mundo, se precisa que el Municipio no está haciendo lo suficiente. El solo presupuesto anual que por ejemplo en el 2019, será de $70 mil millones, mientras Bogotá superó en el 2018 los $500 mil millones y Medellin los $300 mil millones...y por actitud, el alcalde de Medellin , le llaman el primer policia de la ciudad....Esa es la gran diferencia.

Pregunta . ¿Porque Medellín si pudo disminuir la tasa de asesinatos de los 90  y Cali no, teniendo en cuenta que Medellín tuvo una ola de violencia superior.?

El caso de Bogotá es de admirar, lenta y progresivamente va tomando el rumbo de ser una ciudad que va a alcanzar a las grandes metrópolis con muy bajos homicidios por 100,000 habitantes. Esa estadística del 12.7 indica que Bogotá estaba andando en el camino correcto. 

Consultada la alcaldía de Cali a través de la Secretaría de seguridad sobre la manera como las ciudades colombianas si han podido superar el problema de la violencia y Cali no, la respuesta la dio el secretario de Seguridad, Andrés Villamizar 

“La tasa en Medellín este año fue de 24,7. Llevan 3 años consecutivos de aumento. Cali lleva 5 años consecutivos de reducción. Sigue siendo la más alta de las ciudades principales. Pero vamos mejorando. Tenemos claro cómo hacerlo. Lo importante es mantener las buenas políticas y contar con el apoyo del gobierno nacional y la fiscalía como de hecho está ocurriendo”

Como se observa Cali no da respuesta, económica, social o política. Es decir, sí debe militarizar, si debe invertir los niveles presupuestales que han hecho Bogotá, Medellín y Barranquilla para bajar su tasa de violencia o programas sociales de trascendencia.

Lo importante no es mantener las políticas, lo trascendental es transformar la caracterización que tiene Cali como una ciudad violenta.

No se observa un alcalde enfrentando con fortaleza el crimen como se observa al  alcalde de Medellín, o como ejemplo a  los diferentes alcaldes de New York para hablar de una ciudad compleja desde el punto de vista de seguridad, donde los alcaldes se la han jugado precisamente por desarrollar unas claras políticas en contra de la violencia.

Aquí no, queremos ir con unos modelos de decrecimiento de homicidios, atracos, etc , a tasas muy pequeños, será esta nuestra cultura vallecaucana ?

Esto es vergonzoso en el ámbito nacional e internacional, frente a los muertos, frente a la ciudad, el futuro los hijos y  en referencia al mundo

Búsqueda personalizada

aerdhbadf