Estricto control sobre las curadurías urbanas actuales

Por Benjamin Barne… el Sáb, 04/08/2018 - 11:55pm
Edicion
380

 


Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle. Ha sido docente en Univalle y la San Buenaventura y la Javeriana de Cali, y continua siéndolo en el Taller Internacional de Cartagena, de los Andes, y en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en Caliescribe.com desde 2011.


El Municipio debería adquirir ya los lotes necesarios para el nuevo equipamiento urbano previsto para los próximos años y, por otro lado, es necesario cambiar la reglamentación urbana existente de usos del suelo, ocupación en primer piso, aislamientos y alturas máximas permitidas. También es preciso actualizar, simplificar y sintetizar las normas arquitectónicas. Reglamentación y normativa que por supuesto debería regresar a la Secretaría (Dirección) de Planeación, o al menos que esta lleve a cabo un estricto control sobre las curadurías urbanas actuales, las que al menos deberían operar únicamente por sectores urbanos de la ciudad y no indiscriminadamente en ella.

equipamiento urbano, como lo son las estaciones de policía, bomberos, puestos de salud, colegios, escuelas, centros deportivos, oficinas administrativas y demás, debería estar a lo largo de un nuevo eje urbano y vial

dvdsVdsvdv
lleve a cabo un estricto control sobre las curadurías urbanas actuales

Este nuevo equipamiento urbano, como lo son las estaciones de policía, bomberos, puestos de salud, colegios, escuelas, centros deportivos, oficinas administrativas y demás, debería estar a lo largo de un nuevo eje urbano y vial, norte-sur, usando el actual corredor férreo, y habría que mejorar el acceso peatonal desde él al equipamiento existente que esté cerca, como es el caso de la Universidad del Valle y sus alrededores. Igualmente los nuevos centros comerciales deberían estar preferiblemente sobre dicho corredor o cerca al mismo, en donde se tendría la mayor densidad de usos o, por lo contrario, cerca a los extremos del área urbana de la ciudad, especialmente en sus partes mas anchas.

Y, por otro lado, es necesario cambiar la reglamentación de usos del suelo, evitando la obsoleta zonificación actual y favoreciendo la convivencia de viviendas, de diversos estratos pero en vecindarios algo diferenciados, evitando así la formación de grandes guetos socio económicos, y además incluir otros usos compatibles con la vivienda.

Es decir,  insistiendo en que los nuevos usos diferentes a la vivienda no sean molestos para misma, ni excluyentes entre sí, debido a los diferentes tipos de contaminación que generen, como la del aire y el ruido ajeno, pero también la visual, y que su accesibilidad vial y  estacionamientos públicos no causen problemas a los vecinos.

nuevos conjuntos de vivienda se permita mayor ocupación en los primeros pisos sobre las vías

vdsSVQqwdwfef
se deberían permitir edificios de mayor altura pero aislados por todos sus costados

Igualmente es preciso que en los nuevos conjuntos de vivienda se permita mayor ocupación en los primeros pisos sobre las vías, para conformar una plataforma básica y continua de uso comercial y de zonas comunes, y no incómodos e inseguros apartamentos además faltos de privacidad. Así, en lugar de inútiles antejardines, los que con mucha frecuencia terminan ilegalmente ocupados, se podría dejar más área libre en el interior de las manzanas. Y la altura de sus diferentes edificios debería ser variada, y no la misma, mas sin rebasar los siete pisos, en la mitad del frente del lote, y cuando se generen culatas laterales, que estas tengan los mismos terminados de las fachadas principales.

a todo lo largo del nuevo corredor propuesto, se deberían permitir edificios de mayor altura pero aislados

Sólo en ciertas partes de la ciudad, como a todo lo largo del nuevo corredor propuesto, se deberían permitir edificios de mayor altura pero aislados por todos sus costados, los que tendrían estupendas vistas a la cordillera y al valle del río Cauca, el que en esta parte presenta su mayor anchura. Y, además, habría que prohibir radicalmente los edificios en el piedemonte de la cordillera, en donde inevitablemente serian dependientes del automóvil particular, en el que únicamente debería haber viviendas unifamiliares aisladas y en grandes lotes. Así no se alteraría el bello paisaje natural de Cali ni se impediría que baje a la ciudad la bienvenida brisa fresca al atardecer. 

Búsqueda personalizada