Cali – Jamundí, especulación inmobiliaria

Por Carlos Botero el Sáb, 04/05/2019 - 4:18pm
Edicion
419

perfil_bt

Por Carlos Enrique  Botero Restrepo

Arquitecto Universidad del Valle; Master en Arquitectura y Diseño Urbano, Washington University in St: Louis.

Profesor Maestro Universitario, Universidad del Valle. Ex Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Valle (de2012 a 2015) y Director del CITCE (Centro de investigaciones Territorio Construcción Espacio) de 2006 a 2010.


<SDFBFGN
Por ahora el tema parece superado o archivado pero no olvidado.

Una línea ondulante que en su extremo noroccidental arranca con un condominio de dudosa ortografía disfrazado de club de vivienda, justo al pie del río Pance , y remata en su extremo suroriental en la glorieta de Alfaguara, en Jamundí, delimita exactamente el trayecto de la ampliación de la avenida Cañasgordas que propuso la gobernadora del Valle del Cauca adelantar por valorización.

Por ahora el tema parece superado o archivado pero no olvidado. En cualquier momento podrá saltar como liebre, sin avisar, y reiniciar el amenazante proceso cuasi confiscatorio.

Mientras tanto, el arrollador proceso urbanizador –que no es desarrollo urbano sino especulación inmobiliaria- pone su mojón justo frente a la glorieta. En efecto, Constructora Bolivar desplegó para la semana del 1 de Mayo todo su arsenal de avanzada promoviendo su nuevo gran proyecto (de vivienda “verde”?) para el futuro inmediato: “espere algo muy especial”, dice la valla como para empezar a calentar motores. Por supuesto que no van a anunciar cómo será la congestión vehicular desde el comienzo de las obras, a lo largo de ellas y cuando se ocupe –si es que venden lo que ofrezcan- para presionar más la ampliación de la Cañasgordas y ahí sí, que la valorización la paguen los propietarios de los nuevos inmuebles y no la actual dueña, Constructora Bolívar. Ni más faltaba.

Pensando con toda libertad, puede asegurarse que los terratenientes de esta subregión tuvieron mucho peso en la decisión de la gobernadora Toro presionando para detener el proceso de cobro por valorización de la ampliación de la Cañasgordas, para que se haga por cuenta del erario o se reliquide esa contribución cuando ya se tenga vendido a los cientos de nuevos propietarios los apartamentos y locales que brotarán próximamente de estas fértiles tierras.

Se recomienda hacer un recorrido por la carretera Cali-Jamundí –ahora prácticamente una vía urbana- y registrar los siguientes hechos:

A unos treinta metros después del río Jamundí  -límite entre los dos municipios- se encuentra a altura de peatón una modesta valla que anuncia el inicio del perímetro urbano de esta población. Aunque aún con un buen volumen de cañaduzal a lado y lado, puede divisar al fondo, a la derecha, Pangola, multifamiliares en venta por Constructora Bolívar. No es difícil concluir que desde allí sus proyectos inmobiliarios se unirán con la obra que están iniciando y anunciando frente a la glorieta de Alfaguara, y quedarán por fin unidas transversalmente las dos vías de conexión entre las dos ciudades.

ARHTHTT
Después, regresando a Cali por la misma vía principal tendrá a la derecha todos los nuevos desarrollos de Constructora Meléndez, Jaramillo y Mora

Después, regresando a Cali por la misma vía principal tendrá a la derecha todos los nuevos desarrollos de Constructora Meléndez, Jaramillo y Mora, El Castillo, que algún se conectará hacia su extremo oriental con la prometida prolongación de la Avenida Ciudad de Cali, aquella que ahora llega en doble calzada hasta el río Lili (Carrera 100) y que se convertirá en un sola calzada hasta Jamundí. Ya habrá gobernador (a) que proponga hacer la  segunda calzada por valorización. Es cuestión de “simetría territorial”.

Por estos meses y por lo menos hasta diciembre, si es que cumplen gobierno municipal y contratistas, lo que se demoren en la ampliación de la Cali-Jamundí, la Cañasgordas está repleta en ambos carriles. Se circula en rigurosa fila india aunque se puede mantener una velocidad de 60 km/hora salvo accidente o percance eventual. Un buen volumen de vehículos, viajando hacia Cali están tomando esta alternativa.

Entre tanto, alcaldes y gobernadora están concentrados, con acelerador a fondo, en terminar lo poco o mucho de obras que iniciaron hace tres años, lejos de sentarse a trabajar en los proyectos comunes que resuelvan los problemas metropolitanos que se insiste en aplazar o desconocer.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf