Área metropolitana goza de permanente informalidad

Por Carlos Botero el Sáb, 03/11/2018 - 9:06am
Edición
393
Sección

perfil_bt

Por Carlos Enrique  Botero Restrepo

Arquitecto Universidad del Valle; Master en Arquitectura y Diseño Urbano, Washington University in St: Louis.

Profesor Maestro Universitario, Universidad del Valle. Ex Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Valle (de2012 a 2015) y Director del CITCE (Centro de investigaciones Territorio Construcción Espacio) de 2006 a 2010.


Hay en ciudades como Cali, con una clara jerarquía regional alrededor de la cual orbitan otras de diverso tamaño, cualquier cantidad de eventos cotidianos que clasifican como hechos metropolitanos.

terminalitas desde donde parten y adonde llegan los recorridos de transportadores informales en toda clase de vehículos.

sdberDBAD
Son hechos metropolitanos, así sean clasificados informales y son crecientes

Basta registrar las entradas al área urbana desde los cuatro puntos cardinales donde se han establecido de manera permanente las denominadas terminalitas desde donde parten y adonde llegan los recorridos de transportadores informales en toda clase de vehículos.

También de manera informal, cientos de habitantes de las áreas rurales del municipio de Cali y de las de sus circunvecinos, que llegan a los alrededores de las plazas de mercado –que para ellos y para sus clientes son también la plaza- ocupan un espacio que se repite de manera cumplida y se hace habitual. Son hechos metropolitanos, así sean clasificados informales y son crecientes, aparentemente insustituibles a pesar de todos los amagues de las autoridades locales por erradicarlos mediante operativos de efecto pasajero.

Desde la formalidad institucional también se puede hacer un largo listado de actividades que corroboran la condición de núcleo regional. La universidad, la arquidiócesis, las entidades departamentales del Valle del Cauca  y las sedes de las ligas deportivas, el estadio Pascual Guerrero, la sede de la Asamblea Departamental, los eventos culturales de cobertura regional, nacional y convocatoria internacional, son algunos de los hechos representativos de esa centralidad.

Se puede asumir que la condición de centro orbital de una región que converge alrededor de Cali se tiene desde su misma fundación en la cabecera del valle geográfico del río Cauca, recostada a la cordillera Occidental. Su función de cruce de caminos para conectar al país con la cuenca del océano Pacífico, a pesar de su dependencia política y administrativa de Popayán hasta 1910, determinaron para los siglos que van corridos hasta ahora ese papel que se manifiesta en hechos como los mencionados.

RT6JE7Y
Una serie de decisiones propias del manejo territorial desde el Estado y desde la iniciativa privada ligada al ejercicio del poder político regional

la Real Cédula del año 1559 mediante la cual se concede escudo de armas a la naciente ciudad, registra la desde entonces inseparable relación de Cali con la bahía de Buenaventura

La misma descripción que hace la Real Cédula del año 1559 mediante la cual se concede escudo de armas a la naciente ciudad, registra la desde entonces inseparable relación de Cali con la bahía de Buenaventura cuando exige que “… a la mano derecha de la parte de abajo esté una ciudad de oro… y en lo bajo de dicho escudo esté un puerto de mar con una nao surta a la boca de un río…” No importa que el puerto como tal siempre fue precario hasta bien entrado el siglo XX, las orillas de la bahía servían la función. Pero desde ahí se acunaba la relación que hoy llamamos de núcleo metropolitano, la misma que se acentúa cada vez que se tecnifican más los servicios portuarios.

Una serie de decisiones propias del manejo territorial desde el Estado y desde la iniciativa privada ligada al ejercicio del poder político regional, corrobora a lo largo del siglo XX -y pasa de largo al presente- la condición de Cali como núcleo de lo que hoy se llamaría área metropolitana, que existe en la práctica pero que no tiene reconocimiento institucional.

En un ejercicio de memoria libre se podría hacer un listado que empieza con la implantación de la zona industrial de Yumbo a orillas del río Cauca. Fue creada para dar cabida a las industrias que por el tamaño de sus instalaciones no cabían dentro del trazado de la ciudad que limitaba su oferta predial a los barrios San Nicolás, Obrero y al mismísimo Industrial en el borde oriental de la línea férrea. Se trataba de la nueva zona industrial de Cali localizada en un municipio vecino. También el primer aeropuerto con vuelos internacionales –se denominaba Calipuerto- se localizaba en otro municipio vecino, Candelaria (hoy la Central de Abastos más grande, Cavasa. El nuevo se levanta en Palmira –algún periodista local lo adjetivó con la frase “que sirve a Cali” y así se quedó-. También a Palmira fue a dar el único estadio de fútbol privado del país; a Yumbo el Centro de Convenciones levantado por la Cámara de Comercio de Cali. La oferta de vivienda masiva para todos los estratos socioeconómicos de Cali está dominantemente localizada en Jamundí, Puerto Tejada, Candelaria, Palmira y aún Yumbo. Todo con Cali, desde Cali y por Cali. Y el área metropolitana goza de permanente informalidad.

ARFB ADSV
una alternativa apropiada para superar los obstáculos reales e imaginados de estructurar un área metropolitana,

la aprensión que causa en los once municipios circunvecinos el sentirse bajo el dominio de la capital

Visto en profundidad se puede afirmar que una de las razones para que no exista formalmente lo que se llamaría Área Metropolitana de Cali está relacionada con la aprensión que causa en los once municipios circunvecinos el sentirse bajo el dominio de la capital, toda vez que para los respectivos alcaldes y concejos municipales así como están las cosas les viene bien para ampliar la base fiscal de cada uno, asegurándose un creciente número de propietarios que pagarán predial per saecula saeculorum quienes actúan en Cali y pernoctan en cada uno de ellos.

Quizás la implementación y desarrollo de la nueva condición de Cali como Distrito Especial Deportivo, Cultural, Turístico, Empresarial y de Servicios, se interprete como una alternativa apropiada para superar los obstáculos reales e imaginados de estructurar un área metropolitana, no de Cali sino del sur del Valle y norte del Cauca.

Búsqueda personalizada